Nieto falso: hispano de El Bronx estafó a abuela en Connecticut pidiéndole miles de dólares tras supuesto accidente vial

Una anciana de 87 años recibió una llamada de alguien que se hizo pasar por su nieto, diciendo que había tenido un accidente de tránsito y necesitaba dinero para pagar su fianza. El estafador fue dos veces a su casa

Unidad de primeros auxilios.
Unidad de primeros auxilios.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Armando Aquino Jiménez, residente de El Bronx (NYC), fue arrestado como sospechoso de haber engañado a una anciana de 87 años en Greenwich (Connecticut), pidiéndole $9,500 dólares al hacerse pasar por su nieto.

El teniente Martin O’Reilly, del Departamento de Policía de Greenwich, dijo que la anciana recibió una llamada la tarde del 18 de octubre de alguien que se hizo pasar por su nieto, diciendo que había tenido un accidente de tránsito y necesitaba dinero para pagar su fianza.

La mujer habló también con el supuesto abogado del nieto y le dijo que enviaría un mensajero para recoger el dinero en la casa de la anciana en Riverside. El estafador también pidió una camisa para el nieto porque la que llevaba “estaba cubierta de sangre por el accidente”, dijo el teniente O’Reilly.

La señora preparó el dinero y la camisa y se encontró con el supuesto mensajero afuera de su hogar. Pero más tarde recibió otra llamada pidiéndole $8,000 dólares adicionales. Ese hombre, posteriormente identificado como Aquino, regresó y le dijo que el nieto estaba en el hospital, ante los pedidos de la anciana de hablar con su pariente.

Finalmente ella pudo hablar con su nieto, quien le dijo que no había tenido ningún accidente y estaba bien. “Algunas otras personas donde sucedió esto se dieron cuenta de lo que estaba pasando y bloquearon el auto” de Aquino, narró el teniente O’Reilly.

Luego la policía llegó a la casa y arrestó al sospechoso. Se cree que Aquino es la única persona involucrada en esta estafa. Fue acusado de hurto y resistirse a los agentes, según un informe de arresto Pudo pagar su fianza de $2,500 dólares y quedó libre. Debe volver a la corte en Stamford el 1 de noviembre, informó Patch.com.

O’Reilly recordó que hay una variedad de estafas que se aprovechan de las personas mayores y advirtió a los residentes que tomaran nota de las llamadas telefónicas sospechosas. “Siempre desconfíe de cualquier cosa en la que la gente solicite cualquier tipo de efectivo o tarjetas”, dijo O’Reilly. Y ante cualquier duda, comuníquese con 911.

También se insta a los neoyorquinos a estar alertas y si han sido blanco de estafas presentar una queja ante la Oficina de Protección y Fraudes al Consumidor de la Fiscalía General o llamando al 800-771-7755.

A principios de año, Anderson Espinal Corona fue arrestado en Long Island como sospechoso en otro nuevo caso de estafa telefónica, bajo la modalidad de pedir dinero a ancianos para pagar la fianza de supuestos parientes. El arresto se produjo un día después de que la procuradora general de Nueva York, Letitia James, advirtiera a las personas mayores sobre la llamada “estafa de los abuelos”.