Termina el plazo para que trabajadores municipales de NYC se vacunen contra el COVID-19 ¿Y ahora…?

Al último minuto centenares optaron a regañadientes a inyectarse por temor a perder sus ingresos salariales. Persiste la posibilidad de 'lentitud' de ciertos servicios municipales el lunes

Expectativas sobre el impacto en servicios vitales como la seguridad, emergencias y recolección de basura.
Expectativas sobre el impacto en servicios vitales como la seguridad, emergencias y recolección de basura.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Este viernes a las 5 de la tarde terminó el plazo para que miles de trabajadores municipales de la Ciudad de Nueva York, incluidos policías, bomberos y empleados de saneamiento optaran por vacunarse contra el COVID-19, o ser puestos en licencia sin goce de sueldo a partir del próximo lunes. 

Aunque fuentes de la Alcaldía indicaron que en las últimas horas del mandato de vacunación centenares optaron por inyectarse, sigue la incógnita de cuál será el impacto real en ciertos servicios vitales para la Gran Manzana la próxima semana.

¿Menos policías en las calles?¿Menos capacidad de atender emergencias por parte de los por bomberos? ¿Más lentitud en la recolección de la basura?…

Hasta el jueves un poco más de un tercio de los trabajadores en los Departamentos de Bomberos (FDNY) y del Departamento de Saneamiento (DSNY) y una cuarta parte de la fuerza policial del Departamento de Policía de la Ciudad (NYPD), aún estaban sin demostrar que habían sido vacunados. A la par grupos sindicales seguían en ‘rebeldía’ a seguir la política de inmunización.

El presidente de la Asociación de Bomberos de la Ciudad de Nueva York Andrew Ansbro, continuaba en pugna con el Gobierno municipal asegurando que este “juego político” afectará “sin dudas” la capacidad de respuesta de la Ciudad en ciertas emergencias.

Aunque al mismo tiempo el líder de los ‘apagafuegos’ reconoció, en la agonía del plazo, que varios de sus compañeros optaron por inyectarse por temor a perder sus ingresos.

Se pudo confirmar que las agencias de la Ciudad estaban implementando una serie de planes de contingencia, incluida la programación de horas extras para los trabajadores vacunados y la cancelación de vacaciones para cubrir una eventual escasez de personal.

Medida firme hasta último minuto

Hasta los últimos minutos antes de que se venciera el plazo, el alcalde Bill de Blasio no dio su brazo a torcer sobre la medida en medio de fuertes protestas y presiones sindicales de representantes de empleados esenciales para la Gran Manzana, que exigían la opción de presentación de pruebas de COVID-19 semanales.

“No estoy pensando en flexibilizar este mandato. Esperamos que muchas de las vacunas se administren hacia el final del plazo”, acotó el mandatario municipal, al enfrentar una de las mayores controversias de su mandato de ocho años que coincide con las elecciones municipales del próximo 2 de noviembre.

Ya la Ciudad había estado en este ‘borde’ el pasado 4 de octubre, cuando venció el plazo para que los trabajadores municipales de la educación y la salud cumplieran un mandato similar.

“La experiencia previa es que al último minuto miles de dudosos o que se oponían a inyectarse lo hicieron. Finalmente el 95% terminó vacunado. Confiamos en que pasará lo mismo. No hubo un mayor impacto en el funcionamiento de los edificios escolares”, dijo una fuente municipal a El Diario.

Los trabajadores colocados en licencia, sin goce de sueldo, el próximo lunes pueden regresar a trabajar tan pronto muestren prueba de una primera dosis de vacuna, aunque todavía la Administración De Blasio no ha anunciado cuánto tiempo pueden permanecer los empleados en esa situación antes de ser despedidos.

Este mismo viernes, después de las 5 p.m., los no vacunados recibirían por parte de sus superiores la notificación de separación de su cargo sin goce de salario. Y quienes opten por vacunarse después de esta fecha, no recibiran la bonificación de $500, ya que ese incentivo tiene la misma fecha de ‘vencimiento’ del plazo de inmunización.

Medios locales reseñaron que el comisionado de Policía Dermot Shea envió un video interno de cuatro minutos a su personal persuadiendo a que se inyecten: “Estamos al final del plazo. A partir del lunes, se le pondrá en una situación de no pago”, concluyó.

¿Cuántos han cumplido el mandato?

  • 88% del personal de las 43 agencias afectadas por los mandatos de vacunación, cuyo plazo terminó este viernes a las 5 p.m., ya había recibido al menos una dosis de la vacuna.
  • 33,400 empleados no habían recibido la vacuna hasta el pasado jueves. 
  • 79% de la fuerza laboral y oficiales del NYPD se había inyectado.
  • 77% de los bomberos también se habían inmunizado.
  • 33% de los trabajadores de saneamiento no había recibido ninguna dosis.
  • 31% de los empleados de NYCHA tampoco se había inyectado.
  • 100% de los empleados de algunas agencias como la Comisión de Preservación de Monumentos Históricos ya estaban vacunados este viernes.
  • 96% de los trabajadores de la Oficina del Alcalde ya habían mostrado que estaban vacunados.