EE.UU. está entre los 6 países más endeudados del mundo

Con la pandemia muchos países lanzaron agresivos paquetes de estímulo para ayudar a salir adelante a su población; EE.UU. fue uno de ellos y hoy está entre los 6 países con mayor deuda pública del mundo

Estados Unidos tiene un endeudamiento del 133% con respecto a su PIB.
Estados Unidos tiene un endeudamiento del 133% con respecto a su PIB.
Foto: Anna Nekrashevich / Pexels

La crisis provocada por la pandemia del Covid-19 obligó a una gran cantidad de países a brindar agresivos estímulos para detener el deterioro de sus sectores productivos y financieros, como Estados Unidos, que en 2021 tiene uno de los endeudamientos más grandes, del 133% con respecto a su Producto Interno Bruto (PIB), publicó Expansión.

Para poder brindar esos recursos los países recurrieron al endeudamiento, lo que provocó un desbalance en sus finanzas públicas que los obligará a implementar medidas para pagar esos recursos una vez que ha comenzado la reactivación mundial.

El aumento de la deuda pública en las naciones industrializadas fueron las que más repuntaron en este 2021, pues según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), son 6 los países más endeudados con respecto a su Producto Interno Bruto (PIB).

Países con más deuda pública en 2021, según el FMI:

1. Japón, con una representatividad de casi 257% de su PIB

2. Italia, 154%

3. Estados Unidos, 133%

4. Francia, 115%

5. Canadá, 109%

6. Reino Unido, 108%

El FMI espera que la deuda pública mundial se mantenga en máximos históricos -cercanos pero inferiores al 100% del PIB- en 2021 y que la cifra se reduzca ligeramente hasta 2026.

A través de su Monitor Fiscal, el FMI pide a las naciones atender el problema a través de planes fiscales, considerando la última etapa de la pandemia, las vulnerabilidades fiscales existentes, el riesgo de cicatrices económicas, las necesidades de desarrollo y las dificultades históricas para recaudar ingresos.

Para el organismo la política fiscal deberá responder con agilidad y facilitar la transformación de la economía mundial para que sea más productiva, inclusiva, verde y resiliente a futuras crisis sanitarias o de otros tipos. Al mismo tiempo, señala que será esencial garantizar la transparencia y la rendición de cuentas, diseñar una trayectoria a mediano plazo para recomponer los márgenes de maniobra fiscal y avanzar hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Cuando los prestamistas confían en que los gobiernos son fiscalmente responsables, es más fácil financiar déficits mayores y reestructurar la deuda“, dijo el organismo.

Con respecto a la deuda pública de México, esta mostrará un leve descenso al cierre de este año y se espera que represente 59.8% del PIB, un nivel menor a 61% reportado al cierre de 2020, y al esperado para el cierre de 2022, estimado en 60.1%.