“Sobrealimentarse” de productos saludables también puede causar aumento de peso

Nada en exceso es recomendable, ni siquiera los alimentos más saludables y benéficos. Un excesivo consumo de alimentos ricos en grasas saludables como es el caso de los frutos secos, cereales integrales, aguacates, chocolate, semillas y otros, su alto valor calórico puede ser causa directa de aumento de peso ¿La principal razón? Es fácil comerlos en exceso y olvidarse de las porciones

Estos alimentos brillan por su densidad en nutrientes, son saciantes, verátiles y aceleran el metabolismo. El secreto radica en vigilar las cantidades de consumo y leer las etiquetas nutricionales.
Estos alimentos brillan por su densidad en nutrientes, son saciantes, verátiles y aceleran el metabolismo. El secreto radica en vigilar las cantidades de consumo y leer las etiquetas nutricionales.
Foto: Foto de Jonathan Borba en Pexels / Pixabay

Nada en exceso es bueno, inclusive los alimentos más saludables. Si bien, es innegable decir que actualmente la tendencia para bajar de peso de manera sostenible y a largo plazo se inspira en el consumo de alimentos densos en nutrientes y en un estilo de vida saludable; es un hecho que cada día tenemos más información disponible que nos invita a tomar las mejores decisiones y lograr cumplir con nuestras metas personales. Ahora bien, siendo honestos así como existen muchos hábitos útiles, también hay algunas costumbres “ocultas” que solemos considerar como saludables y en realidad pueden hacer que aumentemos de peso. Uno de los principales es que exceso en el consumo de alimentos sanos, que nos hacen creer que por ser buenos para la salud y el metabolismo podemos comer tanto como queramos.

La realidad es que estos hábitos suelen pasar completamente desapercibidos y pueden se verdaderamente frustrantes, y claro retrasar cualquier buen resultado. Lo cierto es que ninguno pensaríamos que comer en exceso alimentos saludables puede hacer que aumentemos de peso, la verdad es que claro que pueden intervenir. Aunque estos alimentos pueden ser bajos en azúcar o grasa y estar llenos de nutrientes útiles, el problema principal de consumirlos en exceso es que aumentar el consumo calórico cuando no se tiene cuidado con las cantidades que se consumen.

De acuerdo con información liberada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), no se trata de comer menos alimentos para perder peso, sino de encontrar alimentos saludables, coloridos y de temporada que sean más bajos en calorías y aún más ricos en nutrientes. Lo cual de cierta manera invita a las personas a seguir una dieta integral, natural y en medida de lo posible basada en plantas. Si bien es un esquema de nutrición completamente saludable y que se relaciona con numerosos beneficios para la salud, en muchos casos cuando no se sigue una dieta equilibrada puede causar que se consuman en exceso alimentos de gran potencial calórico.

Si bien las frutas y las verduras serán siempre el mejor aliado, la realidad es que por más que se integren de manera abundante en la dieta, el común denominador de las personas suelen aburrirse de ellas al seguir una dieta y apuestan por consumir más de otros alimentos saludables que resultan más atractivos. Algunos de los más claros ejemplos son los alimentos ricos en grasas saludables como el aguacate, chocolate oscuro, aceite de coco, aceite de oliva, los cereales integrales, los frutos secos y las semillas. Es muy importante aclarar que sus cualidades nutricionales y propiedades terapéuticas son innegables, el problema viene cuando se consumen sin cautela alguna. Su alto contenido calórico puede provocar aumento de peso, derivado de un excesivo consumo de calorías al final del día.

De acuerdo con los expertos, los alimentos con los que es necesario tener especial cuidado son las fuentes de grasas saludables como son las nueces, almendras, piñones, mantequillas de nueces, aguacates, mezclas de granolas y frutos secos. Si bien es incuestionable que forman parte fundamental de una dieta equilibrada y son el perfecto complemento para potenciar la salud e inclusive prevenir enfermedades: es fácil comerlos en exceso y olvidarse del tamaño de las porciones.

Actualmente la oferta de alimentos saludables es inmensa y sin lugar a dudas llegaron a hacernos el camino más sencillo. Sin embargo, hasta con las mejores opciones tenemos que ser muy cautelosos; por ejemplo: Back to Nature Harvest Blend es una de las mezclas de frutos secos más saludables que se puede encontrar en la tienda de comestibles, pero aún así viene con 11 gramos de grasa por porción de 1/4 de taza. Cuando considera que la ingesta diaria recomendada de calorías de grasa es de aproximadamente 44 a 77 gramos, es mucho más sencillo ver como en 4 simples cucharadas de frutos secos sería fácil acumular demasiadas calorías en el día. Sin mencionar, las provenientes de todo el resto de los alimentos.

Aunque los refrigerios “ricos en nutrientes” como granola, avenas, cereales, frutas secas o barras energéticas a veces pueden ser un gran complemento para cumplir con nuestros objetivos de salud, también pueden generar demasiadas calorías o azúcar agregada si se consumen en grandes cantidades. No olvidemos siempre crear el hábito de leer las etiquetas nutricionales.

Vale la pena aclarar que el aporte calórico de estos super-alimentos, les hace justicia gracias a su poderoso contenido en nutrientes y en realidad son básicos en todo plan de adelgazamiento sostenible. Además, siempre serán la mejor opción en comparación con cualquier alimento ultraprocesado o comida rápida. De hecho su consumo mesurado, se asocia con grandes beneficios para bajar de peso: son saciantes, repletos de nutrientes esenciales , aceleran el metabolismo, son poderosos quema grasas y combaten los antojos por alimentos procesados ¿El secreto? Se cauteloso con las porciones e intégralos de manera inteligente en la dieta, como un delicioso y abundante complemento en jugos, licuados, avena, con yogurt, panadería y postres saludables, en guisados y ensaladas.

Te puede interesar: