Reducirán tamaño de las clases en las escuelas de NYC pero solo empezará de manera gradual en 2023

La gobernadora Hochul anunció la medida, que ordena limitar las clases a máximos de 20 o 25 estudiantes en los planteles educativos de Nueva York

Escuelas NYC
Escuelas NYC
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Una de las grandes quejas que por años ha existido en el sistema de escuelas públicas de Nueva York es la sobrepoblación de salones de clases, con más niños de los que se requiere para que puedan tener procesos de aprendizaje exitosos, hechoo que muchos maestros y defensores de los estudiantes describen como alumnos como “sardinas” en muchos casos.

Y con la intención de poner fin a esa problemática y que las escuelas garanticen que los niños no estarán en aulas hacinadas, la gobernadora Kathy Hochul firmó una medida que requerirá que la Ciudad de Nueva York haga que los salones de clase en la Gran Manzana tengan menos niños.

La mandataria explicó que el arreglo exigirá limitar las clases a 20 o 25 estudiantes máximo, dependiendo del grado, pero se realizará de manera gradual en un período de cinco años, a partir del 2023 pero finalizará solo hasta septiembre de 2028.

“Este proyecto de ley refleja la necesidad de garantizar que los estudiantes tengan maestros dedicados que dediquen tiempo y atención a su aprendizaje en persona a medida que continuamos regresando de la pandemia de COVID-19”, comentó la mandataria estatal.

Tras conocerse la noticia, el presidente de la UFT, Michael Mulgrew, se mostró optimista con que la implementación de dicha orden redunde en beneficio pronto para los estudiantes.

“Durante décadas, los padres y maestros de la ciudad de Nueva York han estado luchando por clases con menos alumnos. Ahora tenemos algo que celebrar”, aseguró el líder de los maestros. “La gobernadora Hochul ha firmado el proyecto de ley de la Legislatura que reduce el tamaño de las clases en toda la ciudad de Nueva York, acercándolos finalmente mucho más a las clases más pequeñas que ya existen en el resto del estado de Nueva York”.

El presidente del sindicato de docentes de Nueva York agregó que “estudios importantes han demostrado los beneficios de tamaños de clase más bajos”.

“Desde la Campaña por la Equidad Fiscal en la década de 1990 hasta los litigios repetidos y otros esfuerzos de la UFT y grupos de padres como Class Size Matters, hemos trabajado para establecerlos aquí”, agregó Mulgrew.

“Gracias a la Gobernador Hochul, a la líder de la mayoría del Senado Andrea Stewart-Cousins, al presidente de la Asamblea Carl Heastie, al presidente de Educación del Senado de la Ciudad de Nueva York, el senador John Liu, y al miembro de la Asamblea Manny De Los Santos, ahora tenemos la oportunidad de hacer realidad las clases más pequeñas para los niños de la ciudad de Nueva York”, concluyó.