Claves del mensaje de Biden en el Congreso, incluyendo Ucrania, inmigración y la economía de Estados Unidos

Este 1 de marzo, el presidente Joe Biden dará su primer mensaje del Estado de la Unión ante el Congreso, donde se espera que la invasión de Rusia a Ucrania destaque, sobre todo sobre acciones y posibles efectos para EE.UU., pero el mandatario también adelantará sus planes económicos y organizaciones confían que aborde el asunto migratorio

El presidente Biden dará su primer mensaje de Estado de la Unión este 1 de marzo.
El presidente Biden dará su primer mensaje de Estado de la Unión este 1 de marzo.
Foto: Anna Moneymaker / Getty Images

El presidente Joe Biden enfrenta varios desafíos de cara a su primer mensaje del Estado de la Unión ante el Congreso este 1 de marzo, debido al conflicto entre Rusia y Ucrania y a la necesidad de la Casa Blanca de empujar la agenda del mandatario, sobre todo en materia económica, asunto que tendrá un gran peso en el discurso.

“El presidente presentará un caso sólido de que la estrategia económica de [Administración] Biden-Harris está produciendo resultados históricos y presentará su plan para abordar los desafíos económicos”, adelantó la Casa Blanca.

Según funcionarios de la Administración Biden, el presidente “subrayará” los avances logrados con el Plan de Rescate Estadounidense (ARP), así como logros en materia empresarial y la inversión comercial, volviendo a ese dato que el Gobierno ha difundido previamente sobre el mayor crecimiento económico en 40 años.

Sin embargo, en medio de la inflación que alcanzó el 7% –la más alta desde 1982– y su efecto directo en los bolsillos de los estadounidenses con el incremento de precios en alimentos y otros productos, el presidente reconocerá los retos que ha dejado la pandemia de COVID-19.

“Demasiadas familias continúan sintiendo la presión de los precios más altos”, se adelantó. “El presidente dejará en claro que los aumentos de precios que se arraigan son perniciosos y corroen el progreso económico que está logrando el país”.

Además de reconocer el reto, el mandatario presentará un plan que contempla cuatro aspectos clave: (1) fabricar más productos en Estados Unidos, a fin de fortalecer nuestras cadenas de suministro y mover bienes en una forma más rápido y barata; (2) reducir el costo de los gastos diarios de las familias trabajadoras y reducir el déficit; (3) ayudar a las pequeñas empresas y proteger a los consumidores, y (4) asegurarse de que haya más trabajos bien remunerados.

La Casa Blanca no revela que el mandatario vaya abordar la afectación a la agenda económica el bloqueo del proyecto Build Back Better (Reconstruir Mejor), a pesar de que expertos consideran que el ARP, como el Crédito Tributario por Hijo ayudó significativamente a las familias.

“En la segunda mitad de 2021, las familias con bajos ingresos estaban usando sus depósitos mensuales de Crédito Tributario por Hijos para ayudar a cubrir los costos de los alimentos y las facturas de servicios públicos”, indica un reporte reciente del Center on Budget and Policy Priorities (CBPP). “El informe de inflación de enero subraya la urgencia de que los legisladores extiendan la expansión exitosa del Crédito Tributario por Hijos”.

La sombra de Ucrania

Se espera que el presidente Biden enfoque parte del mensaje a la invasión de Ucrania, luego de que esta semana su Administración bloqueara a Banco Central de Rusia de transacciones en EE.UU., que se suman a otros esfuerzos para reducir su operación militar y enfrentar consecuencias.

La portavoz Jen Psaki, reconoció el domingo en ABC News que el mensaje del presidente Biden será distinto a lo planeado.

“Eso es ciertamente algo que está presente en todas nuestras vidas y ciertamente en la vida del presidente en este momento”, dijo en referencia a Ucrania.

La posición del mandatario también es clave en medio del temor de una guerra nuclear, luego de que el presidente Vladimir Putin pusiera “en alerta” a sus fuerzas especiales de disuasión, que incluyen armas nucleares.

En una entrevista con Brian Tyler Cohen, el mandatario dejó claro que su Administración tenía dos opciones sobre Rusia y eligió la económica.

“Tienes dos opciones: iniciar una tercera guerra mundial, ir a la guerra con Rusia, físicamente; o dos, asegurarte de que el país que actúa de manera tan contraria al derecho internacional termine pagando un precio por haberlo hecho”, expuso.

Pendientes migratorios

No hay claridad sobre el mensaje que el presidente Biden dará sobre asuntos migratorios, pero hay seis objetivos generales pendientes del mandatario, según un reporte de 26 organizaciones civiles, entre las que se encuentran Immigration HUB, RAICES, entre otras.

Esas prioridades son: proteger y asegurarse en mantener a las familias unidas, incluida una reforma migratoria; actuar contra medidas que afectan a inmigrantes de raza negra, particularmente haitianos;
asegurarse de mejorar los procesos de visas para trabajadores; reducir la persecución de indocumentados por parte de agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE); implementar el sistema de asilo prometido en la frontera y lograr atender las causas de la migración en Centroamérica.

Estamos en un momento en que el Congreso no está actuando en la reforma migratoria… aplaudimos al presidente cuando al inicio de su presidencia comenzó con un plan muy fuerte de reforma migratoria”, reconoció Lia Parada, directora de Defensa Legislativa de Immigration HUB, uno de los grupos que participó en la elaboración del reporte, en el podcast “El Diario Sin Límites”.

Agregó que la Administración Biden no ha cambiado la situación en la frontera como la dejó el expresidente Donald Trump con el Título 42 y los Protocolos de Protección al Migrante, conocido como Permanecer en México, además de la falta de la implementación del nuevo plan de asilo.

“Vemos este momento, el segundo año de la presidencia de Biden, que debe de tomar acción si bien en el Congreso, pero también en su Administración”, acotó Parada.

El reverendo Alvin Herring, director ejecutivo de Faith in Action, una coalición de organizaciones religiosas que defienden la libertad de creencia, derechos al voto e inmigración, coincidió en la importancia de una reforma migratoria como la prioridad del presidente Biden.

“Sabemos que es importante para la Administración Biden”, expresó, aunque no ha podido cumplir esa promesa. “Pero vamos a escuchar con cuidado lo que dirá sobre este asunto”.

Agregó que será importante la postura del mandatario, debido a que los inmigrantes indocumentados fueron parte de los trabajadores en primera linea durante los cierres por la pandemia de COVID-19.

“No podemos darles la espalda”, asestó el reverendo Herring. “Ellos están aquí, debemos hacerles ver que ellos importan, que los estamos viendo”.