Indocumentados tendrían permiso laboral y podrían viajar fuera de Estados Unidos con nuevo plan del Congreso

Los demócratas contemplan un perdón a la deportación para indocumentados, así como permiso de trabajo y posibilidad de viajar fuera de EE.UU., en un plan migratorio que debe pasar el escrutinio de la parlamentaria Elizabeth MacDonough, pero ha sido criticado por organizaciones civiles

Activistas exigen la ciudadanía para indocumentados.

Activistas exigen la ciudadanía para indocumentados. Crédito: Kevin Dietsch | Getty Images

Además de un perdón o ‘parole’ para evitar ser deportados, los inmigrantes indocumentados obtendrían una Autorización de Empleo y permiso para viajar fuera de los Estados Unidos, según el nuevo proyecto de reforma propuesto por los demócratas en el Congreso.

Luego de intensas negociaciones entre senadores y representantes, principalmente latinos, los congresistas acordaron empujar un mismo plan ante la parlamentaria Elizabeth MacDonough, quien deberá analizar el impacto fiscal del proyecto, cuyo reporte es preparado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO).

La propuesta contempla beneficiar a 7.1 millones de inmigrantes, quienes deberán haber llegado al país antes del 1 de enero del 2011. Debido a que deberán demostrar su estancia permanente antes de esa fecha, aquellos indocumentados que hayan sido deportados y volvieron, no podrán aplicar por este beneficio.

Los aplicantes que sean aceptados tendrán acceso a una Autorización de Empleo por cinco años con opción a renovar, esto expira el 2031; permiso para viajar al extranjero, y posibilidad de aplicar por una licencia de conducir en cualquier estado.

Además de demostrar su periodo de estancia en el país, los inmigrantes que soliciten el beneficio migratorio deberán pagar por la protección (un costo no especificado aún) y aprobar el escrutinio en seguridad y récord criminal, según lineamientos de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), las cuales serán revisados por el Secretario del Seguridad Nacional.

“(El inmigrante debe) completar las verificaciones de antecedentes de seguridad y aplicación de la ley a satisfacción del Secretario”, se acota.

Congresistas ven pocas opciones

Aunque hay negociaciones en el Congreso para ampliar los beneficios para indocumentados, la mayoría de los legisladores que han hecho pública su opinión, incluidos varios representantes y senadores latinos, han expresado su respaldo al nuevo plan.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), ha reconocido también que la propuesta se queda corta, pero aunque ella también “quiera más”, era lo que podría pelearse por ahora.

En MSNBC, el representante Jesús “Chuy” García (Illinois) parecía ceder al nuevo plan, a pesar de que fue el primero en afirmar que no apoyaría el proyecto de Reconciliación sin un camino a la ciudadanía.

“Me alegra ver que al menos hay un plan de respaldo para brindar la protección mínima”, expresó.

El presidente del Caucus Hispano del Congreso, Raúl Ruiz (California), quien a este diario afirmó que pelearía por un camino a la ciudadanía también ha cedido.

“Necesitamos avanzar en el proyecto de ley para darles a los senadores la oportunidad de usar sus reglas para ver cuánto más se puede avanzar”, dijo Ruiz a Politico.

También el senador Bob Menéndez (Nueva Jersey) ha reconocido que las circunstancias no son las mejores para empujar un plan migratorio más completo. “Es probablemente lo mejor que tenemos”, expresó este jueves.

Activistas expresan descontento

Organizaciones civiles expresaron su descontento al plan en el Congreso para los inmigrantes indocumentados, pues consideran que los demócratas incumplen su promesa.

“No puedo andar con rodeos cuando veo que los líderes en los que nuestra comunidad ha confiado para cumplir con la reforma migratoria nos dan la espalda“, consideró Angélica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA. “La Estrella del Norte en la justicia migratoria siempre ha sido un camino hacia la ciudadanía… Las soluciones temporales no son lo que la comunidad espera o merece”.

Afirmó que los demócratas en el Congreso, quienes controlan ambas cámaras, deben tomar medidas “audaces”. Ellos han defendido la modificación a la Ley del Registro, que permitiría a inmigrantes solicitar una ‘green card’.

“Este no es el momento para cálculos políticos enmascarados como excusas de procedimiento”, afirmó. “Los demócratas están en el liderazgo de la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso y están desperdiciando su mejor oportunidad de dejar un legado al otorgar tarjetas de residencia para millones de inmigrantes que viven en esta nación”.

Make The Road New York, por ejemplo, incluso realizó un mitin frente al edificio donde vive el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer (Nueva York), para exigir el camino a la ciudadanía.

Demandamos que la ciudadanía se mantenga en el plan Build Back Better… El camino a la ciudadanía es extremadamente popular, económicamente beneficioso y moralmente imperativo”, señala el grupo, a cuya postura se sumaron organizaciones como CASA y CPD Action.

En esta nota

Nancy Pelosi Reforma Migratoria

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain