NYPD acusa a sospechoso de asesinato de cajera boricua Kristal Bayron Nieves en Burger King de Manhattan

Winston Glynn, de 30 años, aparentemente había trabajado en otro local de la misma cadena de restaurantes de comida rápida; un cinturón que vestía y una tarjeta EBT fue parte de la prueba que llevó a los detectives hasta el hoy acusado

Kristal Bayron-Nieves murió a manos de un ladrón mientras laboraba en un "Burger King" en NYC.
Kristal Bayron-Nieves murió a manos de un ladrón mientras laboraba en un "Burger King" en NYC.
Foto: Familia Bayron-Nieves / GoFundMe / Cortesía

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) acusó hoy a Winston Glynn de haber matado a la cajera boricua Kristal Bayron-Nieves en medio de un robo la madrugada del domingo en un Burger King de East Harlem, en Manhattan.

Medios locales reportaron poco después del mediodía de este viernes que el hombre de 30 años enfrenta cargos de asesinato, robo, uso criminal de un arma y posesión criminal de un arma.

Una persona de interés había sido detenida el jueves en Brooklyn en relación con el caso. Pero no fue hasta esta tarde que trascendió el reporte de que Glynn había sido procesado criminalmente por el crimen. No está claro si se trata de la misma persona.

Un cinturón que vestía y una tarjeta EBT fuer parte de la prueba que llevó a los detectives hasta el hoy acusado, según se destacó en el reporte de ABC 7.

Aparentemente, Glynn había trabajado en otro local de la cadena de comida rápida, no en el de la calle 116 y la avenida Lexington en el que se reportó el crimen a eso de las 12:45 a.m. del pasado domingo.

El sospechoso, que aparece en cámaras de vigilancia apuntando con un arma al personal, le disparó en el torso a la víctima de 19 años luego de que esta le entregara un billete de $100 dólares.

Las autoridades habían ofrecido una recompensa de $20,000 por pistas que llevaran al arresto del sospechoso.

Te puede interesar:

Madre de cajera boricua asesinada por ladrón en Burger King de Manhattan se siente culpable; boricua instruyó a su hija para que fuera a trabajar el fatídico día