Los 10 países más peligrosos del mundo en 2021

Tras el análisis de 23 indicadores, el Instituto para la Economía y la Paz clasificó en una lista a los 10 países más peligrosos del mundo durante 2021

Expertos del Instituto para la Economía y la Paz analizaron decenas de países y colocaron a estos 10 como los más peligrosos.
Expertos del Instituto para la Economía y la Paz analizaron decenas de países y colocaron a estos 10 como los más peligrosos.
Foto: WAKIL KOHSAR/AFP / Getty Images

El Instituto para la Economía y la Paz (IEP), un grupo de expertos a nivel mundial, no partidistas, con sede en Sydney, Australia, crearon una lista de los países más peligrosos del mundo en 2021.

El IEP analizó datos sobre 23 indicadores diferentes, desde tasas de homicidio y delitos violentos hasta terrorismo, inestabilidad política, manifestaciones violentas e importación de armas.

Toda esa información se destina a la compilación de su Índice de Paz Global anual, que clasifica a los países en función de cuán pacíficos, o por el contrario, cuán peligrosos son.

En el informe del Índice de Paz Global 2021 del IEP , publicado en junio, la organización concluyó que el mundo se volvió menos pacífico en general, con una paz mejorando en 87 países pero deteriorándose en otros 73, con disminuciones generalmente más pronunciadas que las mejoras en otros lugares.

Si bien una calificación baja en el índice no equivale directamente al riesgo de violencia, “estar clasificado entre los 10 países menos pacíficos casi siempre significa que un país está involucrado en un conflicto en curso, tiene altos niveles de violencia o es altamente militarista”, dijo Thomas Morgan, director asociado de investigación del IEP.

Entonces… ¿cuáles son los 10 países más peligrosos del mundo?

10. Rusia

A diferencia de la mayoría del resto de los 10 últimos en paz, Rusia no tuvo un conflicto armado interno, según el informe del IEP, pero Rusia tuvo uno de los mayores aumentos en manifestaciones violentas.

En respuesta al envenenamiento y detención del líder de la oposición Alexei Navalny, los rusos salieron a las calles, a pesar de que la policía intentó dispersarlos por la fuerza. Más de 8,500 fueron arrestados, según el informe del IEP.

En el lado positivo, los rusos comunes y corrientes que no están desafiando al gobierno no necesariamente ven a su país como un lugar peligroso para vivir. Sólo el 21 por ciento de la población dijo sentirse muy preocupado por convertirse en víctima de un crimen violento, y menos del 10 por ciento en realidad ha experimentado violencia.

9. República Centroafricana

La violencia le costó a la República Centroafricana (RCA) el 37 por ciento de su producto interno bruto en 2020, según el informe del IEP.

El presidente Faustin-Archange Touadéra buscaba un segundo mandato y había acusado a su predecesor, François Bozizé, de intentar un golpe de Estado con grupos rebeldes.

El 4 de enero de 2021, la Autoridad Electoral Nacional declaró ganador al presidente Touadéra. Los aliados del expresidente Bozizé atacaron ciudades a pesar del acuerdo de paz de 2019 entre el gobierno y 14 grupos armados no estatales, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Alrededor del 20 por ciento de la población del país huyó de la violencia y la inseguridad que rodearon las elecciones de diciembre de 2020, extendiéndose a los vecinos Camerún, Chad y la República del Congo. Otros 164,000 ciudadanos se encuentran desplazados dentro de la República Centroafricana.

8. Libia

Un conflicto de 15 meses entre grupos armados que terminó en junio de 2020 dejó cientos de civiles muertos y desaparecidos y miles de personas desplazadas, según Human Rights Watch.

Pero un año después, la nación africana todavía sufre de “fuertes disturbios civiles e inestabilidad política”, según el informe del IEP.

Casi el 45 por ciento de los libios ha experimentado personalmente la violencia en los últimos dos años, y más del 25 por ciento ve la violencia como el mayor riesgo en su vida diaria, según una encuesta citada por IEP.

El país califica como un país con un nivel de riesgo “extremo” para los viajeros en el Mapa de riesgo de viaje compilado por la firma de gestión de salud y seguridad International SOS.

7. República Democrática del Congo

El Congo entró en la lista en parte debido al deterioro de las relaciones en 2020 con la vecina Zambia por el territorio en disputa, lo que llevó a escaramuzas fronterizas entre las fuerzas militares de los dos países, según el informe del IEP.

La violencia le costó al Congo el 9 por ciento de su producto interno bruto. A partir del 30 de noviembre de 2021, el Departamento de Estado de EE.UU. clasifica al Congo como un país que “reconsidera los viajes” y señala que “los delitos violentos, como el robo a mano armada, la invasión de viviendas a mano armada y el asalto, son comunes y la policía local carece de recursos para responder de manera efectiva a delitos graves.

Los agresores pueden hacerse pasar por agentes de policía o de seguridad.

6. Somalia

Es el lugar donde 18 miembros del personal de las Fuerzas Especiales de EE.UU. murieron en un sangriento enfrentamiento con las fuerzas de un señor de la guerra somalí en 1993, en el incidente que inspiró el libro de Mark Bowden “Black Hawk Down: A Story of Modern War”, así como la película basada en eso.

Pero más de un cuarto de siglo después, Somalia sigue siendo un lugar violento. Al 17 de junio de 2021, el Departamento de Estado de EE.UU. clasifica a Somalia como un país de “no viajar”, y señala que “los secuestros, asesinatos y otros delitos violentos son comunes, y los terroristas continúan atacando aeropuertos, edificios gubernamentales, hoteles, áreas comerciales y casi cualquier otro lugar donde la gente se reúna con ataques en automóvil bombas, morteros y terroristas suicidas”.

La nación africana tiene el 20 por ciento de su población desplazada como resultado de un conflicto en curso entre las fuerzas gubernamentales y al-Shabab, un grupo militante. Según el informe del IEP, la violencia ha costado el 34.9 por ciento de la producción económica de la nación.

5. Irak

La nación del Medio Oriente ha sido una de las cinco naciones pacíficas menos desarrollados del mundo en el índice de IEP desde 2015.

Las muertes por el terrorismo han caído desde la derrota de ISIS, de acuerdo con el IEP, pero a partir del 22 de noviembre, 2021, el Departamento de Estado de Estados Unidos da Irak tiene una calificación de “no viajar”, y señala que “los ciudadanos estadounidenses en Irak corren un alto riesgo de sufrir violencia y secuestro.

Los grupos terroristas e insurgentes atacan regularmente tanto a las fuerzas de seguridad iraquíes como a los civiles. Las milicias sectarias antinorteamericanas amenazan a los ciudadanos estadounidenses y a las empresas occidentales en todo Irak.

Ataques con artefactos explosivos improvisados ​​(IED)ocurren en muchas áreas del país, incluida Bagdad. “Menos de un tercio de los iraquíes valoran muy positivamente al gobierno por proporcionar alimentos y agua seguros y electricidad fiable”, según el informe de la Lloyd’s Register Foundation.

4. Sudán del Sur

La nación africana se separó de Sudán y comenzó un estado independiente en 2011, pero las disputas entre los dos países mantienen a Sudán del Sur volátil, según el Departamento de Estado de EE.UU, que dice que los abusos contra civiles, incluidos “niveles espantosos de violencia sexual”, han obligado a 4 millones de personas a huir de sus hogares.

El país africano perdió el 40 por ciento de su producto interno bruto a causa de la violencia en 2020, según el informe del IEP.

3. Siria

El país del Medio Oriente tiene cierta mejora en la estabilidad política debido a que el presidente Bashar al-Assad solidificó su control del poder.

Aun así, la amenaza del terrorismo ha aumentado en Siria y el país sufrió ataques sostenidos por parte de ISIS y Al Qaeda en 2020, según el informe del IEP.

Siria tuvo el impacto económico más devastador de la violencia, perdiendo el 82 por ciento de su producción económica como resultado.

La guerra civil que duró una década generó una crisis humanitaria. La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados estima que 5.5 millones de personas, muchos de ellos niños, han huido de Siria desde que comenzaron los combates, en lo que se ha convertido en la mayor crisis de refugiados del mundo en décadas.

2. Yemen

La nación del Golfo Pérsico ha ido perdiendo paz desde 2008, según el IEP. Una guerra civil entre una coalición liderada por Arabia Saudita y rebeldes hutíes respaldados por Irán ha matado a 100,000 personas desde 2015, según el Consejo de Relaciones Exteriores.

Además, Yemen está cada vez más plagado de delitos violentos. Casi el 13 por ciento de la población son refugiados o desplazados internos.

Las encuestas muestran que el 51 por ciento de las personas en Yemen se consideran menos seguras que en el pasado.

En la encuesta de riesgo mundial de la Fundación Lloyds Register, realizada en 2019, Yemen se ubicó en el peor lugar del mundo en cuanto a la percepción de la población sobre si el gobierno hizo un buen trabajo al proporcionar alimentos y agua seguros y electricidad confiable.

1. Afganistán

Afganistán se ganó la distinción no deseada de ser el lugar menos pacífico del planeta por cuarto año consecutivo en el índice del IEP, incluso antes del colapso del gobierno de la nación del sur de Asia respaldado por occidente y la repentina toma del poder por los militantes talibanes en el verano de 2021.

El mayor impacto terrorista de cualquier país, a pesar de que esa tasa, junto con las muertes por conflictos internos, ha disminuido en los últimos años, según el IEP.

Desde la toma de posesión de los talibanes, a pocas personas se les ha permitido salir del país y, según Human Rights Watch, las fuerzas talibanes han ejecutado a exfuncionarios y allanado casas de periodistas, activistas y defensores de los derechos humanos. Los derechos de las mujeres y las niñas están siendo atacados y muchas mujeres que anteriormente ocupaban puestos de autoridad han sido despedidas.

La violencia en Afganistán se comió el 40 por ciento del producto interno bruto en 2020. Además de las hostilidades militares, Afganistán también tiene graves problemas de delincuencia.

En una encuesta de Gallup de 2019, sólo el 13 por ciento de los afganos se sentían seguros caminando solos por la noche, y el 50 por ciento dijo que les habían robado dinero o propiedades.


También lee:
· Mujer afgana vende a uno de sus gemelos en $104 dólares para poder alimentar al otro
· Rescatan a niña de 9 años en Afganistán que fue vendida por su padre para matrimonio con hombre de 55
· Los 10 mejores destinos para viajar en 2022