Mueren dos personas por rayo en Puerto Rico mientras recorrían playa en motoras acuáticas

Las víctimas que navegaban uno al lado del otro fueron impactados por la misma descarga eléctrica producto de la tormenta tropical Earl

Abrahan Zayas Rivera y Karolina Mercado Alvarado murieron por el impacto de un rayo en la zona sur de de Puerto Rico.
Abrahan Zayas Rivera y Karolina Mercado Alvarado murieron por el impacto de un rayo en la zona sur de de Puerto Rico.
Foto: GFR Media, Facebook / Cortesía

Por Maribel Hernández Pérez

PUERTO RICO – El comisionado del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Nino Correa Filomeno, se reafirmó en que la ciudadanía no debe retar a la naturaleza exponiendo sus vidas al utilizar las playas y los ríos en días como el del domingo, en el que bandas de lluvia y fuertes tronadas asociadas con la tormenta tropical Earl deterioraron las condiciones del tiempo cobrando la vida de dos personas por el impacto de un rayo mientras disfrutaban en sus motoras acuáticas en la bahía de Jobos frente al Cayo Puerca, en Salinas.

La naturaleza te está dando un mensaje claro de cómo están las cosas cambiando y la peligrosidad que hay que estos son eventos que no se daban. En las residencias y en muchos lugares, inclusive las embarcaciones hay este sistema que le llaman los pararrayos que si cae alguno los puede absorber, ahora hemos visto que puede caer el cualquier lugar”, reflexionó el experimentado rescatista.

De acuerdo con el informe de novedades del Negociado de la Policía, los hechos ocurrieron a las 4:36 p.m. cuando Abraham Zayas Rivera, de 36 años, operaba una embarcación marca Seadoo y ésta hacía contacto (tocaba) con la motora acuática donde viajaba como pasajera Karolina Mercado Alvarado, de 26, la cual era conducida por su pareja Christian Díaz Zayas.

En ese instante, Zayas Rivera recibió una descarga eléctrica que le ocasionó la muerte en el acto, y le transfirió a Mercado Alvarado la descarga.

El director de la Unidad Marítima de Guayama del Negociado de Fuerzas Unidas de Rápida Acción, teniente José L. Santana López, con 24 años de experiencia, narró que debido a las condiciones del tiempo por la seguridad de su personal había impartido instrucciones para que regresaran a sus instalaciones.

“Tan pronto llegamos a la unidad, tan pronto nos bajamos de las embarcaciones llega un ‘jet ski’ y nos notifica que vio cuando un rayo impactó un ‘jet ski’, que la persona cayó al agua y ahí nos activamos inmediatamente, porque el deber te llama”, contó Santana López.

El funcionario aclaró que debido a la proximidad a la que navegaban es que la descarga también alcanza a la mujer.

Ellos estaban navegando ‘side by side’, (uno al lado del otro). El esposo va con la esposa en su ‘jet ski’, pero va al lado de él. Al él recibir el impacto, aparentemente por el impacto del rayo que recibió algo hacia el lado impactando a la señora. Cayeron al agua los dos”, narró el teniente Santana López, quien no había visto una situación de esa magnitud.

Cuando llegaron a la escena se percataron que un bote, de una persona privada, se había llevado a Mercado Alvarado que todavía tenía signos vitales y a su esposo hacia la bahía de Jobos, otro buen samaritano la montó en el cajón de una guagua Ford Ranger gris para transportarlos hacia el hospital de Salinas. De camino al hospital se topan con la ambulancia que se dirigía a brindarle la ayuda.

Cuando los paramédicos verifican a la joven enfermera escolar estaba sin vida y optaron por llevarse al esposo que presentaba quemaduras leves, al Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Salinas y lo dieron de alta.

Mientras esto ocurría, el teniente y otra unidad se encontraban en el agua planificando recuperar el cuerpo de Zayas Rivera ya que las tormentas eléctricas seguían con mucha intensidad lo que puso en riesgo sus vidas.

“Más de lo que nos habíamos arriesgado no nos podíamos arriesgar. Yo opto por subir el cuerpo a la embarcación a la Cobra 68 de la Marítima de Guayama y por la seguridad de los muchachos y la mía transportamos el cuerpo hacia la Marítima de Guayama porque era el lugar más seguro para nosotros, por eso hay un cuerpo en Salinas y el otro cuerpo en Guayama porque lo transportamos nosotros”, aclaró el teniente.

En ese mismo momento en el que entró una banda de lluvias a la isla, el personal de NMEAD estuvo atendiendo otras dos emergencias, una en el río El Hippie donde un menor que sufrió un golpe y otra en Fajardo donde hubo un rescate de ocho personas cuya embarcación estuvo a punto de zozobrar. En esta situación personal de la Guardia Costanera también les brindó apoyo.

Tres emergencias simultáneamente con la banda de lluvia que trajo que se había comentado que traía tormentas eléctricas, vientos, aguaceros, o sea, en cuestión de nada el cielo se cerró y este evento de lluvia se había indicado que ocurriría. Lamentablemente, que es lo que le duele a uno, es tener que estar retomando el tema porque haya habido una fatalidad”, expresó el funcionario.

Desde el paso del huracán María se han estado observando cambios climatológicos atípicos, lo que implica que hay que seguir su paso minuto a minuto porque puede cambiar.

“Es la primera vez que atendemos una situación así, que le caiga un rayo a una persona de esta manera, en movimiento…yo en todo el tiempo que llevo es la primera vez que escucho una cosa como esta…esto ha cambiado, de cinco años para acá después del paso del huracán María, eventos de lluvia, la climatología y los cambios son cosas que lo que tiene que ver con esta temporada de huracanes ha sido bien atípico”, puntualizó Correa Filomeno.

Advirtió que todavía se espera que este sistema traiga bandas de lluvia a la isla ya que se movimiento de traslación de 5 a 8 millas, a pesar de que Earl está distante de la isla. También subrayó que por el hecho de que el sistema esté al norte de la isla no quiere decir que el sur no será afectado como ocurrió el domingo.

El comisionado del NMEAD insistió en que la ciudadanía tiene que estar pendiente a los avisos del Servicio Nacional de Meteorología y a los medios de comunicación para evitar más desgracias.

“Nosotros como gobierno y los grupos de trabajo que hemos añadido con los 78 alcaldes, todos los jefes de agencia, el gabinete completo del gobernador, la empresa privada, las entidades sin fines de lucro y las iglesias, las diez regiones de nosotros, o sea, aquí lo único que falta es que la gente acepte el llamado que estamos haciendo para que no se expongan al peligro. Es triste porque estas cosas nos afectan a todos”, agregó al apostar a la efectividad de su respuesta ante las situaciones de emergencia.

Existen varias maneras de recibir una descarta eléctrica, puede ser directa, por contacto cuando el rayo hace descarga sobre un objeto que la víctima esté tocando o letal cuando rebota de un objeto y cae sobre una persona, entre otras.

El alcalde de Barranquitas Elliot Colón Blanco, publicó un mensaje de condolencias en su cuenta de Facebook en el que solicita oraciones para las familias de los dos fallecidos.

“Que Dios Todopoderoso les de fuerza y consuelo en este momento de tanto dolor y dificultad. Unámonos en oración”.

El 5 de septiembre de 2017, el pescador Roberto Collazo Porrata, de 62, murió tras caerle un rayo mientras se encontraba en la playa de Juana Díaz.

El sexagenario intentaba sacar su lancha de la playa, debido a la amenaza del huracán Irma, y en ese momento fue impactado por el rayo.

A Collazo Porrata, le acompañaban los pescadores identificados como Javier Echevarría, de 40, y Ramón Martínez, de 60, quienes resultaron ilesos.

Te puede interesar:

Madre en Florida muere impactada por un rayo mientras esperaba que su hijo saliera de la escuela