US Open: Alcaraz se lleva el clásico del futuro ante Sinner

Tras 5 horas y 15 minutos, el segundo partido más largo de la historia del US Open, Carlos Alcaraz avanzó a semifinales al remontar ante Jannik Sinner

Carlos Alcaraz se dejó caer al suelo tras el último punto.
Carlos Alcaraz se dejó caer al suelo tras el último punto.
Foto: Dino García / Impremedia

QUEENS, NY – “Si éste es el futuro del tenis masculino, tenemos una gran era por delante”.

Así tuiteaba la cuenta oficial del US Open durante el partido entre Carlos Alcaraz y Jannik Sinner, los dos jóvenes que están llamados a liderar el circuito en los próximos años, que durante 5 horas y 15 minutos desplegaron el mejor tenis que se ha visto este año en el estadio Arthur Ashe.

Eran las 2:50 am cuando Alcaraz se dejó caer al suelo tras ganar el partido que más tarde ha terminado en la historia del US Open.

El español de 19 años y el italiano de 21, los dos jugadores más jóvenes del Top 20, dieron un recital de golpes de derecha desde el fondo de la pista, dejadas inverosímiles y precisos globos, a la vez que demostraban una rapidez y explosividad que les permitía llegar a las bolas más complicadas.

Casi que el resultado fue lo de menos. Alcaraz ganó 6-3, 6-7(7), 6-7(0), 7-5 y 6-3. Pero pudo ser exactamente al revés. El segundo, tercer y cuarto sets se decidieron por detalles. Por una bola que se pasó unos milímetros, por un saque que entró en el momento preciso, por un resto que se quedó en la red… Alcaraz salvó una bola de partido a saque de Sinner.

“Siempre digo que tienes que creer en ti mismo todo el rato. Cerrar un partido como éste es muy difícil”, dijo Alcaraz aún sobre la pista al terminar el duelo, ante un público entregado al murciano.

“Nunca me cansaré de decir que todas las victorias que logre aquí son gracias a ustedes”, remachó.

Alcaraz y Sinner se funden en un abrazo al final del partido. / Foto: Dino García, EL DIARIO NY

Patrick McEnroe, quien le hizo la habitual entrevista sobre la pista, elogió a ambos tenistas: “Éste ha sido uno de los mejores partidos que se han jugado nunca aquí en el Arthur Ashe”.

“Éste ha sido el mejor partido que he jugado en mi carrera, sin ninguna duda. Tanto Jannik como yo hemos jugado a un nivel altísimo. Ha habido rallies increíbles en el quinto set. Creo que tanto él como yo vamos a recordar este partido para siempre”.

Carlos Alcaraz

Tiafoe, rival en semifinales

Alcaraz se enfrentará el viernes en la semifinal a Frances Tiafoe, verdugo de Andrey Rublev. Tiafoe, 24 años, es el estadounidense más joven en alcanzar la semifinal del US Open desde Andy Roddick en 2006.

Alcaraz y Tiafoe sólo se han enfrentado en una ocasión hasta ahora, en el polvo de ladrillo de Barcelona en 2021, con victoria para el estadounidense en dos sets.

“Todos conocen el nivel de Tiafoe. Ha ganado a Rafa, ha ganado a Rublev en tres sets. Esta pista es muy especial para él y va a recibir mucho apoyo”, comentó sobre su próximo rival Alcaraz, que lleva 49 partidos este 2022, el jugador con más victorias del circuito.

Un partido que da inicio a una nueva era

Alcaraz y Sinner habían jugado tres veces antes, dos victorias para el italiano -las dos últimas- por una del español. La rivalidad ya ha comenzado.

“Mientras estén Federer, Nadal y Djokovic, ellos son los mejores. Pero Jannik y yo hemos demostrado hoy que somos el presente”, aseguró Alcaraz en rueda de prensa posterior. “Tenemos muchos años por delante en nuestras carreras. Hemos jugado cuatro veces y vamos a enfrentarnos muchas más”.

Alcaraz y Sinner dejaron algunos de los mejores puntos vistos en lo que va de US Open. / Foto: Dino García, EL DIARIO NY

Sinner no salió centrado. Perdió su saque tras cometer tres dobles faltas en el primer juego del partido. Rápidamente mejoró y recuperó el break en el cuarto juego. Ambos tiraban globos, y mostraban su rapidez de piernas, corriendo de esquina a esquina, pero Alcaraz tiene una marcha más en su drive. Comenzó a soltar su potente derecha y a empujar al italiano al fondo de la pista. Le rompió el saque dos veces más para un contundente 6-3 en la primera manga.

Jannik Sinner durante el partido. / Foto: Dino García, EL DIARIO NY

El italiano estaba obligado a responder. Dio un paso adelante para restar el saque de Alcaraz más cerca de la línea. Y comenzó a pegar derechas planas, más potentes. La apuesta le salió bien y logró un break tempranero, pero no supo cerrar el set y cedió un break en el décimo juego, 5-5.

Ese golpe lo puso fuera de juego durante unos minutos. Perdió el siguiente juego en blanco (6-5) y se vio con 0-40 en contra, tres bolas de set para Alcaraz. Entonces Sinner respondió con su servicio, levantó las bolas de break y forzó el tie-break. Pero en el camino Alcaraz dejó un punto para el recuerdo, devolviendo desde el fondo por detrás de la espalda y después rematando con un passing.

El tie-break fue un cara o cruz con ambos muy sólidos con su saque. Se decidió por un detalle, por un resto mal leído por parte de Alcaraz, que quizá pensó que la bola de Sinner se iba fuera.

En el tercer set, Alcaraz volvía a desaprovechar bolas de break, para su desesperación, y comenzó a gesticular más. Incluso lanzó la raqueta al aire –hacia arriba, para recogerla antes de caer al suelo, no al estilo Kyrgios–, cuando perdió el tercer juego. Pero en el quinto juego, a la sexta bola de break del set, logro por fin romper el saque del italiano.

No fue suficiente, porque Sinner le devolvió el break tres juegos después. Alcaraz volvió a tomar ventaja y sacó con 6-5 para cerrar el set, pero de nuevo desaprovechó la oportunidad. Y le pesó: no fue capaz de hacer un solo punto en el tie-break.

Los dos sets que tuvo en la mano y no pudo cerrar pasaron factura a Alcaraz. Sinner, en cambio, no se inmutaba: su tenis no perdía precisión ni pasadas las cuatro horas de partido. El español volvió a tener opciones, logró un break, pero cedió dos después y parecía escapársele el partido. Sinner, 5-4 arriba, sirvió para ganar. Se trabajó un match point. Entonces surgió el mejor Alcaraz, salvó el punto de partido, rompió el servicio de Sinner y se llevó el set ganando los dos siguientes juegos. Eran más de las dos de la madrugada en Nueva York.

El set definitivo no arrancó bien para el español, que cedió su saque a las primeras de cambio. Pero cuando toda parecía a favor de Sinner, Alcaraz desplegó su mejor juego al resto, logró dos breaks, y supo cerrar mejorando su saque. Curiosamente, logró 3 de sus 5 aces en el quinto set.

Alcaraz celebró con los fans y regaló dos pares de zapatillas. Se fue descalzo al vestuario. / Foto: Dino García, EL DIARIO NY

Con la victoria, Alcaraz aspira a convertirse en el jugador más joven en ganar un torneo de Grand Slam desde Rafael Nadal en 2005.

El próximo lunes el ránking mundial estará liderado por Alcaraz, Nadal o Casper Ruud. El noruego y el murciano necesitan llegar a la final para aspirar el número 1.

El dato

El partido más largo de la historia del US Open lo jugaron Stefan Edberg y Michael Chang en 1992: 5 horas y 26 minutos.

· Todo sobre el US Open