Padrastro confiesa ante cámaras de TV que mató a manguerazos a niña de 3 años porque no paraba de llorar

"Me llega un momento que estoy rabiado, no puedo escuchar ruido y le pegué, no niego", dijo el hombre a NPY esta semana

Una manifestación contra el abuso infantil en Bogotá, Colombia.
Una manifestación contra el abuso infantil en Bogotá, Colombia.
Foto: RAUL ARBOLEDA / AFP / Getty Images

El padrastro que mató a manguerazos a una niña de 3 años en Paraguay confesó que lo hizo porque tenía rabia ya que la niña no paraba de llorar.

“Me llega un momento que estoy rabiado, no puedo escuchar ruido y le pegué, no niego”, dijo el hombre a NPY esta semana.

Ronny Duarte admitió este miércoles que golpeó brutalmente a la pequeña, a eso de las 7 p.m. del día anterior, en una vivienda en la colonia 3 de Noviembre de Repatriación, en el departamento de Caaguazú.

Según su relato, la niña no paraba de llorar y que le pidió a la madre madre que la controlara sin éxito.

“Intenté hacerla callar, pero cuando más le decía que se callara más lloraba y ahí le pegué con manguera 5 a 6 veces y también en la espalda con la palma de mi mano, le pegué fuerte no niego”, dijo el sujeto ante las cámaras de televisión.

El padrastro enfrenta cargos por homicidio doloso, mientras que la madre fue acusada de complicidad en el crimen. Contra ambos se ordenó prisión preventiva.

El informe forense arrojó que la pequeña era víctima de un patrón de tortura. “Entre los primeros datos colectados, la niña venía sufriendo una serie de torturas, porque tiene múltiples heridas y no estoy hablando de heridas recientes. Todo el cuerpo tiene heridas: en la espalda, en los brazos, en las piernas. No hay un lugar en el cuerpo que no tenga rastros de haber sido lastimada. Es como que le metas en un tubo que tiene miles de cuchillos que le cortaron por todo el cuerpo”, señaló la fiscal de Caaguazú, Norma Salinas.

La madre fue quien llevó a su hija a un centro asistencial de la referida ciudad donde arribó sin signos vitales. Inicialmente, los padres alegaron que los golpes fueron resultado de una supuesta caída de una motocicleta.