Ana María Archila: “Estas primarias deben gritarle a la dirigencia demócrata que se conecte con la clase trabajadora”

La reconocida activista de origen colombiano se postula como candidata a la vicegobernación en las internas demócratas, desafiando a esa organización política, para que incluya en su agenda los intereses de los neoyorquinos que están "estrangulados" por las presiones inflacionarias

La inmigrante colombiana, nacida en Bogotá se mide para ser la número dos del gobierno estatal en NY en la fórmula del defensor del pueblo, Jumaane Williams
La inmigrante colombiana, nacida en Bogotá se mide para ser la número dos del gobierno estatal en NY en la fórmula del defensor del pueblo, Jumaane Williams
Foto: Campaña Ana María Archila / Cortesía

La colombiana Ana María Archila, empezó en el 2002 con pequeñas reuniones de jóvenes indocumentados en Queens, para promover uno de los primeros movimientos que presionaron para que cristalizara a nivel federal el alivio migratorio de Acción Diferida de los Llegados en la Infancia (DACA). Luego fundó las organizaciones Se Hace Camino Nueva York (MTRNY) y el Centro para la Democracia Popular.  Ahora, luego de 20 años de un activismo que define como de “construcción de poder para la gente”, se apunta en la arena electoral para convertirse en la número dos en el poder del gobierno estatal de Nueva York.

Archila puso su nombre en las primarias demócratas, cuyo proceso de voto anticipado inició este fin de semana y se realizará de manera presencial el próximo martes 28 de junio, con la aspiración de convertirse en la primera mujer latina en la historia en estar en ese podio ejecutivo.

“Soy una demócrata del lado de las luchas de la comunidad. No soy una política tradicional. Nunca he estado en el poder. No soy parte de los grupos que manejan el partido. Pero eso sí, tengo una historia bien documentada de trabajo real en beneficio de las comunidades hispanas en Nueva York”, remarca.

La activista comunitaria nacida en Bogotá, forma parte de una ecuación electoral que al lado del Defensor del Pueblo de la ciudad de Nueva York, Jumaane Williams, desafían la reelección de Kathy Hochul como gobernadora y de su opción en la vicegobernación Antonio Delgado.

En entrevista con El Diario, Archila, pone sobre la mesa sus cartas en juego en la consulta interna del partido dominante y gobernante en NY.

-Este proceso de primarias para elegir a candidatos es un acto democrático marcado históricamente por una descomunal indiferencia de los electores en Nueva York. Hay algún indicador que en este 2022 sea diferente?

-!Lamentablemente no! La gente está muy fatigada con el caos de los últimos años. Del desastre que dejó la Administración Trump, de lo que pasó con Andrew Cuomo, (ex gobernador neoyorquino que renunció tras denuncias de acoso sexual). En general, esa fue una de las razones por las cuales me lancé. Para tratar de energizar a las comunidades que se sienten desmoralizadas y cansadas. En estos tres meses y medio de campaña, hemos generado entusiasmo. Precisamente, porque no soy una política tradicional. Nadie puede dudar de mi compromiso con la comunidad latina e inmigrante. 

Tengo un record de lograr construir poder para la gente. Eso genera confianza a los votantes hartos de los políticos tradicionales. Cuando miras las otras campañas centradas en lo mismo, te das cuenta que estás en el camino correcto, para motivar la participación desde las bases.

-El Comité Central demócrata, el pasado mes de mayo, creó una comisión para acercarse a las comunidades hispanas. ¿Es un signo de que sí hay una reflexión sobre la importancia del voto latino?

-El liderazgo del partido demócrata en Nueva York ha tratado a las comunidades hispanas como un cero a la izquierda. Esto de crear comisiones no pasa de ser un hecho simbólico. Sin ningún impacto real en la vida de la gente. La dirigencia en el eje de esta organización política, está desconectada de las tragedias que viven nuestras comunidades que enfrentan la inflación y los desalojos de sus viviendas. Te doy un ejemplo, la gobernadora envió cartas a las mujeres latinas registradas en el partido, diciendo que ha creado programas de mentoría para ellas. En realidad, Hochul no tiene ningún récord en su historia de aportes a la mujer latina. Por ello debemos descubrir nuestro poder como votantes. Y estas primarias abren esa oportunidad histórica de mostrar nuestro poder a través del voto. No es verdad, como todavía piensan muchos, que la mayoría de los hispanos en Nueva York son indocumentados.

-Cómo explicarle a los hispanos que están registrados para votar que deben tomarse unos minutos y dar su opinión. Y más aún por qué si van a sufragar en estas internas, deberían favorecerla a usted con el voto?

-Nuestras comunidades fueron una de las más impactadas por la pandemia, perdieron como ninguna otra sus formas de ingreso y fueron las familias más castigados por las muertes. Tenemos ahora una oportunidad de escoger a la primera mujer hispana en ocupar esa posición en el estado y alguien que además ha luchado por su dignidad. Jamás hemos tenido una elección como esta, en donde esa oportunidad está al alcance. Yo entiendo que luego de hacer tantos esfuerzos para que los escuchen, debe haber mucha desilusión, especialmente cuando siguen viendo la actuación de los políticos tradicionales.

¿Cuál es su criterio de acción principal como demócrata para cumplir con acciones claras que cambien la vida de miles de personas que viven bajo la línea de la pobreza y puedan progresar en un contexto económico tan complicado?

Yo me defino como demócrata a favor de las familias trabajadoras. El Partido demócrata es un partido muy diverso, que está controlado por un segmento pequeño que está más centrado en hacerle favores a los billonarios y a las corporaciones que le dan fondos a sus campañas, en vez de enfocarse en las necesidades de la gente. En este momento, estamos en un país dividido, en donde la gente está agobiada. Es muy importante exigirle a esta organización política que se enfoque en pelear por beneficios para los más vulnerables.

¿Pero puntualmente cómo se logra eso desde una posición como vicegobernadora que en el estado tradicionalmente es casi que decorativa, que solo cumple con la agenda protocolar del gobernador?

Mi visión es ser más activa e independiente y trabajar en una agenda en la cual hemos venimos trabajando por años. Es una prioridad ofrecer soluciones a los aumentos excesivos de renta y los desalojos. Debemos trabajar para empujar un proyecto de ley para subir el salario mínimo. El vicegobernador, ahora no tiene incidencia, ni opiniones sobre temas presupuestarios, pero eso debe cambiar. Desde esta posición, vamos a trabajar en conjunto con legisladores para que avancen propuestas de leyes que ayuden a nuestras comunidades a encontrar alivios al alto costo de la vida. Son luchas que ya hemos tenido desde el trabajo organizativo, no son nada nuevas para mi. Solo que ahora tendrán un líder electo en el gobierno estatal que sí estará enfocado en la clase trabajadora.

Claves recientes de la vicegobernación en NY:

  • Kathy Hochul quien era la vicegobernadora de NY desde el año 2015 asumió como la primera gobernadora en la historia de Nueva York, el pasado 10 de agosto, luego de que Andrew Cuomo renunciara al cargo por las acusaciones de acoso sexual.  
  • El vicegobernador de Nueva York, Brian Benjamin, segundo al mando en el estado bajo la Administración de Hochul presentó el pasado 12 de abril su renuncia tras haber sido arrestado horas antes. Está acusado de cargos de corrupción, fraude electrónico y falsificación de documentos por un fiscal federal.
  • La mandataria estatal quien aspira conservar el cargo, ante esa incidencia, nombró casi de inmediato al congresista Antonio Delgado (NY-19) como su vicegobernador y compañero de fórmula electoral.