El centeno, mejor que el trigo en tu dieta cotidiana para perder peso

No todos los cereales son iguales, es ben sabido que apostar por las variantes integrales es una gran adición dietética para mejorar la salud. Un nuevo estudio de la Universidad Tecnológica de Chalmers en Suecia, comprobó que el consumo de productos de centeno integral, en sustitución de los productos de trigo refinado: aumenta la pérdida de peso y grasa corporal

El consumo de productos de centeno integral, beneficia la salud digestiva, intestinal e inmunológica. La principal razón es su excepcional contenido en fibra.
El consumo de productos de centeno integral, beneficia la salud digestiva, intestinal e inmunológica. La principal razón es su excepcional contenido en fibra.
Foto: Photo by Kim Cruickshanks on Unsplash / Unsplash

Todo se ha dicho sobre el consumo de cereales y la pérdida de peso, sobre todo por tratarse de un alimento que de manera natural es rico en carbohidratos. Sin embargo, a estas alturas todos sabemos que no todas las variantes de cereales son iguales y las opciones integrales son una magnífica adición dietética para incrementar la ingesta de fibra y otros nutrientes esenciales. De acuerdo con un reciente estudio encabezado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Chalmers en Suecia, apostar por el consumo de productos de centeno elaborados con grano entero en lugar de sustitutos de trigo refinado puede proporcionar valiosos beneficios para la salud. Como parte de los hallazgos, descubrieron que las personas que consumían productos ricos en fibra elaborados con centeno integral perdían más grasa corporal y peso total que quienes consumían los correspondientes productos elaborados con trigo refinado.

El estudio fue publicado el mes pasado en Clinical Nutrition. Y a la fecha, se ha posicionado como el trabajo más grande aún diseñado para evaluar el impacto de ciertos tipos de granos en el peso y grasa corporal, y el primer bloque del estudio se centró específicamente en el centeno.

¿En qué consistió? El estudio incluyó a 242 hombres y mujeres con sobrepeso entre las edades de 30 y 70, y se le asignó al azar una dosis de cereales diaria cuidadosamente ajustada: productos de trigo o productos de centeno integral, ambos con el mismo valor energético. Todos los participantes también recibieron consejos sobre un experto en nutrición sobre cómo seguir una dieta saludable. Los participantes fueron examinados al principio, durante y 12 semanas después de que finalizó el estudio.

Los resultados fueron claros. Los participantes que recibieron productos de centeno perdieron más peso, además de modo general mostraron una significativa reducción en los niveles de grasa corporal en comparación con los que recibieron productos de trigo. Cabe mencionar que tanto el grupo de centeno como el de trigo perdieron peso durante el estudio, pero los que consumieron productos de centeno perdieron un promedio de 1 kilogramo más que los que consumieron productos de trigo, la diferencia se debió a la pérdida de grasa.

Como parte de los descubrimientos más relevantes, de los investigadores del Departamento de Alimentación y Nutrición de la Universidad Tecnológica de Chalmers; señalaron que diferentes personas pueden reaccionar a la misma comida de diferentes maneras ¿La razón? Todo dependerá de las bacterias específicas que están presentes en los intestinos y cómo se descomponen. Esto se suma a la creciente evidencia sobre cómo la salud intestinal y microbiota, intervienen en la pérdida de peso, el buen funcionamiento del sistema inmunológico y otros aspectos de salud.

Otro detalle a considerar es que se comprobó que los productos con centeno parecían tener un mayor efecto sobre los niveles de apetito, por lo tanto al ser alimentos más saciantes benefician más la pérdida de peso y consumo total de calorías.

De acuerdo con uno de los autores que encabezó el estudio, Ricard Randberg, profesor de alimentación y salud en la Universidad de Chalmers: “Hubo una diferencia en la pérdida de peso general entre los grupos de centeno y trigo, pero también hubo una gran variabilidad dentro de esos grupos. Por qué diferentes personas reaccionan de manera diferente a la misma comida. Este tipo de revelaciones, llevan a una mejor comprensión para crear a dietas más específicamente adaptadas.”

Teniendo en cuenta el incremento en los casos de sobrepeso, obesidad y diabetes, vale la pena tomar medidas drásticas. Finalmente estas enfermedades crónicas se han posicionado como uno de los mayores desafíos de salud en el mundo y requieren de una óptica más radical para prevenirlas y combatirlas. Por lo tanto, este tipo de estudios promueven el desarrollo de alimentos que contribuyen a aumentar la saciedad y que tengan un efecto positivo sobre el metabolismo. Además de promover la ingesta de alimentos naturales, libres de procesados y que incrementan el consumo de fibra. Es bien sabido, que la fibra juega un papel indispensable en la salud inmunológica, intestinal, digestiva y cardíaca.

Te puede interesar: