Comer muchos lácteos predispondría a enfermar de cáncer, según estudio

Consumir una alta cantidad de lácteos podría aumentar el riesgo de cáncer de hígado y de mama, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford

Investigadores encontraron que por cada 50 g de productos lácteos consumidos al día, el riesgo de cáncer de hígado aumentó en un 12 por ciento.
Investigadores encontraron que por cada 50 g de productos lácteos consumidos al día, el riesgo de cáncer de hígado aumentó en un 12 por ciento.
Foto: Africa Studio / Shutterstock

El alto consumo de productos lácteos puede aumentar el riesgo de cáncer de hígado y de mama, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford, la Universidad de Pekín y la Academia China de Ciencias Médicas de Pekín.

En el estudio publicado en la revista BMC Medicine se analizaron los hábitos alimenticios de 500.000 personas en China. Durante el seguimiento medio de 10.8 años, se registraron 29,277 casos incidentes de cáncer.

Hubo asociaciones positivas significativas del consumo de lácteos con los riesgos de cánceres totales y de ciertos sitios específicos. Siendo la tasa más alta el cáncer de pulmón, seguido del cáncer de mama femenino, estómago, colorrectal e hígado.

Los investigadores encontraron que las personas que consumían productos lácteos con regularidad tenían un riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer de hígado y de mama. Por cada 50 g de productos lácteos consumidos al día, el riesgo de cáncer de hígado aumentó en un 12 por ciento y el de cáncer de mama en un 17 por ciento.

Se encontró asociación entre el consumo de lácteos y un mayor riesgo de linfoma, aunque no fue estadísticamente significativo. No se observaron asociaciones significativas para el cáncer colorrectal.

“Se necesitan más estudios para validar estos hallazgos actuales, establecer si estas asociaciones son causales e investigar los posibles mecanismos subyacentes involucrados, señaló Maria Kakkoura, epidemióloga nutricional de Oxford Population Health y primera autora del estudio.

¿Debe evitarse el consumo de lácteos?

Si bien los resultados del estudio publicado sugieren que puede haber un vínculo directo entre el consumo regular de lácteos y ciertos tipos de cáncer, los investigadores señalan que se debe tener en cuenta que los productos lácteos son una fuente de proteínas, vitaminas y minerales.

“No sería prudente reducir el consumo de lácteos basándose únicamente en los resultados del estudio actual o sin asegurar una ingesta adecuada de proteínas, vitaminas y minerales de otras fuentes, dice Huaidong Du, investigador principal de Oxford Population Health y uno de los coautores del estudio.

La evidencia de que los productos lácteos pueden proteger contra el cáncer o aumentar el riesgo de cáncer no es concluyente. Cancer Council señala que es probable que la leche disminuya el riesgo de cáncer colorrectal y existe evidencia limitada que sugiere que también puede reducir el riesgo de cáncer de vejiga.

Cancer Council señala que los beneficios comprobados para la salud de los productos lácteos superan los daños no comprobados. Indica que los productos lácteos deben consumirse como parte de una dieta variada y nutritiva.

Beneficios de los lácteos

My Plate del USDA señala la mayoría de las personas se beneficiarían al aumentar la ingesta de lácteos sin grasa o bajos en grasa, ya sea de leche, yogur y queso, o de leche de soya fortificada o yogur.

Los lácteos brindan nutrientes que son vitales para la salud y el mantenimiento del cuerpo. Especialmente para desarrollar y mantener huesos fuertes. Entre los nutrientes que aportan se incluyen calcio, potasio, vitamina D y proteínas.

Te puede interesar:
Combinar vitamina D, omega-3 y ejercicio puede reducir el riesgo cáncer en un 61%
Los chiles podrían ser el ingrediente de eficientes medicamentos contra el cáncer, según investigación
Cuáles son los quesos de leche cruda y por qué son riesgosos