La NFL llevó el Super Bowl LVI a más de mil latinos que viven en Los Ángeles

Con la intención de llevar el fútbol americano a otras fronteras, la NFL realizó un evento para las familias latinas que viven en Los Ángeles, en el marco de la celebración del Super Bowl LVI este domingo

La NFL aprovechó el Super Bowl para hacer que los jóvenes latinos se familiaricen con este deporte.
La NFL aprovechó el Super Bowl para hacer que los jóvenes latinos se familiaricen con este deporte.
Foto: VALERIE MACON / AFP / Getty Images

La NFL organizó este sábado el Play Football Family Festival, un gran evento en torno al fútbol americano para niños y familias que se celebró en el emblemático barrio latino Boyle Heights de Los Ángeles (EE.UU.).

Considerado como el corazón chicano de la ciudad californiana, Boyle Heights acogió este acto en el que unos 1.500 jóvenes, según las estimaciones de los organizadores, disfrutaron de todo lo que rodea al fútbol americano a solo un día de que en el SoFi Stadium de Los Ángeles se juegue el Super Bowl entre Los Angeles Rams y los Cincinnati Bengals.

Muy contento con el caluroso día en Los Ángeles, a diferencia de su residencia en la fría costa este de EE.UU., Roman Oben, vicepresidente de desarrollo de fútbol de la NFL, explicó a EFE cómo han intentado expandir la pasión del Super Bowl más allá del gran partido.

“Era muy importante para nosotros asociarnos con las comunidades del Este de Los Ángeles y hacer este evento porque, a veces, cuando el Super Bowl llega a una ciudad todos no logran ser parte de ello“, indicó.

“Queremos que todos tengan esa misma experiencia así que hoy hemos traído la experiencia del Super Bowl a estas comunidades locales (…). Todo el mundo puede ser un fan de la NFL, no solo los que están en las gradas “, añadió.

El campo del instituto Bishop Mora Salesian fue el elegido por la NFL para organizar este Play Football Family Festival.

Cientos de niños y jóvenes se citaron ahí para imaginar por un día que eran jugadores profesionales de fútbol americano y para ello contaron con técnicos y asistentes que les habían preparado diferentes ejercicios de entrenamiento.

Así, los pequeños aprendieron los secretos de todas las facetas del juego, desde el pase a la recepción sin olvidar cómo driblar a los jugadores rivales.

También se organizaron numerosas actividades paralelas como competiciones de videojuegos de fútbol americano, firmas de autógrafos y sesiones de preguntas y respuestas con figuras de este deporte, y repartos de camisetas y pósters de regalo.

De mariachis a mascotas

Los Rams, que mañana intentarán ganar en su propio estadio el Super Bowl, acudieron con una notable presencia a este evento familiar, incluido un mariachi del equipo angelino.

Sus contrincantes, los Bengals, también visitaron Boyle Heights con un equipo de animadoras acompañando a Who Dey, el tigre que es la mascota oficial del conjunto de Cincinnati.

Y tampoco se perdió la cita el otro equipo de Los Ángeles, los Chargers, que trajeron una banda de percusión para animar el acto.

Uno de los jóvenes que estaba en el Play Football Family Festival era Jeffrey Pérez, estudiante del instituto Bishop Mora Salesian y que es un gran apasionado del fútbol americano.

“Creo que este es un evento gigante para la comunidad. Más que todo para que la gente sepa del fútbol y se enamore del juego”, explicó a EFE.

De raíces salvadoreñas, Pérez dijo que este tipo de iniciativas sirven para “agarrar a los niños chiquitos y enfocarlos en este deporte que pueden amar, pueden seguir y pueden jugar cuando sean más grandes”.

“A mí lo que más me gusta del fútbol es lo unido que está el equipo, que tienes que trabajar en equipo, que tienes que tener esa hermandad con todos los jugadores”, cerró.

Lea también:
Las medidas de Joe Biden para evitar a grupos antivacunas en el Super Bowl
Super Bowl LVI: La diferencia de edades marca el esperado duelo entre Rams y Bengals