Resistencia a los antibióticos, más mortal que el VIH o la malaria

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas para la salud mundial, y es incluso más peligrosa que otras enfermedades terribles

La resistencia a los antibióticos es una amenaza a la salud mundial.
La resistencia a los antibióticos es una amenaza a la salud mundial.
Foto: Unsplash

Olvídate del COVID, el VIH o la malaria: en la resistencia a los antibióticos radica una verdadera amenaza a largo plazo para la salud humana en todo el mundo. La resistencia a los antibióticos ocurre cuando los hongos, las bacterias, los parásitos y los virus resisten el embate de los medicamentos que usualmente se utilizan para combatirlos; y cuando la medicina no es eficaz para combatir una infección, el resultado puede ser la muerte.

Tan sólo en 2019, casi 1.3 millones de personas murieron en el mundo a causa de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos, más que el número de personas que murieron de VIH o malaria. Es más: en ese mismo año 4.95 millones de muertes en el mundo estuvieron asociadas con esta resistencia.

Los principales patógenos resistentes

Investigadores de la Universidad de Washington en Seattle analizaron 471 millones de registros de personas, así como la resistencia de 23 patógenos y 88 combinaciones de patógenos y fármacos en 204 países y territorios. Encontraron que hay seis patógenos principales resistentes a los medicamentos que causaron infecciones mortales:

1 E coli, que suele provocar diarrea, vómito y cólicos, y que en 2019 causó la mayoría de las muertes relacionadas a la resistencia a los fármacos.

2 S aureus, el más peligroso de los estafilococos, que puede causar infecciones, neumonía o síndrome del shock tóxico.

3 K pneumoniae, una bacteria relacionada con infecciones urinarias, neumonías y hasta sepsis.

4 S pneumoniae, también conocido como neumococo y que puede causar sinusitis, meningitis, peritonitis o neumonía.

5 A baumannii, un cocobacilo que produce infecciones del tracto urinario y del tracto respiratorio inferior.

6 P aeruginosa, una bacteria que frecuentemente causa neumonía. 

Qué se puede hacer contra esta amenaza

La investigación, publicada en The Lancet, señala que para enfrentar el desafío de las infecciones resistentes a los antibióticos es necesario tomar varias acciones, entre ellas prevenir y controlar las infecciones mediante la vacunación, la higiene y el saneamiento del agua potable, especialmente en las regiones del planeta con menos acceso a servicios de salud.

Además, es necesario evitar el consumo de antibióticos cuando no son necesarios para tratar ciertas enfermedades y reducir su utilización en la agricultura y la ganadería.


Lee más:

+ La infección resistente a los antibióticos que representa una amenaza mundial y que afecta principalmente a Nueva York

+ Apendicitis: Pacientes no necesitarían que les saquen el apéndice gracias a los antibióticos

+ Hantavirus, ¿la otra amenaza a la salud que ha surgido en China?

+ Hay bacterias resistentes a los antibióticos en la comida para perros: cómo evitar que te afecten