VRS: Los síntomas del Virus Respiratorio Sincitial en los niños que no debes ignorar

Además del COVID, las autoridades de salud están en alerta ante la presencia de esta infección que perjudica el aparato respiratorio y que puede incluso desarrollar neumonía en los menores

Las autoridades advierten de un aumento de casos de Virus Respiratorio Sincitial en niños.
Las autoridades advierten de un aumento de casos de Virus Respiratorio Sincitial en niños.
Foto: Pixabay

Si tienes niños en casa debes saber que no sólo el COVID-19 puede afectar negativamente su aparato respiratorio: la infección por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) puede provocar una enfermedad grave que requiera de hospitalización inmediata. Algunos de los síntomas del VRS que no debes ignorar han sido descritos por los expertos de la Clínica Mayo.

Inicia como un resfriado común

El VRS puede afectar a niños y adultos. En pequeños sanos mayores de 2 años puede causar síntomas parecidos a los de un resfriado, entre ellos:

  • Nariz congestionada o que gotea.
  • Tos seca.
  • Fiebre baja.
  • Dolor de garganta.
  • Estornudos.
  • Dolor de cabeza.

Estos signos suelen aparecer entre cuatro y seis días después de exponerse al virus, que puede afectar los pulmones. Según la Clínica Mayo, es un virus muy común, tanto que la mayoría de los niños ya se habrán infectado al cumplir 2 años de edad.

El VRS grave

Tanto en adultos mayores como en los bebés de 12 meses o menores, que nacieron prematuros o tienen un sistema inmunitario debilitado, es probable que el VRS cause una infección grave y se extienda al aparato respiratorio inferior, con lo que pueden presentarse casos de neumonía o bronquiolitis. En este caso los síntomas pueden ser:

  • Fiebre.
  • Tos intensa.
  • Sibilancia al respirar (un sonido agudo que se escucha en la exhalación).
  • Respiración rápida o dificultad al respirar.
  • Cianosis o color azulado de la piel por falta de oxígeno.

Particularmente los lactantes sufren VRS con mayor gravedad. En este caso los padres deben estar atentos a las siguientes señales: