Enfermera que perdió tres extremidades tras ser diagnosticada con tos, se suicida

Una mujer asistió a un doctor para tratarse una simple tos y terminó perdiendo tres extremidades

Jayne Carpenter perdió tres extremidades y más tarde se suicidó.
Jayne Carpenter perdió tres extremidades y más tarde se suicidó.
Foto: Jayne Carpenter / Cortesía

Una enfermera que perdió ambas piernas y un brazo después de que le diagnosticaran una simple tos, que más tarde se convirtió en sepsis, se suicidó.

Jayne Carpenter, de 53 años de edad, se quedó con una sola extremidad cuando desarrolló sepsis hace cuatro años, y prometió seguir luchando recaudando fondos para someterse a una cirugía pionera en extremidades.

La mujer, de Merthyr Tydfil en Gales del sur, pasó nueve semanas en un hospital luchando por su vida mientras estaba en coma, pero perdió cuatro de sus dedos en su mano derecha, su brazo izquierdo y ambas piernas.

La mujer había recaudado más de 20,000 libras esterlinas, de su objetivo de 265,000, pero dijo que “no tenía calidad de vida, sino que la soportaba”.

Una investigación arrojó que su esposo Robert, de 56 años, recibió una llamada de Jayne pidiéndole que recogiera a su perro; lamentablemente, al llegar a casa de la mujer, esta se había ahorcado.

El caso de médico de Jayne Carpenter

En 2016, la mujer desarrolló sepsis después de asistir al médico con una simple tos; en el hospital, le diagnosticaron neumonía y más tarde pasó a coma; meses después Jayne despertó, pero ya había perdido sus extremidades.

Sin embargo, en noviembre de 2019, su marido notó “un declive repentino” en la salud mental de Jayne y ella comenzó a beber mucho alcohol, incluso, informó que ella tomó una sobredosis en dos ocasiones.

La asistente forense de South Wales Central, la doctora Sarah Jane Richards, dijo que “sin duda, la pérdida de sus extremidades provocó una pérdida que cambió la vida de esta mujer anteriormente sana y activa”.

Agregó que su muerte fue “en el contexto de eventos traumáticos que cambiaron su vida y que desafiaron su deseo de vivir”.

¿Qué es la sepsis? 

La sepsis ocurre cuando una infección desencadena una reacción en cadena en todo el cuerpo. Las infecciones bacterianas son la causa más común, pero otros tipos de infecciones también pueden provocarla. 

Las infecciones a menudo ocurren en los pulmones, el estómago, los riñones o la vejiga.

La sepsis puede provocar complicaciones neurológicas como paresias y deterioro cognitivo, con discapacidades funcionales y posteriormente, mala calidad de vida.

Lamentablemente, también puede atacar las extremidades, justo como le sucedió a Jayne Carpenter


También lee:
· Fue al hospital por una tos y terminaron amputándole las piernas y un brazo
· Hallan en Colorado los cuerpos de una familia en homicidio-suicidio
· Le dispara a su mujer por creer que le era infiel y al creer que la mató, terminó suicidándose