Uber ofrecerá servicios en taxis amarillos: alianza entre dos grandes enemigos en Nueva York

Quienes soliciten un viaje en la aplicación Uber en NYC podrán elegir un taxi tradicional bajo una nueva asociación que comenzará a finales de esta primavera, aliando a dos industrias que por años han estado peleando. Adicionalmente, los taxis podrán seguir recogiendo pasajeros sin reservación en la calle

Uber y los taxis tradicionales de NYC: se alían dos rivales.
Uber y los taxis tradicionales de NYC: se alían dos rivales.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Quienes soliciten un viaje en la aplicación Uber en NYC podrán elegir un taxi de color bajo una nueva asociación que comenzará a finales de esta primavera, aliando a dos industrias que por años han estado peleando por los pasajeros en la ciudad más poblada del país.

Adicionalmente, los taxis amarillos y verdes podrán seguir recogiendo pasajeros que los detengan sin reservación en la calle, destacó The New York Times.

El alianza sorprende porque Uber es “la misma compañía que durante la última década inundó las calles con decenas de miles de vehículos de alquiler y llevó a la industria de los taxis al borde de la extinción”, ironizó Daily News.

Ya antes del confinamiento y la extendida crisis de la pandemia, la devaluación de las licencias de los simbólicos taxis amarillos de Nueva York fue tal, que hubo reportes de conductores que se suicidaron, aparentemente ahogados por las deudas, la mayoría inmigrantes.

Al momento, los taxis de la ciudad están equipados con tecnología para realizar viajes a través de las aplicaciones de teléfonos inteligentes poco utilizadas Curb o Arro. Y en un futuro cercano se incorporarán a la plataforma de Uber, aunque la fecha exacta del comienzo de la asociación no fue precisada en el anuncio de hoy.

La alianza significa que quienes pidan un servicio a través de Uber podrían obtener un taxi amarillo o verde en lugar de los autos sin identificación que suelen usar los conductores basados ​​en aplicaciones.

También implica que a los taxistas amarillos o verdes que realicen viajes a través de la aplicación de Uber se les pagará por adelantado en lugar del monto del taxímetro estándar que está regulado por la Comisión de Taxis y Limusinas de la ciudad (TLC).

“Uber tiene una larga historia de asociación con la industria de los taxis para brindar a los conductores más formas de ganar y a los pasajeros otra opción de transporte”, comentó en un comunicado Andrew Macdonald, ejecutivo de la empresa.

La medida se produce cuando aproximadamente la mitad de los 13,500 taxis amarillos de la ciudad están fuera de servicio y la pandemia ha reducido la cantidad de pasajeros en servicios basados ​​en aplicaciones como Uber y Lyft en más del 25%, de aproximadamente 663,000 viajes por día en enero de 2020 a 475,000 en 2022, según los datos de la ciudad.

Los taxistas se sintieron un poco aliviados en noviembre pasado cuando el senador Chuck Schumer (D-NY) y el entonces alcalde Bill de Blasio negociaron un acuerdo con los prestamistas que reajustó el valor de los préstamos de medallones a $200,000 dólares, luego de costar millones hasta hace unos años.