Comida rápida de restaurantes como Taco Bell y McDonald’s es hasta 10% más cara ahora que antes de la pandemia

Las cadenas de comida rápida con los aumentos de precios más significativos hasta el momento son Taco Bell, McDonald's, Dunkin Donuts, Chipotle y The Cheesecake Factory

Dado que la cadena de suministro ha afectado el costo de los productos básicos de la comida rápida (como el pollo, los huevos y la carne de cerdo), los precios en muchas cadenas han aumentado a lo largo del año.
Dado que la cadena de suministro ha afectado el costo de los productos básicos de la comida rápida (como el pollo, los huevos y la carne de cerdo), los precios en muchas cadenas han aumentado a lo largo del año.
Foto: KelvinStuttard / Pixabay

Durante la mayor parte de 2021, los expertos advirtieron que los precios de los productos básicos estarían aumentando.

Los problemas de la cadena de suministro interrumpieron la disponibilidad de muchos productos, desde alitas de pollo hasta champán, y la inflación también está afectando. En 2022, se prevé que la tasa de inflación aumente en un 2.30%.

En diciembre, los estudios revelaron que tanto comer en casa como en restaurantes se ha vuelto más caro. Pero la comida rápida, un alimento muy popular en Estados Unidos, también se está viendo afectada.

Para tener claro la gravedad del problema, cabe señalar que Little Caesars aumentó el costo de sus pizzas Hot-N-Ready por primera vez en 25 años, de $5 a $5.55 dólares. Krispy Kreme aumentó los precios en 2021 y planea hacerlo nuevamente pronto. Asimismo, las cadenas de comida rápida con los aumentos de precios más significativos fueron Taco Bell, McDonald’s, Dunkin ‘, Chipotle y The Cheesecake Factory.

Taco Bell, tuvo un aumento del 10% en los precios en general, fue el mayor repunte en los precios, seguido de McDonald’s y Dunkin Donuts que aumentaron sus precios en general en un 8%.

Dado que comer en restaurantes se ha vuelto un poco más peligroso por el riesgo de contagio, y cocinar en casa puede volverse monótono, las cadenas de comida rápida se han vuelto muy populares en estos tiempos de pandemia. Y es que hubo más familias que fueron a estas cadenas de comida rápida en 2021 que en los años 2020 y 2019.

Si bien muchas cadenas se adaptaron a las necesidades de la pandemia, ofreciendo más opciones sin contacto para adaptarse al distanciamiento social y otras pautas de salud, no pudieron prevenir el aumento de los costos y la escasez de personal.

Dado que la cadena de suministro ha afectado el costo de los productos básicos de la comida rápida (como el pollo, los huevos y la carne de cerdo), los precios en muchas cadenas han aumentado a lo largo del año. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, los precios en los restaurantes en general aumentaron un 7.1% en comparación con octubre pasado.

La cadena de suministro, que es básicamente la forma en que los productos se transportan del productor al consumidor, se ha reducido durante la pandemia, el costo de transporte de mercancías ha aumentado, hay escasez de mano de obra para completar el transporte y los puertos están congestionados debido a varios problemas logísticos. Estos factores aumentan los costos de producción, lo que se traduce directamente en un aumento de precios para el consumidor.

La pandemia también ha afectado la demanda de trabajadores en las propias cadenas de comida rápida. Y es que, en todo el país, casi 20 millones de trabajadores han abandonado la fuerza laboral estadounidense desde abril de 2021.

Muchos empleados de restaurantes utilizaron el aumento en la demanda de trabajadores para negociar mejores condiciones laborales y salarios. La falta de trabajadores y el aumento del costo de pago de los trabajadores también han impactado a las compañías.

También te puede interesar:

Walmart recorta a la mitad licencia pagada a empleados contagiados de Covid-19

Congreso analiza estímulo económico para empresas más afectadas por la pandemia, como los restaurantes

Una empresa de San Francisco instauró de forma permanente para sus empleados la semana laboral de 4 días