Captan a un hombre robando adornos navideños y lo llaman el ‘Grinch de la vida real’

Un hombre fue captado por las cámaras de seguridad de una casa robando dos costosos adornos navideños

Una habitante de California sufrió el robo de sus adornos navideños.
Una habitante de California sufrió el robo de sus adornos navideños.
Foto: Scott Barbour / Getty Images

La Navidad está muy cerca y aunque la mayoría de las personas suelen adornar con luces multicolores e inflables sus casas el primer día del mes de diciembre, hay quienes ya adornaron sus hogares.

Tal es el caso de Katy Cornejo quien adornó el jardín de su casa con múltiples inflables, así como luces para que sus tres nietos pudieran disfrutar, tanto como ella, de estas fiestas decembrinas, sin embargo, fue víctima de la delincuencia.

Según ha dado a conocer ABC 10, la mujer que vive en un tranquilo vecindario de Los Ángeles, California, compartió el video del momento exacto en el que un “Grinch de la vida real” detuvo su auto frente a su jardín y se robó dos inflables.

Cornejo señaló al medio antes señalado que los adornos que el hombre tomó son muy costosos y que nunca imaginó que alguien tuviera el descaro de robar un adorno navideño.

El hurto, según la víctima, se dio las primeras horas de la mañana del viernes: “¡Él es el Grinch!”.

Un Santa Claus y un Elf fueron los dos inflables que llamaron la atención del ladrón, de quien hasta el momento se desconoce su identidad.

“Muestra el auto conduciendo allí arriba. Se detiene, entra a mi patio y se va”, es la descripción que Cornejo hizo sobre el robo.

Tras el robo, Katy Cornejo decidió no hacer una denuncia oficial, a cambio ha puesto un ángel inflable con el fin de que el hombre lo vea y se ponga a reflexionar sobre el robo que cometió.

“Compre un ángel. Si realmente robas un ángel, eres una basura. Quiero decir, de verdad es un ángel. No robas un ángel. Ese es el mensaje que quiero enviar”, dijo la mujer.

Pese a no levantar una denuncia y haber comprado otro inflable, la mujer ha puesto sus cámaras de una manera estratégica para poder captar a cualquier maleante merodeando sus adornos navideños.

Te puede interesar: