Surge en NYC nuevo movimiento para prevenir fatalidades laborales

El Día de los Trabajadores caídos fue conmemorado en la Gran Manzana con vigilias, pero también con nuevas acciones para garantizar seguridad a la fuerza laboral con más riesgos. 14 deliveristas y 9 obreros de construcción perdieron la vida el último año

El Proyecto de Justicia Laboral rindió homenaje a los nueve obreros fallecidos en accidentes de construcción el último año.
El Proyecto de Justicia Laboral rindió homenaje a los nueve obreros fallecidos en accidentes de construcción el último año.
Foto: Proyecto de Justicia Laboral (Twitter) / Cortesía

Nueve obreros de la construcción han muerto en los últimos doce meses en su lugar de trabajo. Además, catorce deliveristas perdieron la vida en el asfalto de la Gran Manzana en el 2021, mientras hacían sus entregas, significando el año más mortífero en la historia para esta masa laboral. A esto se suma una cantidad incuantificable de trabajadores esenciales para la ciudad, que perdieron la batalla ante el COVID-19, cuando quedarse en casa no era una opción para ellos

La gran proporción de los nombres de quienes no pudieron regresar a casa, por un accidente o por otro tipo de fatalidad, mientras cumplían con su labor, tenían algo en común: eran inmigrantes hispanos.

Y precisamente este jueves, cuando se conmemoró en el país el Día de los Trabajadores Caídos, dedicado a recordar a quienes perdieron la vida durante su faena laboral, varias organizaciones sindicales y de defensa de los derechos civiles honraron la memoria de miles de estos trabajadores. Pero también trazaron una ruta para exigir más protección, capacitación y seguridad en los ambientes laborales.

Ningún trabajador es desechable”

Este año las organizaciones sindicales, pusieron énfasis en la necesidad de promover garantías de seguridad para un grupo cuyo espacio laboral son básicamente las calles, como es el caso de los deliveristas, para quienes la lucha por las mínimas garantías de seguridad, a diferencia de otros trabajadores, apenas comienza.

“Hacemos una pausa especial para llorar a los hermanos, tíos y madres perdidos en nuestras comunidades, por su necesidad de llevar comida a la mesa. Y volvemos a comprometernos con nuestra lucha para que todos los trabajadores tengan como prioridad su salud y seguridad en el trabajo”, dijo la senadora estatal Jessica Ramos en un acto de conmemoración celebrado en Union Square Park.

La legisladora colombo-estadounidense representante de Jackson Heights, en Queens, recordó que Nueva York ha sido un “semillero de victorias muy reñidas” para los trabajadores inmigrantes. 

“No nos detendremos hasta que todos los empleadores entiendan: todo trabajo tiene dignidad y ningún trabajador es desechable”, sentenció.

Un informe publicado por el Proyecto de Justicia Laboral (WJP) y el Instituto de Trabajo de Cornell, titulado ‘Esenciales pero sin Protección’, encontró que casi el 50 por ciento de los trabajadores de entrega de alimentos encuestados, reportaron incidentes de lesiones o accidentes por haber chocado.

El 75 por ciento de los accidentados, en algunos casos con lesiones graves,  tuvieron que pagar por su propia atención médica. 

El reporte describe que los repartidores mueren, quedan discapacitados, heridos o enfermos mientras cumplen los pedidos de las aplicaciones bajo “expectativas poco realistas y peligrosas para llegar al lugar asignado”, con condiciones climáticas extremas, como el huracán Ida. E incluso durante bloqueos de  seguridad como se observó durante el ataque al Subway en Sunset Park hace un par de semanas.

Anuncian primer plan de seguridad para deliveristas

Sin embargo, portavoces de organizaciones de defensa laboral,  aseguran que a pesar de las adversidades propias de Nueva York, la gran mayoría de los accidentes y enfermedades laborales podrían ser prevenibles.

Este jueves, Los Deliveristas Unidos (LDU) y WJP anunciaron el desarrollo del programa de capacitación ‘Empoderando a los Deliveristas en las Calles’,  en conjunto con la Escuela de Trabajo de Harry Van Arsdale Jr. de la Universidad del Estado de Nueva York (SUNY).

Esta alianza desarrollará los primeros estándares de seguridad en este “lugar de trabajo” del siglo XXI en todo el país y capacitación para los trabajadores de entrega, para mantener a esta fuerza laboral, vecinos y clientes más seguros.

“Vamos a  brindar capacitación en seguridad y educación sobre derechos laborales a los trabajadores de entrega de aplicaciones de la ciudad de Nueva York. Ofreceremos un nuevo programa de capacitación innovador que abordará las condiciones de trabajo inseguras de más de 65,000 deliveristas, que sufren robos de autos, robos de bicicletas, abuso verbal, acoso y agresión física y sexual en el trabajo”, anunció Ligia Guallpa, directora del Proyecto de Justicia Laboral.

En este sentido, María Figueroa, decana de la Escuela de Estudios Laborales de SUNY, explicó que el nuevo programa se trata de un alianza que ofrecerá capacitación y educación a los trabajadores de entrega.

“Esto aumentará la conciencia sobre estrategias de seguridad en este trabajo y, en última instancia, beneficiará no solo a los trabajadores, sino a todos los neoyorquinos”, acotó la académica.

Por su parte, la concejal Carmen de la Rosa destacó que desde su inicio en 1989, el Día de los Trabajadores Caídos reconoce los sacrificios realizados por todos los trabajadores, pero este año fue un momento para renovar la lucha por fuertes protecciones de seguridad y salud.

“Los Deliveristas se enfrentan a condiciones de trabajo peligrosas a diario y debemos apoyar este movimiento para crear e implementar capacitaciones para garantizar un ambiente más seguro y digno. Ahora están en la primera línea de esta nueva generación de movimientos por los derechos de los trabajadores”, consideró la concejal dominicana.

De forma simbólica activistas y trabajadores cargaron un ataúd para simbolizar las demandas por más seguridad laboral en NYC: (Foto: Cortesía Proyecto de Justicia Laboral)

Homenaje al último obrero de la construcción caído

El Proyecto de Justicia Laboral, defensores comunitarios y líderes electos se reunieron en una vigilia para conmemorar el Día de los Trabajadores Caídos con una manifestación y una campaña masiva de registro de los cursos de seguridad, higiene laboral y capacitación en el sitio (OSHA/SST) en las escaleras del Brooklyn Borought Hall. 

“En la ciudad de Nueva York, 9 trabajadores de la construcción murieron y 514 resultaron heridos en 2021. Todas estas nueve muertes fueron prevenibles y son inaceptables. Nos estamos uniendo para organizar una campaña de registro masiva para inscribir a más de 200 trabajadores de la construcción en el próximo programa de seguridad en sitios de construcción. ¡Ni una muerte más!”, aseveró Yadira Sánchez, directora de la división de construcción de WJP

A propósito de esta conmemoración, Hildalyn Colón, vocera de WJP habló de las tendencias actuales de los decesos de obreros de la construcción, asociando su disminución, con la masificación de los cursos de seguridad que por ley son obligatorios.

Las muertes en este sector se redujeron en un 33%, en los últimos dos años.

“La capacitación hace la diferencia, por eso estamos promoviendo que nuestros inmigrantes tengan acceso a estas capacitaciones en su propio idioma. Venimos de años en donde lamentablemente fallecían 20 personas en accidentes. Ese número se ha reducido. Y tiene mucho que ver con las nuevas normas de seguridad”, concluyó Colón.

Desde el año 2021 entró en vigencia una norma en la Ciudad de Nueva York, que exige todos los trabajadores de la industria de la construcción que laboren en sitios grandes, se entrenen sobre normas de seguridad. Nadie que no tenga las llamadas tarjetas SST de capacitación, temporal o permanente, podrá ser contratado en sitios de obra.

Los entrenamientos en seguridad, forman parte de la Ley Local 196, aprobada en el 2017, tras la muerte en la última década, de más de 500 trabajadores de construcción.

“Se ha demostrado que la capacitación salva vidas. Invitamos a nuestra comunidad a que busque información. Hay muchos recursos disponibles“, explicó la vocera de WJP.

Esta ocasión también fue propicia para honrar a centenares de trabajadores de la construcción fallecidos mientras realizaban sus labores, con la presencia de Jonathan Pilataxi, hijo del último fallecido en una accidente de construcción.

El ecuatoriano Angel Pilataxi (padre de Jonathan) murió el pasado 11 de febrero al caer desde un octavo piso en el 124 Columbia Heights en el vecindario de Brooklyn Heights, dejando a una familia con seis hijos.

El inmigrante tenía 20 años de experiencia en construcción, por lo que sus familiares todavía tratan de entender cómo pudo haber sufrido esta tragedia.

Pilataxi había estudiado en la Universidad Técnica de Ambato y era originario de Tungurahua, Ecuador.

¿Dónde, por qué y cómo capacitarte?

  • Los trabajadores de la construcción deben cumplir con los requisitos de capacitación de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA)  de cualquier proveedor de cursos aprobado por el Departamento de Edificios de la Ciudad de Nueva York, información que está disponible en español en varios sitios de la ciudad
  • Visita el mapa interactivo de proveedores de cursos: nycbuilding.com
  • Con estos cursos se reconocen, evitan y previenen riesgos de seguridad y salud en el trabajo. Además, profundizan en sus derechos, tomando en cuenta que existe un gran porcentaje de trabajadores de esta industria que son indocumentados.
  • Se recomienda cumplir con la capacitación independientemente de que no forme parte de contratos sindicalizados o simplemente haga trabajos de construcción pequeños.

Accidentes fatales en NYC

  • 80% de los trabajadores de la construcción que tuvieron accidentes fatales en la última década en la ciudad de Nueva York han sido ecuatorianos.
  • 518 muertes aproximadamente han ocurrido en los últimos 10 años en proyectos de construcción en la Gran Manzana.
  • 9 trabajadores de la construcción murieron y 514 resultaron heridos en la Gran Manzana en 2021 según estadísticas del Departamento de Edificios de Nueva York.
  • 7 de las 9 muertes fueron causadas por caídas y 2 de ellas por accidentes relacionados con fallas en equipos mecánicos.
  • 14 deliveristas murieron en el 2021 mientras hacían entregas en las calles de NYC.