Víctima de robo a martillazos: tras sobrevivir de milagro dice que no volverá a viajar en el caótico Metro de Nueva York

Nina Rothschild fue golpeada con un martillo varias veces al ser robada entrando en el Metro de NYC. Sufrió fractura de cráneo y laceraciones en la cabeza. Milagrosamente sobrevivió, pero por ahora tiene miedo y apenas puede caminar como para volver al subterráneo, donde el crimen ha subido 75%

Momento del ataque y huida.
Momento del ataque y huida.
Foto: NYPD

Tras ser dada por “muerta” luego de ser robada a martillazos entrando hace un mes a una estación en Queens, la científica Nina Rothschild (58) tiene miedo de volver a usar el caótico Metro de Nueva York, donde el delito se ha disparado 75%.

El ataque sucedió la noche del 24 de febrero cerca de las 11:00 p.m., cuando la científica del Departamento de Salud de NYC salía de su trabajo a casa cerrando una larga jornada relacionada con COVID. Tres días después, William Blount (57) fue arrestado como sospechoso y acusado de intento de asesinato, robo y agresión, pero se declaró “no culpable”.

El asalto fue grabado por cámaras de seguridad: se recomienda prudencia al observar las dramáticas imágenes. Denise Alston (57) también fue detenida y acusada de usar la tarjeta de crédito de Rothschild, horas después de que fuese robada entrando a la estación Queens Plaza en Long Island City.

La policía reportó que Rothschild fue golpeada hasta 13 veces. Sufrió una fractura de cráneo y laceraciones en la cabeza. Milagrosamente sobrevivió y ahora conversó en exclusiva con NBC News.

“Por suerte o por desgracia, recuerdo básicamente todo, de principio a fin… ¡Quiero recuperar mi vida!”

Nina Rothschild, víctima de robo violento en el Metro de NYC

“Por suerte o por desgracia, recuerdo básicamente todo, de principio a fin”, dijo Rothschild. “Recuerdo que comencé a bajar las escaleras del Metro y sentí este golpe en la cabeza, que inicialmente pensé que era un bate de béisbol”.

“Yo estaba gritando ‘alto, alto, alto’, lo que por supuesto fue total y absolutamente inútil”, añadió. Después de patearla y golpearla con un bastón por la espalda, el atacante sacó un martillo, con el que la golpeó en la cabeza. Luego agarró su bolso y se fue.

Su cráneo estaba fracturado y su cerebro sangraba, pero Rothschild estaba consciente y luchando por su vida. “¡Empecé a gritar ‘ayuda, ayuda, ayuda, ayuda’! Y, afortunadamente, subieron dos oficiales de la policía de Nueva York que, creo, estaban en la plataforma inferior junto a los trenes”.

Ahora describe la rápida respuesta de la policía como “nada menos que milagrosa, porque de lo contrario no sé cuánto tiempo podría haber estado allí”. Rothschild dice que no cree que esté experimentando signos de trastorno de estrés postraumático, aunque describe momentos en los que se siente ansiosa y nerviosa.

Al principio pensó que no volvería a caminar, pero tras dos semanas de rehabilitación hospitalaria se recuperó. “Cuando los fisioterapeutas y los terapeutas ocupacionales me preguntaban ‘¿cuáles son tus objetivos?’, dije: ‘bueno, ¡quiero recuperar mi vida!

Rothschild asegura que está “demasiado agradecida” por su supervivencia y la excelente atención médica como para sentir rabia por su atacante. Pero está estupefacta por la insensatez y la crueldad del ataque que soportó.

Fuera del hospital ahora, Rothschild afirma que no viajará en el Metro, al menos en el corto plazo. Ella dice que es inestable sobre sus pies y que simplemente tiene demasiado miedo. “Viajar en el sistema de Metro en este momento se siente bastante peligroso”, dijo. Sus compañeros de trabajo en el Departamento de Salud comenzaron un fondo para ella, que está usando para pagar traslados en Ubers.

Comentó además que es partidaria de una reforma de las leyes, medidas que muchos consideran necesaria para revertir la anarquía e impunidad en Nueva York. “No importa si son ricos o blancos o tienen buenas conexiones. Si lo acusan de un delito violento… me gustaría verlo encarcelado hasta la fecha de su juicio”, afirmó.

Blount está en la cárcel esperando su próxima cita en la corte el 11 de abril. En su lectura de cargos el 25 de marzo, su abogado dijo que él no fue la persona que atacó a Rothschild. Fuentes policiales dicen que el acusado fue identificado en varias cámaras de vigilancia con la misma ropa después del intento de homicidio.

Un portavoz de la policía de Nueva York comentó que los oficiales de la comisaría 108 estuvieron en condiciones de auxiliar a Rothschild a debido a las “patrullas de visibilidad” implementadas recientemente por el alcalde Eric Adams en las estaciones de Metro, diseñadas para abordar un aumento persistente de la delincuencia.

Los principales delitos en el tránsito público aumentaron aproximadamente 75% en lo que va de año en comparación 2021, según datos de NYPD.