Diego Luna se muestra en contra de la militarización de México

El actor mexicano se opone al plan de que se le otorgue al Ejercito mayor control de la seguridad de su nación

El actor se opone a la propuesta de que las Fuerzas Armadas intervengan en tareas que realizan otras dependencias.
El actor se opone a la propuesta de que las Fuerzas Armadas intervengan en tareas que realizan otras dependencias.
Foto: Rich Polk / Getty Images

Recientemente, Andrés Manuel López Obrador, en su calidad de presidente de México, dio a conocer su intención de que la Guardia Nacional (GN), se integre a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), relegando así el mando civil por el cual fue creada y otorgando mayor poder a las fuerzas armadas.

Dicha situación ha causado, además de malestar, una enorme preocupación en un amplio sector de la población civil que considera inadecuado y hasta riesgoso brindarle mayor poder al Ejército en labores que no le competen.

En este sentido, el actor Diego Luna a través de un comunicado mostró su completo rechazo a la militarización que se ha incrementado en áreas ajenas para las que fueron formados los elementos de las Fuerzas Armadas.

“Entregar la Guardia Nacional a la SEDENA por un acuerdo presidencial es un golpe militar a la Constitución. Es el desprecio por el Congreso, la imposición de las Fuerzas Armadas al poder civil y una condena permanente para la paz y las víctimas nuevas y anteriores. No sólo el Congreso debe negar la Reforma, la Suprema Corte debe convocar a audiencias públicas con víctimas y expertos para deliberar ya los asuntos que no han querido resolver y la sociedad debe manifestarse en contra de la amenaza más grande que ha recibido la democracia”, señala parte de la misiva.

Y es que desde hace un lustro, el actor quien ahora triunfa en Hollywood ha sido firme en su posición de que no resulta sano para un país que se dice ser democrático hacerse respetar mediante la introducción del Ejército en tareas donde fracasaron los planes de gobiernos incapaces de solucionar los problemas de la sociedad, como es el caso de la seguridad.

“Sí que cambiar las cosas, pero de una forma que concuerde con el México que queremos vivir y definitivamente un México militarizado es algo que no quiero”, expresó públicamente Diego Luna en 2017, cuando el país era gobernado por Enrique Peña Nieto y el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Desde entonces, el arribo de militares a áreas claves de la administración federal se ha incrementado y los problemas lejos de solucionarse han empeorado como lo demuestran diversos indicadores de organizaciones no gubernamentales.

Te puede interesar: