Atrapan a los padres del niño acusado de matar a cuatro alumnos en tiroteo en escuela de Michigan

La Policía de Michigan arrestó a Jennifer y James Crumbley la madrugada de este sábado en Detroit; los padres de Ethan enfrentan cuatro cargos de homicidio involuntario

Jennifer y James Crumbley fueron arrestados la madrugada del sábado en Detroit.
Jennifer y James Crumbley fueron arrestados la madrugada del sábado en Detroit.
Foto: U.S. Marshals / Cortesía

La madrugada de este sábado la Policía de Michigan informó que Jennifer y James Crumbley, padres del niño acusado de matar a cuatro estudiantes y herir a otras siete en Oxford High School el martes, fueron arrestados en Detroit.

Un día antes de ser hallados, los Crumbley fueron acusados de cuatro cargos de homicidio involuntarios e incluso fueron incluidos en la lista de prófugos después de que las autoridades no pudieran localizarlos.

Los alguaciles de estadounidenses ofrecieron una recompensa de $ 10,000 por cada uno de ellos por los prófugos de la justicia, y fue entonces que las fuerzas del orden de Michigan emitieron una alerta estatal donde se describía el vehículo de la pareja, mismo que según Fox2 de Detroit fue hallado cerca del lugar donde fueron arrestados.


CNN por su parte informó que el viernes los Crumbley hicieron un retiro de $ 4,000 de un cajero automático en Rochester Hills, Michigan, por lo que la policía estaba segura de que pronto caerían.

Tras una búsqueda implacable, Jennifer y James Crumbley fueron hallados en un edificio de Detroit.

Ethan Crumbley será juzgado como adulto

Crumbley, quien será juzgado como un adulto por terrorismo y homicidio premeditado, entre otros cargos, había presumido en redes sociales la pistola Sig Sauer de 9mm que usó en el tiroteo dentro de las instalaciones escolares, la cual fue comprada por el padre del chico en una rebaja del Black Friday, indicaron las autoridades.

Se han difundido videos de los momentos de terror que pasaron los estudiantes resguardados en las aulas en medio de la masacre; en ellos se ve cómo los alumnos bloquearon las puertas con pupitres, hasta que llegó la policía que en 5 minutos logró desarmar al atacante, no obstante, el tiroteo cobró la vida de cuatro personas y dejó siete más heridas, entre ellas un maestro.

Tate Myre, Hana St. Juliana, Madisyn Baldwin y Justin Shilling son las víctimas mortales de esta masacre, siendo todos ellos menores de edad.

Destaca el caso de Tate Myre, quien es considerado como un héroe por sus amigos y compañeros, ya que murió intentando desarmar a Ethan Crumbley.

Te puede interesar: