Novelista Salman Rushdie está conectado a un ventilador y podría perder un ojo tras ser apuñalado en una conferencia en Nueva York

El agente de libros de Rushdie, Andrew Wylie, indicó que el escritor perdería un ojo y que los nervios de su brazo fueron cortados, mientras que su hígado fue apuñalado y dañado tras el ataque de este viernes

Rushdie estuvo casi una década escondido tras las múltiples amenazas de extremistas musulmanes por su libro "The Satanic Verses".
Rushdie estuvo casi una década escondido tras las múltiples amenazas de extremistas musulmanes por su libro "The Satanic Verses".
Foto: Joel Saget / AFP / Getty Images

El novelista nacido en la India Salman Rushdie, quien fue apuñalado en el cuello y torso en pleno escenario durante una conferencia en Nueva York el viernes, podría perder su único ojo y actualmente está conectado a un ventilador.

“Las noticias no son buenas”, dijo Andrew Wylie, agente de libros de Rushdie en un correo electrónico. “Salman probablemente perderá un ojo, los nervios de su brazo fueron cortados y su hígado fue apuñalado y dañado“, informó The Guardian.

El controversial novelista, que pasó años escondido después de que Irán pidiera a los musulmanes matarlo por sus escritos, fue presentado para dar una charla a una audiencia de cientos de personas sobre la libertad artística en la Institución Chautauqua, al oeste del estado de Nueva York, cuando un hombre corrió al escenario y se abalanzó sobre el novelista para luego apuñalarlo.

Tras el ataque, Rushdie fue trasladado en avión a un hospital, según indicó la policía, e identificó al sospechoso de la agresión como Hadi Matar, un hombre de 24 años proveniente de Fairview, Nueva Jersey, quien asistió al evento. El novelista ha vivido con el precio de su cabeza desde finales de la década 1980.

“Un hombre saltó al escenario desde no sé donde y comenzó lo que parecía ser golpeado en el pecho, repetidos puñetazos en el pecho y cuello”, indicó Bradley Fisher, un testigo que estaba entre la audiencia. “La gente gritaba, lloraba y jadeaba”.

Un médico que estaba en la audiencia ayudó a atender a Rushdie mientras llegaban los servicios de emergencia, apuntó la policía, que aún está trabajando con los investigadores para determinar las causas exactas del ataque.

Rushdie, que nació en una familia musulmana de Cachemira, Mumbai, antes de mudarse al Reino Unido, escribió el polémico libro “The Satanic Verses”, que ha sido objeto de rechazo por parte de la comunidad musulmana desde su publicación en 1988, prohibido en algunos países y le ha significado al novelista amenazas de muerte.

La amenaza más notoria la llevó a cabo el ayatolá Ruhollah Khomeini, el entonces líder supremo de Irán, quien pronunció una “fatwa”, o edicto religioso, en el que llamó a los extremistas musulmanes a matar al novelista y a cualquier persona involucrada en la publicación del escrito por blasfemia.

Como consecuencia, Rushdie, que calificó su novela como “bastante suave”, se mantuvo escondido durante casi una década mientras que el traductor de la novela en japonés, Hitishi Igarashi, fue asesinado en 1991.

El gobierno de Irán anunció finalmente en 1998 que ya no respaldaría la “fatwa”, por lo que Rushdie ha podido salir del anonimato y vivir con relativa tranquilidad en los últimos años.

Sin embargo, organizaciones iraníes, de las cuales figuran algunas afiliadas al gobierno, han recaudado una recompensa de millones de dólares por el asesinato de Rushdie. El sucesor de Khomeini como líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, apuntó que la “fatwa” era “irrevocable”.

También te puede interesar:
Irán sube la recompensa por matar a Salman Rushdie
Charlie Hebdo recibe su premio PEN a la libertad de expresión
Sospechoso de los homicidios de hombres musulmanes en Albuquerque hace su primera comparecencia ante la corte