ICE enfrenta demanda colectiva de inmigrantes latinos detenidos en redada en su centro de trabajo

Un juez federal en Tennessee permitió el avance de una demanda colectiva contra la oficina de Inmigración y Control de Aduanas, debido a una redada donde se detuvo a decenas de inmigrantes latinos a quienes se habrían violado sus derechos civiles

La redada ocurrió el 5 abril de 2018.
La redada ocurrió el 5 abril de 2018.
Foto: Cortesía / ICE

Un tribunal en Tennessee permitió la certificación como demanda colectiva contra la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), sobre un proceso iniciado por más de 100 inmigrantes latinos, quienes fueron detenidos en una empacadora de carne.

La decisión permite avanzar la demanda Zelaya et al. v. Miles et al. sobre los hechos ocurridos el 5 de abril de 2018, cuando agentes de ICE detuvieron a decenas indocumentados, quienes reclaman violaciones a sus derechos civiles.

Esta redada se llevó a cabo de una manera innecesariamente violenta, humillante y degradante hacia los trabajadores latinos“, consideró Michelle Lapointe, abogada senior del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC). “Los demandantes buscan justicia en nombre de todos los trabajadores latinos detenidos durante… Nos complace que el tribunal permita que el caso proceda como una demanda colectiva”.

Meredith Stewart, abogada supervisora sénior del Immigrant Justice Project en el Southern Poverty Law Center (SPLC), celebró también la decisión del tribunal sobre el proceso judicial que reclama varias acciones irregulares, incluida la detención solamente de trabajadores latinos, incluso de aquellos que expresaron tener una Autorización de Empleo válida.

“La Constitución protege a todas las personas de la extralimitación de la aplicación de la ley, y los miembros de la demanda colectiva esperan reivindicar esos derechos en los tribunales”, dijo. “El fallo de esta semana es un paso significativo en nuestra lucha por la justicia para nuestros clientes y sus familias”.

La demanda fue presentada en 2019 con apoyo de varios abogados pro bono, Eben P. Colby, Jeremy A. Berman, Arthur R. Bookout y el bufetes de abogados de Sherrard, Roe, Voigt & Harbison y Sperling & Slater.

ICE realizó la redada en medio de la dura política migratoria del expresidente Donald Trump y tuvo una colaboración nde agentes de la Oficina de Impuestos Internos (IRS), la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la Patrulla de Carreteras de Tennessee y el Departamento de Policía de Morristown.