Gobernadora Hochul firma ley que aumenta valor de cupones de vivienda para familias desamparadas de NY

Los vales FHEPS, otorgados a familias de bajos recursos para que renten apartamentos, fueron elevados al 100% del valor de los alquileres en el mercado para que miles de neoyorquinos puedan tener sus hogares propios

Los costos de los alquileres en Nueva York son muy altos para muchas familias
Los costos de los alquileres en Nueva York son muy altos para muchas familias
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Nueva York lleva años enfrentando una severa crisis de desamparo, con números que superan las 80,000 personas en albergues de la Ciudad, y cientos de familias batallando por intentar conseguir rentar apartamentos con la ayuda de cupones de vivienda, que suelen estar muy por debajo del costo real que tienen los alquileres en el mercado.

Pero el camino ahora será menos espinoso para quienes se encuentran en refugios neoyorquinos a la espera de poder ubicarse en unidades de vivienda, pues la gobernadora Kathy Hochul firmó este viernes una ley que aumenta el valor de los vales de vivienda FHEPS al precio de los arriendos en el mercado.

La nueva legislación ordena que los vales de vivienda estén disponibles para las familias elegibles bajo el programa Suplemento de Protección Contra Desalojos y Personas sin Hogar para Familias (FHEPS) en la ciudad de Nueva York, incrementando el alquiler máximo al precio real de las viviendas. Es decir, que los beneficiarios del programa de cupones ya no tendrán que pasar por el viacrucis, casi titánico, de encontrar casas disponibles por el valor de los cupones, que son inferiores a los costos de arriendos reales.

“La crisis de las personas sin hogar, con la pandemia del COVID-19, ha cobrado un precio en nuestro estado, afectando de manera desproporcionada a las comunidades negras y latinas”, dijo la mandataria estatal, advirtiendo que trabajará de la mano del próximo alcalde de la Gran Manzana Eric Adams. “El estado de Nueva York está aquí para trabajar con la ciudad de Nueva York para apoyar a las familias que enfrentan dificultades sin precedentes. Todos merecen la dignidad de un techo sobre su cabeza”.

La Gobernadora agregó que la nueva ley ampliará el acceso a FHEPS para atender a más familias necesitadas, asegurando que más familias eviten el desalojo, permaneciendo en sus hogares y ubicándolos en viviendas estables.
La normativa aumentará el límite de alquiler del 85% al 100% del valor dado por la Renta Justa del Mercado del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.

El senador Brian Kavanagh, presidente del Comité de Vivienda del Senado estatal, calificó la medida como un paso adelante contra la crisis de desamparados, pues dijo que “si el dinero que se les da está aquí, y las rentas están por encima”, no tienen efecto real.

“Ahora sí podemos asegurarnos de que más familias sin hogar puedan encontrar una vivienda estable y revirtiendo la posición de la administración anterior (Cuomo, quien se opuso a los aumentos de los vales)”, dijo el político. “Por supuesto, debemos hacer mucho más para acabar con la falta de vivienda. y asegurarnos de que todos los neoyorquinos tengan acceso estable a una vivienda permanente que sea segura, sostenible y asequible, pero hoy estamos dando un paso significativo hacia ese objetivo”.

Adriene Holder, de la organización The Legal Aid Society, aseguró que la nueva movida del Estado sobre los cupones de vivienda tendrá un gran efecto en la población sin hogar.

“Con la moratoria de desalojo en todo el estado que expira en enero, el aumento del nivel de asistencia de FHEPS del Estado, mantendrá a muchos de nuestros clientes y numerosas familias de Nueva York en sus hogares y a salvo del desalojo en medio del pandemia del COVID-19 en curso”, dijo la defensora, agregando que el plan generará un ahorro neto de $10.1 millones para el Estado, pues mantener a familias en albergues y hoteles resulta más costoso que tenerlos en viviendas propias.