Autoridades de NYC niegan impacto en servicios públicos tras suspender a 9,000 trabajadores que se opusieron a vacunarse

Alcalde De Blasio desmitió que estaciones de bomberos hayan cerrado y que el servicio de aseo urbano registre lentitud

Las calles de la Gran Manzana contradicen la versión de las autoridades:  residentes acusan fallas del servicio de recolección de basura.

Las calles de la Gran Manzana contradicen la versión de las autoridades: residentes acusan fallas del servicio de recolección de basura. Crédito: Fernando Martínez | Impremedia

En el primer día que la Ciudad de Nueva York empezó a cumplir su mandato de vacunación obligatoria contra el COVID-19 para su fuerza laboral de más de 370,000 personas, incluyendo policías y bomberos, alrededor de 9,000 trabajadores municipales que se han negado a inyectarse fueron suspendidos de sus labores y sin sueldo. 

Este lunes, con estos números en la mano, las autoridades municipales salieron al paso de los rumores, como una serie de versiones sobre el colapso de algunos servicios por el impacto de las bajas laborales.

“Ningún servicio de bomberos está cerrado. Las cuadrillas de limpieza operan con normalidad. Hay muchas mentiras y desinformación”, reaccionó el alcalde Bill de Blasio.

En general, las cifras de la Ciudad apuntan a que el 91% de la masa de empleados que maneja los hilos de servicios esenciales y vitales para la Gran Manzana, ya había recibido al menos una dosis de los fármacos.

El Alcalde detalló que menos del 6% de los empleados municipales está de “vacaciones sin sueldo”.

“Tenemos la esperanza de que hagan lo correcto pronto por ellos mismos, sus familias y su ciudad y se vacunen. Nos hemos tomado muy en serio nuestra obligación de proteger a cada neoyorquino en contra el coronavirus”, esbozó el mandatario en medio de una ‘tormenta’ de presiones de quienes aún se oponen a su política.

La Alcaldía está permitiendo que un gran número de empleados no vacunados continúen trabajando mientras considera miles de solicitudes de excepciones por razones médicas y religiosas.

¿NYC puede atender todas las emergencias?

Casi todos los trabajadores municipales de la Ciudad de Nueva York tuvieron hasta el pasado viernes a las 5 p.m. para inmunizarse, aún así, a quienes se vacunaron el fin de semana se les permitió incorporarse a sus labores.

Durante las últimas horas circularon varias informaciones sobre el cierre de estaciones de bomberos en los cinco condados por escasez de personal, lo cual fue desmentido tanto por las autoridades, como por el mismo sindicato.

En efecto, se confirmaron problemas de personal en 18 compañías, pero se descartó que alguna unidad bomberil esté inoperativa por completo para atender las emergencias.

En este sentido, el comisionado del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY) Daniel Nigro, refirió que no podía decir cuántas compañías de bomberos no tenían suficiente personal este lunes en la mañana, porque la realidad “cambia minuto a minuto”, pero exhortó a los bomberos que dejaran de hacer un mal uso de la licencia por enfermedad y se presentaran a trabajar.

“Hay unidades con poco personal. Esto podría terminar inmediatamente si los miembros dejaran de enfermarse, cuando en realidad no están enfermos“, reaccionó Nigro. 

Más de 2,000 bomberos han estado de baja médica en la última semana. El 55% de ellos no están vacunados.

También portavoces del sindicato que representa al FDNY siguieron “abriendo fuego” contra el mandato municipal, negando que “por ahora” ese cuerpo de emergencia tenga fallas para enfrentar cualquier llamado.

Las últimas cifras muestran que el 19% de la fuerza laboral total de 17,000 del FDNY no está vacunada. Entre ellos, 23% de los bomberos y 12% de técnicos de emergencias médicas están sin inmunizarse.

Sin embargo, el sindicato confirmó que los recursos y la nómina inoculada se redistribuyen para que no haya que cerrar ninguna estación de bomberos

Algunos podrían tener que trabajar 80 horas a la semana para compensar a los ausentes.

“Están señalando con el dedo a nuestros bomberos que decidieron no vacunarse. Algunos de los que están al frente cumpliendo con su juramento por la ciudad, tampoco querían la vacuna, pero tenían que cumplir porque no podían vivir sin el cheque de pago. Tratamos de negociar más plazos, pero fue imposible”, reaccionó Andrew Ansbro, líder de la Asociación de Bomberos.

El dominicano Ramón González tuvo que abrir paso este lunes ante las “montañas” de basura en el edificio en donde trabaja en El Bronx. (Foto: F. Martínez)

Sí hay problemas con la basura

Hasta el domingo por la noche, las tasas de vacunación eran del 84% para el personal del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD), el 82% para el Departamento de Saneamiento (DSNY) y el 80% para el FDNY.

Pero más allá del entramado de estadísticas y versiones oficiales, sobre la operatividad policial, bomberil o de emergencias, hay un hecho que sí fue palpable y fácil de olfatear este lunes en algunas calles de la Gran Manzana: el servicio de recolección de basura en muchos puntos de la ciudad continuaba de manera muy irregular.

“Desconozco el porqué, pero desde el jueves pasado el camión no venía. Pasó esta mañana y se llevó la mitad de los desechos”, contó el dominicano Ramón González quien trabaja para un edificio cercano el estadio de los Yankees en El Bronx.

A la salida de la estación del Subway en la 161 Street en ese condado, un inusual montón de basura en horas de la mañana era parte del ‘paisaje’. Una imagen que se repetía en los cinco condados.

“No es que Nueva York sea una ciudad limpia, pero en la última semana ha estado peor, por lo menos por aquí”, dijo Lorena Celta una residente de la calle Walton del condado de la salsa.

Desde la semana pasada portavoces de DSNY reconocieron cierta lentitud en los cronogramas de recolección de desechos y reciclaje, al tiempo que anunciaron la reapertura de una investigación para definir si se trataba de una “lentitud intencional” de empleados que se niegan a vacunarse.

La agencia con la fuerza de recolección de basura más grande del país, la cual procesa cerca de 12,000 toneladas diarias de desperdicios, recomendó a los residentes dejar sus desechos en las aceras tal como lo estipulan sus horarios regulares.

Se conoció que algunos trabajadores fueron trasladados a turnos incluso de 12 horas y se les pagará extra por sus labores los días domingos, según sea necesario.

NYPD: 6,500 oficiales en espera

El comisionado de NYPD, Dermot Shea, hizo un balance: solo 34 policías y 40 miembros que representan menos del 0.15 por ciento de los empleados del NYPD, no cumplieron con el mandato del alcalde De Blasio que exige que la mayoría de los trabajadores de la ciudad recibieran su primer “pinchazo” antes de este lunes.

De acuerdo con informaciones reveladas por medios locales, en la Uniformada 6,500 oficiales habían solicitado exenciones y pueden permanecer en el trabajo siempre que continúen con las pruebas semanales.

“Esperamos que a medida que se revisen esos casos, las personas optarán por vacunarse“, comentó el máximo jefe policial.

El quisqueyano Luis Melo: “Se ha demostrado que las vacunas no matan a nadie” (Foto: F. Martínez)

Una orden todavía en controversia

Fuentes municipales explicaron a El Diario que el mandato de vacunación había funcionado “sin mayores traumas” en esta primera fase, tal como sucedió con los trabajadores de la salud y educación.

“Estamos seguros que la mayoría de los 9,000 trabajadores enmendarán esta misma semana su error de atender las campañas de desinformación que los hizo rechazar la vacuna. Serán bienvenidos a sus puestos”, puntualizó el portavoz.

El mandato de vacuna para los trabajadores de la Ciudad, uno de los primeros de todo el país, entra en vigencia justamente un día previo a las elecciones, cuando se renovarán las autoridades municipales de la Gran Manzana.

En las calles esta política se encuentra con diferentes opiniones. El isleño Luis Melo, con 43 años viviendo en la ciudad de Nueva York, como muchos, cuestiona la amenaza de despidos a los trabajadores que hasta ahora se han opuesto a los nuevos fármacos.

“Todo el mundo debe vacunarse, porque creo que ya tenemos claro que esas vacunas no matan a nadie, por el contrario salvan vidas. Pero es muy exagerado que tomen medidas como sacar de sus puestos a quienes no lo hagan. Hay que buscar otros medios”, consideró Luis quien se prepara para participar en los comicios de este martes.

Por el contrario, el puertorriqueño Javier Valiente, de 60 años y residente de Harlem fue más tajante: “¡Que los despidan a todos! No es posible que la Ciudad haya pagado $500 a sus trabajadores para que cambiaran su opinión sobre la vacuna. Si yo asumo que algo es riesgoso para mi salud. Y me va a matar, así me paguen yo no lo hago”, concluyó el trabajador de la salud.

En detalles: El efecto del mandato

  • 91% de los 378,000 empleados de la Ciudad habían cumplido con el mandato de inmunización hasta este lunes.
  • 84% de los 36,000 oficiales y 19,000 empleados civiles de NYPD ha recibido al menos una dosis de los fármacos contra el COVID-19, frente al 70% que estaba inyectado antes del 20 de octubre, el día en que la Alcaldía anunció el mandato.
  • 81% de los miembros del FDNY ahora están vacunados, una cifra que se divide en el 77% de los bomberos (frente al 58% el 20 de octubre), el 88% de técnicos de emergencias médicas (frente al 61% el 20 de octubre) y el 91% de los empleados civiles. 
  • 83% es la tasa de inoculados en el Departamento de Saneamiento. Hace 12 días solo se había inyectado el 62%.

En esta nota

Bill de Blasio Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) Departamento de Saneamiento (DSNY) FDNY NYC Vacuna contra el COVID-19

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain