Ryan Giggs negó pegarle a su expareja y confesó ser un “tramposo en el amor” porque no puede resistirse a una mujer atractiva

El mítico exfutbolista galés Ryan Giggs es acusado de chantaje, agresiones físicas, darle un cabezazo y echar desnuda de un hotel a su expareja Kate Greville

Giggs podría ser condenado a cinco años de prisión en caso de ser hallado culpable.
Giggs podría ser condenado a cinco años de prisión en caso de ser hallado culpable.
Foto: Christopher Furlong / Getty Images

Continúa el juicio en el que Kate Greville denuncia al exfutbolista Ryan Giggs de agresión y conducta coercitiva mientras estuvieron juntos. Nuevas revelaciones se conocieron y el galés negó rotundamente haber golpeado a la demandante, pero no niega que es un infiel.

Giggs, legendario jugador galés que brilló en el Manchester United, asistió nuevamente al Tribunal de la Corona de Manchester y respondió preguntas sobre el caso en el que es demandado. En caso de ser hallado culpable, podría cumplir condena hasta de cinco años.

Su abogado Chris Daw le preguntó si “ya había agredido a una mujer en su vida”, su respuesta fue “No”. Esa pregunta se la repitió, pero incluyendo a su expareja: “ya había intentado controlar o forzar a una mujer, de la manera que fuera o de la manera que afirma Kate Greville”, también lo negó.

En ese sentido, el abogado Daw manifestó que su cliente “no había recurrido a ninguna violencia ilegal”. Y que, además, admitía un comportamiento en el pleno moral bastante lejos de ser perfecto.

Lo que no negó Giggs fue ser infiel

Ante el Tribunal de la Corona en Manchester, Giggs manifestó ser “tramposo en el amor” y no poder resistirse a una mujer atractiva en caso de mostrar interés en él.

“Si una mujer seductora manifiesta su interés hacia usted, sea la que sea su situación matrimonial, ¿es usted capaz de resistir?”, le preguntó el abogado. Él respondió con un “No”. También, confesó que engañó a su exesposa Stacey Giggs con Kate Greville y antes de ese, la había engañado con la pareja de su hermano durante ocho años.

Se define como “una persona coqueta por naturaleza”, según el reporte publicado por Daily Mail. No ha sido capaz de serle fiel a sus exparejas. Incluso trató de seducir a la madre de su excuñada Nathasa, Lorraine Lever.

“No puedo creer lo que Ryan está haciendo de su vida. Es un depredador de mujeres. Puede tener adicción al sexo sin saberlo. Su problema es que no puede mantener sus pantalones subidos y necesita ayuda”, dijo una fuente que consultó el diario británico Daily Mail.

Graville lo acusa de darle un cabezazo

“Vino a por mí de la nada y me dio un cabezazo en la cara”, acusó Kate Greville entre lágrimas a Giggs en el mencionado Tribunal de la Corona. “Estaba en estado de shock. Caí hacia atrás, mi labio se hinchó al instante. Puse mis manos en mi boca y pude sentir el sabor de la sangre”, aseguró.

Cuando le preguntaron a Giggs sobre ese supuesto cabezazo, él aceptó que hubo un choque fortuito: “Acepto que durante esta pelea mi cabeza chocó con la de ella. No estoy seguro de si fue la cara o la cabeza, pero estoy seguro de que no fue deliberado”.

También podría interesarte:
Gareth Bale se quedó sin entrenador: Ryan Giggs renunció a su cargo como DT de Gales tras denuncias de violencia doméstica contra su expareja
Manchester United se interesa en Christian Pulisic en la parte final del mercado de verano
Ecuatoriano Pervis Estupiñán deja el Villarreal para mudarse a la Premier League