Exgobernador de Nueva York califica de “brillante” decisión de Texas de enviar inmigrantes a la Gran Manzana

Para el exgobernador de Nueva York, David Paterson, la decisión del republicano Greg Abbott de enviar inmigrantes de Texas a la Gran Manzana es algo "brillante", porque ata de manos al alcalde Eric Adams y obtiene beneficios políticos

Migrantes son embarcados en buses y enviados a Nueva York desde Texas.
Migrantes son embarcados en buses y enviados a Nueva York desde Texas.
Foto: AFP / Getty Images

Aunque no está de acuerdo con todas las políticas del gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, el exgobernador de Nueva York, David Paterson, destacó que el envío de inmigrantes hacia la Gran Manzana es una de las estrategias políticas más “brillantes” que ha visto.

La razón, dijo en una mesa de debate en WABC 770, es que el alcalde Eric Adams queda con las manos atadas, ya que no retornará a los inmigrantes, además de no puede lanzarse contra las políticas del presidente Joe Biden.

“Soy demócrata. Y hay muchas cosas que no me gustan de lo que está haciendo [Abbott]. Sin embargo, a veces tienes que inclinar tu gorra hacia tu oponente”, dijo Paterson sobre el republicano. “Ha puesto al alcalde de Nueva York, Eric Adams, en una posición en la que no puede decir que no aceptará a los inmigrantes”.

Agregó que Abbott, en cambio, está obteniendo dividendos políticos por su decisión de enviar a inmigrantes a Nueva York.

“Al gobernador de Texas, Greg Abbott, se le ocurrió… una de las estrategias políticas más brillantes que he escuchado en mucho tiempo”, dijo Paterson.

Agregó que Adams no puede enviar de vuelta a los inmigrantes, porque iría en contra de las políticas demócratas.

“Eso sería ir en contra de lo que ha sido la política que la mayoría de los demócratas tienen sobre inmigración en primer lugar”, dijo.

Tampoco cree que Adams intente desafiar a la Administración Biden cuando su intención es obtener más recursos para ayudar a los inmigrantes.

Según un reporte de The New York Post, la mayoría de los inmigrantes que han llegado de Texas, alrededor de 4,000, terminarán en otros, estados, como Nueva Jersey, Illinois, Carolina del Norte y Kentucky, donde tienen familiares o conocidos que pueden ayudarlos.

La semana pasada llegaron tres camiones más con inmigrantes enviados por el Gobierno de Abbott, quien ha criticado las política de la Administración Biden y decidió poner a los no ciudadanos con casos de asilo abiertos en autobuses para enviarlos a Washington, D.C. y Nueva York.

Aunque obtenga dividendos políticos, Abbott complica la situación de los inmigrantes, ya que varios tendrían citas en tribunales lejos de donde los está enviando.