CEOs reducen expectativas de crecimiento de EE.UU. y asumen incertidumbre y volatilidad como mayores desafíos: Encuesta Deloitte

Una encuesta de Fortune/Deloitte muestra que las condiciones de la economía están permeando el ánimo de los CEOs, quienes reducen las expectativas de crecimiento mientras enfrentan la incertidumbre y la volatilidad como sus mayores desafíos

Los CEOs perciben un panorama económico más complicado para la segunda mitad del 2022.
Los CEOs perciben un panorama económico más complicado para la segunda mitad del 2022.
Foto: Shutterstock

La última Encuesta de CEOs de Fortune/Deloitte, muestra que a medida que nos adentramos en el verano de 2022, los directores ejecutivos están menos optimistas, particularmente sobre la economía global, donde ven que la inflación y la inestabilidad geopolítica tendrán un impacto significativo en sus negocios durante los próximos 12 meses.

Para los 116 directores ejecutivos líderes que representan a más de 15 industrias, los efectos de la “Gran Renuncia” siguen siendo una prioridad, ya que los líderes empresariales implementan nuevas tácticas para atraer y retener a los mejores talentos.

Deloitte señala que después de liderar a sus organizaciones a través de una crisis de salud sin precedentes en los últimos dos años y ahora enfrentar una nueva ola de perturbaciones sociales, políticas y económicas, los participantes de la encuesta indicaron que sus mayores desafíos en la actualidad son la “incertidumbre” y la “volatilidad”. Otros desafíos principales señalados fueron “inflación” , “gestión de partes interesadas”, “cadena de suministro” y “navegar por el cambio”.

Cuando se realizó esta encuesta en enero de 2022, había un equilibrio en las expectativas de los directores ejecutivos para 2022, con tantos describiendo su perspectiva como “esperanzadora” como aquellos que la veían como “incierta”. Ahora, a mediados de 2022, con una serie de factores externos que incluyen el aumento de la inflación, la creciente crisis de salud mental y la inestabilidad geopolítica, junto con una gama cada vez más amplia de partes interesadas con diversos intereses, opiniones y expectativas, no sorprende que el optimismo de los CEO haya decrecido, señala el reporte de Fortune/Deloitte.

A medida que aumenta la preocupación por la inflación y el mercado, el optimismo de los directores ejecutivos con respecto a las expectativas de crecimiento para sus organizaciones ha disminuido un 16% desde enero de 2022 y un 28% desde hace un año, y menos de la mitad dice que espera un crecimiento fuerte o muy fuerte para su organización en los próximos 12 meses.

Con respecto a la perspectiva sobre la economía global, menos del 10% tiene una visión muy optimista. Esto marca un cambio significativo con respecto a hace cinco meses, cuando solo el 12% de los participantes de la encuesta se sentía pesimista o muy pesimista sobre la economía global. El optimismo sobre su industria y el desempeño individual de la empresa muestra una imagen más optimista con un 46% y un 72%, respectivamente.

Conclusiones clave de la encuesta

– Aproximadamente la mitad de los participantes de la encuesta de directores ejecutivos tienen expectativas “muy sólidas” o “fuertes” sobre el crecimiento de su organización durante los próximos 12 meses, frente al 65% en enero de 2022.

Más del 80 % de los directores ejecutivos encuestados esperan que la inflación influya o interrumpa su estrategia comercial en los próximos 12 meses, superando la escasez de mano de obra y habilidades de su anterior posición principal, pero que sigue siendo un factor disruptivo principal para más de la mitad (59%) de los directores ejecutivos.

– Cuando se trata de enfrentar la “Gran Renuncia”, la mayoría de los directores ejecutivos creen que permitir más flexibilidad y empoderar a los empleados tendrá mucho más impacto que aumentar los salarios o expandir los beneficios.

– El enfoque en diversidad, equidad e inclusión (DEI) ha aumentado considerablemente, con el 92% de los directores ejecutivos indicando que se ha integrado en sus prioridades y objetivos estratégicos, frente al 61% en junio de 2021.

– Cuando se les preguntó cómo la guerra entre Rusia y Ucrania ha afectado negativamente a su organización, los directores ejecutivos mencionaron más las implicaciones para la salud mental de los empleados y las familias.

Para más detalles sobre la encuesta ingrese aquí.

También te puede interesar:
Estadounidenses están fallando en pagar deudas: Índices de incumplimiento de crédito de consumo muestra sexto aumento consecutivo en tasa compuesta
Encuesta Deloitte: Empeora perspectiva económica de Directores Financieros de Empresas
Encuesta de The Conference Board: CEOs globales prevén recesión y aumentan temores de ataques cibernéticos