Por qué los probióticos son el mejor suplemento para mejorar la pérdida de memoria

Es bien sabido que la suplementación con probióticos es una medida dietética fundamental para mejorar la salud intestinal y al microbioma. Recientemente un informe encabezado por científicos de la Universidad de Reading, confirmó los beneficios de la ingesta de probióticos con el funcionamiento cognitivo

De acuerdo con los hallazgos del estudio, la suplementación con probióticos puede tener un impacto significativo en la desaceleración del deterioro cognitivo en adultos. Su consumo se asocia con mejoras en el desarrollo intelectual y la memoria.
De acuerdo con los hallazgos del estudio, la suplementación con probióticos puede tener un impacto significativo en la desaceleración del deterioro cognitivo en adultos. Su consumo se asocia con mejoras en el desarrollo intelectual y la memoria.
Foto: Photo by Daily Nouri on Unsplash / Unsplash

Lo siguiente puede resultar muy impactante para muchos: la salud del cerebro se ve muy afectada por el intestino. En los últimos años las tendencias de nutrición y salud, se han enfocado en hablar sobre la estrecha relación entre la salud intestinal, el sistema inmunológico y la prevención de enfermedades. De hecho, de manera específica se ha demostrado que los cambios en el microbioma intestinal no solo provocan cambios de comportamiento, sino que también pueden alterar la salud cognitiva. Con base en ello han salido a la luz numerosas recomendaciones para fortalecer al microbioma intestinal, una de las más relevantes: la suplementación con probióticos. No es ningún secreto decir que son sustancias que benefician en numerosos aspectos la salud intestinal, sin embargo recientemente los investigadores han comenzado a relacionar la ingesta de este suplemento con grandes mejoras en el funcionamiento cognitivo. Así lo sugieren los nuevos hallazgos de un centro de investigación del Reino Unido de la Universidad de Reading, quienes publicaron recientemente un informe en Neuroscience & Behavioral Reviews. Este trabajo se enfocó en cubrir un total de 30 estudios sobre la conexión entre la ingesta de probióticos y la función cognitiva.

¿Cuáles fueron los hallazgos del estudio?

Los hallazgos generales fueron positivos y los investigadores concluyeron que la suplementación con probióticos puede tener un impacto significativo en la desaceleración del deterioro cognitivo en adultos, pero tuvo poca importancia en la cognición en bebés y niños. En adultos con casos tempranos o leves de deterioro cognitivo, se demostró que el consumo regular de probióticos mejora los puntajes de memoria y atención en los exámenes mentales.

El informe cubrió otro estudio que mostró que los suplementos probióticos ayudan con el funcionamiento ejecutivo y el procesamiento de la información en adultos con deterioro cognitivo leve. Sin embargo, de acuerdo con los autores del estudio aunque los hallazgos reunidos en este informe muestran resultados prometedores para futuras investigaciones sobre la conexión entre los probióticos y la salud del cerebro, expresan la necesidad de realizar más investigaciones sobre el tema.

La buena noticia es que llevamos años escuchando sobre los beneficios relacionados con el consumo de probióticos, tanto en suplementos como en alimentos ricos en ellos. En principio se sabe que son el mejor aliado para estimular al sistema inmune y fortalecer las defensas. De acuerdo con información liberada por el equipo del Centro de Nutrición de Clínica Las Condes, la flora intestinal humana está compuesta por distintas bacterias “buenas”, que cohabitan en su debida proporción, de manera que exista cierto equilibrio. Los probióticos son un complejo ecosistema que ayuda a mantener este adecuado equilibrio colonizando el tubo digestivo, por lo que mejoran las defensas contra otros microorganismos, colaboran en la digestión de los alimentos, combaten afecciones digestivas, mejoran el rendimiento físico y mental, disminuyen la sintomatología alérgica e inclusive intervienen en la salud emocional.

Si bien existen probióticos en condiciones naturales, como en la leche, yogurt, quesos, aceitunas, soya, cereales y otros, la concentración de ellos es baja y no se logra conseguir un efecto clínico relevante. Por eso se han desarrollado preparados farmacológicos como es el caso de cápsulas y bebidas lácteas probióticas. Y de manera específica se sabe que para obtener sus beneficios totales, es importante recurrir al consumo de suplementos por supuesto, en complemento con una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable.

De acuerdo con declaraciones del Dr. Vernon Williams, director del Centro de Neurología Deportiva y Medicina del Dolor del Instituto Cedars-Sinai Kerlan-Jobe, a Medical News Today sobre el reciente reporte: “Este parece ser un enfoque seguro en adultos de mediana edad y mayores. No creo que nadie esté diciendo que los probióticos curarán la disfunción cognitiva por sí mismos, pero pueden proporcionar una pieza significativa del rompecabezas y pueden ser importantes, en términos de su contribución para mejorar este tipo de síntomas”.

Lo cierto es que estos estudios llegan para darnos claridad y dictan nuevas medidas dietéticas para motivar a las personas a realizar ajustes en su alimentación que funcionen como una buena medida de prevención para mejorar la salud cerebral y que además brindan otros contundentes beneficios para la salud general. Así que ya lo sabes, integrar en tus hábitos cotidianos el consumo de probióticos es una buena estrategia para proteger tus habilidades intelectuales, la memoria y el aprendizaje.

Te puede interesar: