Inflación en EE.UU. se redujo levemente en julio, pero sigue afectando la economía de los consumidores, señala analista económico

El analista de desempeño económico y CEO de Potomac Core Consulting, Dan Varroney, asegura que "la inflación sigue aplastando a los consumidores", aún con la leve reducción que presentó el IPC en julio

Deudas

Los consumidores estadounidenses cada día pagan más en productos y servicios. Crédito: Shutterstock

Dan Varroney, analista de desempeño económico y CEO de Potomac Core Consulting, asegura que “la inflación sigue aplastando a los consumidores” a pesar de haber mostrado una desaceleración en el último reporte de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. (BLS).

“Aunque el número de inflación año tras año es más bajo que el 9.1% de julio, la lectura de julio todavía es demasiado alta en 8.5%. Los consumidores continúan enfrentándose a precios altos en las tiendas de alimentos y cuando van a restaurantes”, reveló Varroney. “El informe del IPC de julio revela que familias y personas pagaron un 13.1% más por alimentos en los últimos 12 meses, lo que refleja el mayor aumento desde marzo de 1979. Comer fuera de casa es un 7.6% más caro que hace un año, además el costo de la vivienda es de 5.7 % de lo que era hace un año”.

El analista señala que si bien los precios de la gasolina son más bajos, siguen siendo demasiado altos, ya que los consumidores continúan enfrentando decisiones difíciles en términos de comprar gasolina o alimentos para ellos o sus familias. Los costos generales de la energía son un 32.9 % más altos, pero lo más notable es que los precios de la gasolina siguen siendo un 44% más caros.

Los precios de la gasolina son más bajos porque la demanda es menor, pero para Varroney el mayor desafío es que el suministro de petróleo sigue siendo 1 millón de barriles por día más bajo que hace dos años, además de que con el inicio de clases el próximo mes y el final de las vacaciones familiares, habrá una mayor demanda que podría ser seguida por precios más altos de la gasolina.

El economista destacó que con 2 trimestres de contracción, la economía estadounidense está técnicamente en recesión, y que lo que más llama la atención es cómo los consumidores, el elemento vital del desempeño económico, están siendo exprimidos por el aumento de los precios de los alimentos y la vivienda.

“Las familias están modificando sus decisiones de compra y eso definitivamente se reflejará en las cifras del PIB del tercer y cuarto trimestre”, dijo Varroney.

El 56 % de los estadounidenses reconoce que su nivel de vida está descendiendo según los resultados de una Encuesta Personal Capital and Empower. La encuesta informa que si los precios continúan aumentando, los consumidores planean gastar menos en entretenimiento, comida, gasolina para viajes y vacaciones, tiendas de conveniencia y bienestar.

El analista subrayó que los saldos de las tarjetas de crédito continúan aumentando a medida que la inflación supera el crecimiento de los salarios y los consumidores utilizan las tarjetas de crédito para llegar a fin de mes: “La deuda de tarjetas de crédito subió a $890 mil millones en el segundo trimestre de este año”.

Por otra parte, la tasa de ahorro personal de junio cayó al 5.1%. Este número es lo que les queda a los consumidores después de gastar dinero y pagar impuestos.

Está claro que la alta inflación es un elemento fijo a corto plazo y más probable a largo plazo. La oferta monetaria (M2) es alta y no apunta a una inflación más baja. La economía está chapoteando en efectivo. El Senado acaba de aprobar una legislación que aumentará esa cantidad de efectivo y luego la Ley CHIPS recientemente promulgada, estamos hablando en números redondos de otro billón en efectivo”, explicó Varroney.

El experto señala que hasta que el M2, la oferta monetaria, no esté bajo control, no identifica cómo la inflación disminuirá en un grado significativo: “Añadir combustible a la inflación es la presión alcista sobre los salarios. Las cifras de empleo de julio muestran un aumento del 5.2% en los salarios, incluso cuando las empresas luchan por encontrar trabajadores calificados”.

También te puede interesar:
Inflación en Estados Unidos se desacelera: la interanual bajó 8.5% en julio y la mensual, sin cambios
La inflación encabeza lista de preocupaciones en 3 de cada 4 mujeres en EE.UU.
Inflación: Los productos que más han subido de precio en EE.UU. en el último año, hasta julio 2022

En esta nota

BLS Economía Inflación

Suscribite al boletín de Empleos

¿Te gustaría recibir ofertas de empleo en Los Ángeles?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain