YouTube no alertó sobre videos violentos de atacante del Metro de Nueva York: alcalde Adams exige más responsabilidad a las redes sociales

El alcalde de NYC dijo que las redes sociales podrían haber alertado sobre el comportamiento preocupante del presunto atacante del Metro. "Existe cierta responsabilidad en las industrias y empresas de las redes sociales”, afirmó

Varias imágenes del detenido Frank James.
Varias imágenes del detenido Frank James.
Foto: NYPD

Frank Robert James, sospechoso de 62 años detenido ayer por el ataque con balas y granadas que dejó 29 heridos en el Metro de Nueva York, publicó una serie de videos en YouTube que frecuentemente incluían diatribas racistas y en los que el alcalde Eric Adams fue señalado y amenazado por su nombre.

Horas antes de que James fuese arrestado en el East Village tras una búsqueda frenética de NYPD y FBI, el alcalde Adams comentó ayer que las empresas de redes sociales podrían haber señalado el comportamiento preocupante del presunto atacante y alertar a las autoridades sobre la naturaleza de sus mensajes. En uno de sus videos subido hace apenas un mes en YouTube, James dijo que había “entrado en la zona de peligro”.

“Estamos viendo señales a nuestro alrededor de aquellos que se inclinan hacia acciones violentas y los ignoramos”, dijo Adams a CNN ayer durante una entrevista matutina, mientras se mantiene de reposo médico tras dar positivo de COVID-19 el domingo.

“No puedo reproducir una canción en un canal de redes sociales que pertenece a otra persona sin que ellos lo identifiquen. ¿Por qué no identificamos estas peligrosas amenazas?, preguntó retóricamente Adams, citado por New York Post. “¿Por qué no estamos siendo más proactivos en lugar de esperar a que esto suceda?”, insistió.

“¿Por qué no identificamos estas peligrosas amenazas? ¿Por qué no estamos siendo más proactivos en lugar de esperar a que esto suceda?”

Alcalde de Nueva York, Eric Adams

“Creo que existe cierta responsabilidad en las industrias y empresas de las redes sociales”, agregó. “[Debemos] entender por qué estamos viendo estas publicaciones y estas amenazas todos los días, y nadie está dando una señal de advertencia temprana a las fuerzas del orden”.

Adams hizo los comentarios apenas unas horas antes de que James fuera arrestado en el Lower East Side, poniendo fin a la persecución de más de un día que estalló después de que supuestamente detonó bombas de humo y disparó dentro de un tren subterráneo repleto en Brooklyn a las 8:30 a.m. del martes.

Al menos 10 personas fueron baleadas y otras 20 sufrieron lesiones diferentes y fueron reportadas en condición estable. Milagrosamente nadie murió, un golpe de suerte que los funcionarios atribuyeron al bloqueo del arma del atacante.

La policía de Nueva York encontró en la escena una pistola Glock 17 de 9 mm con tres cargadores extendidos y una llave de un vehículo alquilado U-Haul. El auto fue encontrado más tarde sin ocupantes en Kings Highway (Brooklyn), a unas pocas millas de la estación donde sucedió el tiroteo masivo.

El ataque generó cierre de estaciones e interrupciones en el servicio del Metro. El alcalde Adams anunció que se duplicaría el número de agentes de la policía de Nueva York en el sistema subterráneo, donde ya desde febrero había activado un reforzado plan de seguridad para hacer frente a la violencia.

Ese mes también Adams instó a las redes sociales a prohibir los videos de rap que glorifican y promueven la violencia, “tal como hicieron” con el polémico ex mandatario Donald Trump.

La empresa matriz de YouTube, Alphabet, que también es propietaria del gigante de los motores de búsqueda Google, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre los videos de James.