Melania Trump enfurece por revelaciones sobre ella en libro de su exportavoz Stephanie Grisham

La exprimera dama Melania Trump calificó de "oportunista" y "traicionera" a su exportavoz Stephanie Grisham por las revelaciones sobre ella en su libro; el distanciamiento comenzó cuando la funcionaria renunció tras la insurrección en el Capitolio el 6 de enero de este año

Stephanie Grisham fue portavoz de la exprimera dama Melania Trump.
Stephanie Grisham fue portavoz de la exprimera dama Melania Trump.
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

La exprimera dama Melania Trump no está nada contenta con la publicación del libro de su exportavoz Stephanie Grisham, a quien dejó de hablarle apenas dejó de colaborar en la Casa Blanca.

Tras ser publicado el volumen “I’ll Take Your Questions Now” (“Ahora responderé sus preguntas”), la oficina de la exprimera dama emitió un comunicado diciendo que Grisham quería “hacerse fama” a costa de la esposa del expresidente Donald Trump.

“Es un intento de redimirse después de un mal desempeño como secretaria de prensa, relaciones personales fallidas y comportamiento poco profesional en la Casa Blanca”, expuso el comunicado. “A través de la falsedad y la traición, busca ganar relevancia y dinero a expensas de la Sra. Trump”.

Grisham le dijo a The Insider que no le sorprendía mucho la reacción, ya que se llevó “una sorpresa” con la reacción de la exprimera dama cuando decidió renunciar como portavoz tras la insurrección en el Capitolio el 6 de enero.

Afirmó que creía “ingenuamente” que eran “amigas”, pero la realidad fue otra.

“No fue fácil para mí después de que renuncié el 6 de enero, porque ella me cortó por completo”, dijo Grisham. “Incluso en mi carta de renuncia le dije: ‘Estoy haciendo lo que me enseñaste a hacer, y eso es hacer lo que siempre crees que es correcto'”.

Grisham incluso le dijo a Melania que había sido “un honor” trabajar para ella, pero la exprimera dama no respondió.

“Y dije que era un honor trabajar para ella”, expresó. “Ingenuamente pensaba que éramos amigas, claramente no lo eramos, así que creo que ese fue mi error”.

La exportavoz, quien también fue secretaria de prensa de la Casa Blanca, reconoció que no se sentía “nada bien” por la reacción de su exjefa, pero defiende su libro y afirma tener pruebas de todo lo que ahí revela, aunque Melania parece estar molesta sólo por las “cosas malas” que se dicen sobre ella.

“Entiendo que esté molesta conmigo… Puse algunas cosas buenas en el libro. Así que es gracioso, porque es como, bueno, ¿estoy mintiendo sobre todo o estoy mintiendo sólo sobre las cosas malas?”, dijo Grisham sarcásticamente.