Familia latina demanda por maltrato escolar: niño autista golpeado por un empleado en primaria de Nueva Jersey

Una familia hispana está demandando al sistema de Escuelas Públicas de Newark (Nueva Jersey), alegando que su hijo autista de 7 años ha sido golpeado al menos dos veces por un asistente escolar

Quitman Street Community School, Newark, NJ.
Quitman Street Community School, Newark, NJ.
Foto: Google Maps

Una familia hispana está demandando al sistema de Escuelas Públicas de Newark (Nueva Jersey), alegando que su hijo autista de 7 años fue golpeado en el campus de una primaria y empujado por las escaleras, al menos dos veces desde octubre.

Por el caso un asistente escolar fue arrestado esta semana y acusado de asalto y poner en peligro el bienestar de un niño. El supuesto ataque no fue realizado por un otro alumno, sino por un empleado de la escuela, según Ana Díaz Vega, madre del alumno. “Lo empujaron con la barbilla en el suelo… Vi moretones en su cuello, en su espalda”, dijo a NBC News.

Las madre mostró a la prensa imágenes perturbadoras de las lesiones que vio en el cuerpo de su hijo después de recogerlo en “Quitman Street Community School” el 13 de abril. Un maestro la había llamado, afirmando que su hijo estaba gritando sin razón.

Según ella, al principio el menor estaba gritando “porque estaba realmente asustado”. Pero cuando finalmente logró que hablara, “me dijo que el señor C. lo lastimó”.

Se refiere a Corey Fouchee, el ayudante de maestro en la clase de su hijo, arrestado esta semana. “Lo empujaron al suelo, a una estantería, me dijo que lo arrastraron por las escaleras, por el pasillo”, narró Díaz sobre su hijo, que tiene autismo. “Todavía estoy temblando por eso… Estoy enojada, estoy realmente enojada”.

“Lo empujaron al suelo, a una estantería, me dijo que lo arrastraron por las escaleras, por el pasillo”

Madre hispana sobre su hijo de 7 años

Inmediatamente llevó a su hijo a una sala de emergencias y de allí llamaron a la policía y a los servicios infantiles. “Todos confirmaron que no pudo habérselo hecho a sí mismo. No fue una caída, lo golpearon”, insistió la madre, quien aún se pregunta por qué nadie en la escuela trató de detener el presunto ataque. “Mi hijo dijo que la maestra estaba allí en el salón de clases, al igual que otros dos estudiantes”.

Patrick Toscano, abogado de la familia Díaz, dijo que la escuela no informó ninguno de los presuntos abusos, y que ésta no era la primera vez que había un problema. En octubre, Díaz dijo que su hijo tuvo otro incidente físico que involucró al asistente Fouchee y a la misma maestra. “Llegó a casa con moretones en ambos brazos”, narró la madre. “Dijo que el señor C. lo estuvo sujetando contra la pared”.

La Junta Escolar de Newark se negó a responder preguntas sobre el caso porque “no comentamos sobre litigios pendientes”. “También hemos obtenido información bastante creíble de que otros estudiantes han sido golpeados en esa escuela”, afirmó el abogado Toscano.