Celtics derribó al vigente campeón Bucks y se citará en la final del Este de la NBA ante Miami Heat [Video]

Con los siete triples de Grant Williams y el siempre importante aporte de Jayson Tatum con 23 puntos los Boston Celtics se impusieron 109-81 a los vigentes campeones de la NBA Milwaukee Bucks y clasificaron a la final del Este

Jayson Tatum (0) y Jaylen Brown (7) celebran tras lograr la victoria que puso a Boston Celtics en la final de la Conferencia del Este de la NBA.
Jayson Tatum (0) y Jaylen Brown (7) celebran tras lograr la victoria que puso a Boston Celtics en la final de la Conferencia del Este de la NBA.
Foto: Maddie Meyer / Getty Images

Con una lluvia récord de triples (22), los Boston Celtics se impusieron por 109-81 en el séptimo partido contra los Milwaukee Bucks, vigentes campeones de la NBA, y se clasificaron para las finales de la Conferencia Este, en la que se medirán con los Miami Heat.

Empujados por los siete triples de Grant Williams (27 puntos), los cinco de Jayson Tatum (23) y los cuatro de Payton Pritchard (14), los Celtics tumbaron a unos Bucks que apenas anotaron cuatro tiros de tres puntos y que entregaron el cetro de campeones conquistado el año pasado.

El equipo de Ime Udoka remontó un 2-3 adverso y se enfrentará a los Heat, que eliminaron a los Philadelphia 76ers, con el primer partido fijado para este martes.

Tatum, el líder del trascendental triunfo logrado en el sexto partido de Milwaukee, anotó 23 puntos, con seis rebotes y ocho asistencias, pero el gran protagonista fue Grant Williams, con la mejor actuación de su carrera. Selló siete triples de 18 y también logró seis rebotes y dos taponazos.

El griego Giannis Antetokounmpo no pudo evitar la debacle de sus Bucks, pese a aportar 25 puntos, 20 rebotes y nueve asistencias.

Por si fuera poco, Antetokounmpo se convirtió en el primer jugador en serie alguna en lograr anotar +200 puntos, capturar +100 rebotes y repartir +50 asistencias en toda la historia de la NBA.

El TD Garden de Boston volvió a vivir un partido histórico, en una de las series más tensas e igualadas de los últimos años, y los aficionados locales empujaron con todo a los hombres de Ime Udoka.

El único momento de respetuoso silencio se vivió en los prolegómenos del partido, cuando la NBA pidió un minuto de silencio para honrar a las diez víctimas del tiroteo del sábado en Buffalo (Nueva York).

Ahora, Boston esperará hasta este martes 17 de mayo cuando comience la final del Este de la NBA ante Miami en el FTX Arena de Florida.

También te podría interesar: