Justicia emite fallo sobre libertad condicional a uno de los asesinos del padre de Michael Jordan

Larry M. Demery, sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de James Jordan, iba asalir de prisión en agosto de 2024. En un principio, la liberación estaba pautada para 2023, pero esta se aplazó un año

A un mes de haber conseguido el tricampeonato con los Chicago Bulls, Michael Jordan sufrió el asesinato de su padre.
A un mes de haber conseguido el tricampeonato con los Chicago Bulls, Michael Jordan sufrió el asesinato de su padre.
Foto: Kevork Djansezian / Getty Images

La Justicia de Estados Unidos, mediante el departamento de Carolina del Norte, dio marcha atrás a la libertad condicional que se acordó para uno de los dos asesinos convictos del padre de la leyenda del baloncesto Michael Jordan.

Larry M. Demery, sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de James Jordan, iba a salir de prisión en agosto de 2024 por reinserción escolar y vocacional en la sociedad.

No obstante, la comisión de supervisión de la libertad condicional rompió el acuerdo sin explicar los motivos.

El convicto, de 46 años de edad, se encuentra en el centro penitenciario de Lincoln Country, y acumula 19 infracciones de conducta desde 2001. En un principio, la liberación estaba pautada para 2023, pero esta se aplazó un año.

Asesinato de James Jordan

A un mes de haber conseguido el tricampeonato con los Chicago Bulls, Michael Jordan pasó por una de las peores experiencias de su vida. El 23 de julio de 1993, su padre fue asesinado mientras dormía en el interior de su coche en una carretera de Carolina del Norte.

Las autoridades hallaron el cadáver 11 días después en un pantano. La autopsia determinó que una herida de bala en la parte superior del pecho causó la muerte de James.

Larry M. Demery y Daniel Green fueron sentenciados en 1996 por el asesinato. Demery, quien se declaró inocente en varias ocasiones, acusó a Green de dispararle al padre de Michael, y que él solo había ayudado a lanzar el cuerpo hacia el pantano. Los dos tenían 18 años de edad.

Green fue condenado a cadena perpetua más 10 años, mientras que a Demery le impusieron cadena perpetua más 40 años, tras declararse culpable por asesinato en primer grado, robo a mano armada y conspiración.

También puedes leer: Griezmann Mbappé: el nombre del primer recién nacido de 2022 en un hospital de Chile