Las acciones de “torpeza moral” que pueden poner a inmigrantes en proceso de deportación

El consejo de "portarse bien" tiene un motivo real

Las acciones de “torpeza moral” que pueden poner a inmigrantes en proceso de deportación
Un inmigrante podría complicar su caso al cometer cualquier delito.
Foto: John Moor / Getty Images

La reciente decisión de la Corte Suprema contra el inmigrante Clemente Pereida refuerza la advertencia a inmigrantes para que eviten a cometer cualquier delito o falta que pueda ser considerada “torpeza moral”.

La Ley de Ciudadanía y Naturalización (INA) contempla una larga lista de delitos, empatados con los códigos de los Estados Unidos, es decir, que se aplican también a cualquier ciudadano, a diferencia de que éstos enfrentarían prisión, no la deportación.

“La INA requiere expresamente que las personas que buscan exención de las órdenes de deportación legales demuestren todos los aspectos de su elegibilidad”, apuntó en su opinión el juez Neil Gorsuch, nombrado por el expresidente Donald Trump. “Eso incluye demostrar que no están condenados por un delito penal descalificante”.

El caso de Pereida tuvo varios recovecos, como el hecho de que su condena por fraude en Nebraska al utilizar un número de Seguro Social falso fue estatal, no federal, pero la Corte Suprema ha determinado que los inmigrantes deben demostrar que son elegibles para beneficios migratorios.

En el INA se especifica el llamado “buen carácter moral” (GMC, en inglés), que ha sido uno de los requisitos básicos para que un inmigrante logre la Residencia Permanente o la naturalización, así como cualquier protección migratoria, incluido el perdón de deportación.

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) es muy clara en estos criterios establecidos en la Parte F de la INA y eso podría incluir problemas viales y hasta pleitos con los caseros, por mencionar algunos casos, pero contempla varios tipos de faltas y delitos.

“Si bien USCIS determina si un solicitante ha cumplido con el requisito de GMC en una base de caso por caso, ciertos tipos de conducta criminal automáticamente impiden que los solicitantes establezcan GMC y pueden hacer que el solicitante esté sujeto a procedimientos de deportación”, señala el apartado.

Algunas faltas

A continuación se enlistan algunos ejemplos que pueden poner en peligro de deportación a una persona:

  • Violencia familiar
  • Incumplir con el pago de manutención
  • Homicidio (incluso involuntario)
  • Secuestro
  • Manejar borracho o bajo influencia de drogas DUI y provocar heridas o muerte a terceras personas
  • Cualquier delitos de carácter sexual, como violación, abuso de menores, acoso, incesto, etc.
  • Ejercer la prostitución
  • La bigamia y/o poligamia
  • Cualquier tipo de fraude, incluido el uso de documentos falsos para labora (número de Seguro Social o reclamar falsamente ser residente legal o ciudadano estadounidense)
  • Robo
  • Fraude bancario o de seguro
  • Conspiración para distribuir una sustancia controlada (drogas)
  • Obstrucción de la justicia
  • Registro ilegal para votar o votar ilegalmente

En entrevistas previas con este diario, el abogado de inmigración, Dr. Nelson Castillo, de Inmigración Hoy, explicó los indocumentados “corren peligro” de ser deportados en cualquier momento, sobre todo si cometen alguna falta.

“Una persona indocumentada desde el momento que entra a los Estados Unidos corre peligro (de ser deportada)”, recordó. “Ha violado la ley de inmigración y, dependiendo que lo que ha hecho, es lo que lo va a ponerla en un proceso de remoción de una forma rápida”.

Los consejos

Una falta, incluso pleitos con caseros, pueden ser una “bandera roja” para autoridades migratorias, por lo que activistas y abogados sugieren:

  • Evitar cometer cualquier falta, en otras palabras: hay que portarse bien
  • Evite utilizar o portar documentos falsos
  • Si ha cometido alguna falta o delito consulte a un abogado de inmediato
  • Evitar declararse culpable sin la asesoría de un abogado