Conoce el rancho en Zacatecas donde Ángela Aguilar creció junto a sus abuelos

Hasta los más jóvenes de la Dinastía Aguilar viven los lujos que han podido costear años de trabajo, un ejemplo es el rancho que ahora le pertenece a Ángela Aguilar

Ángela Aguilar es la menor de la Dinastía Aguilar.
Ángela Aguilar es la menor de la Dinastía Aguilar.
Foto: Arturo Holmes / Getty Images

Cuando Antonio Aguilar se casó con Flor Silvestre le prometió que le construiría una casa, y lo hizo. Años después en Zacatecas se construyó uno de los ranchos más impresionantes, llamado El Soyate.

Este rancho irá pasando de generación a generación dentro de la Dinastía Aguilar, siendo Ángela Aguilar una de sus herederas más jóvenes

En múltiples ocasiones la joven cantante ha mostrado varios espacios de El Soyate, ubicado específicamente en el pueblo Tayahua, municipio Villanueva

Entre las características más destacables del rancho se encuentra el establo, el que es bastante importante porque la familia Aguilar tiene una gran pasión por los caballos

Con la muerte de Antonio Aguilar el rancho fue heredado a Pepe Aguilar y Antonio Aguilar Jr., quienes a su vez comparten todas estas propiedades con sus hijos.

Ángela Aguilar, hija de Pepe Aguilar, vivió toda su infancia en este lugar que a la vez es una especie de museo de lo que fue la vida de sus abuelos.

Dentro de la propiedad ha creado mucho de lo que son sus recuerdos más felices y, claro, allí también ha desarrollado el talento Aguilar que también heredó.

Entre las tradiciones que la pequeña Aguilar seguirá manteniendo está su pasión por lo caballos, incluso en ese establo tiene su propio caballo llamado Troyano, el cual es de raza española.

Fuentes y paredes de ladrillo se mantienen intactas en el rancho que ninguno de los dos herederos han querido modificar.


También te puede interesar:

Ángela Aguilar cambió de look y sorprendió a sus fanáticos

Con este espectacular vestido rojo Ángela Aguilar asistió a los Latin Grammy 2021

Video: Pepe Aguilar y su familia pasan tremendo susto mientras viajaban en avión rumbo a Los Ángeles