Halloween y COVID: 5 tips para que los niños celebren con riesgo mínimo

Halloween es una fiesta con mucha tradición en diferentes partes del mundo. Desde que inició la pandemia de COVID-19 la celebración de este día ha sido un poco distinta, y este año no será la excepción

Mantener las actividades de Halloween al aire libre es una buena opción para que los más pequeños se diviertan.
Mantener las actividades de Halloween al aire libre es una buena opción para que los más pequeños se diviertan.
Foto: Getty Images

Hay dos ventajas en la celebración de Halloween: el festejo puede mantenerse al aire libre y las mascarillas pueden convertirse en parte del disfraz. Es importante que los padres de los más pequeños, que aún no pueden recibir una vacuna contra COVID, se ocupen de mantener la celebración en términos seguros este 2021. Estos son algunos tips para que los niños celebren con riesgo mínimo una de las fechas más esperadas del año.

Mantener las actividades al aire libre

Si es posible mantener todas las celebraciones de Halloween al aire libre, el riesgo de que los niños enfermen de COVID-19 se reduce al mínimo. Claro que el clima es determinante para ello, pero en vecindarios de casas individuales pedir dulces en las puertas puede ser seguro, le dijo la doctora de emergencias Leana Wen a CNN. El truco está en no entrar a la casa de nadie ni a edificios de apartamentos donde sea necesario recorrer pasillos o subir ascensores.

Quienes planeen repartir dulces en sus vecindarios podrían crear paquetes individuales para reducir al máximo el contacto de las manos con las golosinas.

Reunirse sólo entre personas vacunadas

La doctora Wen sugiere que las reuniones en familia con personas completamente vacunadas pueden ser seguras. “Puede haber algunas familias en las que, en general, todos estén sanos y estén vacunados. El riesgo de que alguno de los miembros de la familia se enferme gravemente en ese caso es bajo. Puede ser razonable decidir que una reunión interior con amigos está bien, especialmente si todos los amigos y sus padres también están vacunados”, aseguró la experta a la publicación.

Actividades como ir al cine, a una fiesta o a una casa encantada tienen un riesgo mayor que también depende de las tasas de transmisión de la ciudad donde vivas. Entre mayor sea el índice de transmisión y el número de asistentes, y si el espacio no está bien ventilado, el riesgo aumenta aún más.

Vacunar a los niños de 5 a 11 años antes de Halloween

Es probable que la vacuna de Pfizer y BioNTech contra COVID-19 para niños de 5 a 11 años de edad logre la autorización de emergencia de la Food and Drug Administration (FDA) en Estados Unidos antes de Halloween. En ese caso sería muy bueno que los padres vacunaran a sus hijos, dijo la doctora Wen, pero “incluso si los niños pueden recibir sus primeras vacunas justo antes de Halloween, no se considerarán completamente vacunados hasta dos semanas después de su segunda vacuna”, por lo que las precauciones deben mantenerse al máximo.

No olvidar las medidas de seguridad

Independientemente del estatus de vacunación, las medidas de prevención para no enfermar de COVID-19 deben seguir observándose. Los niños mayores de dos años deben usar una mascarilla, de preferencia KN-95, mantener la distancia social y usar alcohol desinfectante para manos o lavárselas frecuentemente, especialmente si están en contacto directo con otros niños o si tocan superficies de uso común como los picaportes de las puertas.

Caminar con amigos y sus padres

La doctora Wen sugiere que caminar por los vecindarios al lado de los amigos y en compañía de los padres es una actividad segura, más si los adultos y adolescentes ya están vacunados. El paseo puede terminar con una pequeña reunión en un parque para convivir durante un rato.


Lee más: