Deliveristas de NYC inician “carrera” exigiendo salario de $30 por hora: ¡No aceptaremos menos!

Desde el 1 de enero de 2023 las apps deberán pagar por ley, una nueva tasa de pago mínimo, que deberá establecer la Ciudad

Concejales de la Ciudad de Nueva York apoyan las aspiraciones salariales de esta fuerza laboral
Concejales de la Ciudad de Nueva York apoyan las aspiraciones salariales de esta fuerza laboral
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Más de 65,000 deliveristas o trabajadores de entrega de la ciudad de Nueva York, luego de un año de la conquista histórica de haberse aprobado una ley en el Concejo Municipal, que les ha permitido alcanzar ciertos derechos laborales, este jueves alzaron su voz nuevamente, para exigir que sea $30 por hora, el pago de su jornada laboral.

A partir del 1 de enero del 2023, las aplicaciones deberán pagar por ley a los trabajadores una nueva tasa de pago mínimo que establecerá y regulará la Ciudad. En este monto, no se incluirán las propinas. 

Actualmente, el Departamento de Protección al Consumidor de la Ciudad de Nueva York (DCWP) está realizando un estudio sobre las condiciones de trabajo para determinar la nueva tarifa mínima. 

Una vez que esta agencia de a conocer sus números, se someterá a consulta pública y se realizarán una serie de audiencias. Pero en esta ruta, ya la mayoría de los miembros de la Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara Municipal, apoyan que sea este monto mínimo solicitado por este gremio: !No menos de $30!

“Han pasado dos años desde que Los Deliveristas Unidos iniciaron una lucha y ganaron el derecho a trabajar con cierta dignidad. Ahora nuestra meta, es contar con un salario digno como repartidores que trabajan para billonarias empresas de aplicaciones, que han visto crecer sus ganancias en el último año”, calculó Ligia Guallpa directora del Proyecto de Justicia Laboral.

En este momento, fuera de las propinas ganan entre $2 y $5 por viaje de entrega, dependiendo de la empresa.

El trabajador de reparto mexicano Manny Ramírez batalla por un ajuste “justo” a principio de 2023. (Foto: F. Martínez)

Más de $4,800 por mes

Si se aprueba la petición de los deliveristas, eso significaría que para ellos trabajar una jornada “normal” de ocho horas diarias, cinco días a la semana, pasarían a recibir un ingreso mensual aproximado de $4,800. Esto sin incluir los ‘tips’.

Una cantidad de dinero que pueden obtener solamente si trabajan siete días a la semana con extenuantes jornadas de hasta doce y trece horas.

El joven deliverista mexicano, Manny Ramírez tiene siete años trabajando para estas aplicaciones digitales y cuenta que para poder reunir $3,000 en un mes, debe “pedalear” muy duro por jornadas de siete días hasta 13 y 14 horas.

“Ahora nos pagan 2,50 por viaje sin la propina. Es decir que para reunir $10 debemos hacer cuatro viajes. Eso si contar que si se daña la bicicleta, o nos roban, o tenemos un accidente, todo pasa a cuenta de nosotros”, indica Manny.

El trabajador inmigrante destaca que luego de meses de cálculos y de análisis consideran que $30 dólares, por hora, es un ingreso que se ajusta a la realidad de una ciudad tan extremadamente costosa como Nueva York, en donde la inflación ha devorado la vida de la clase trabajadora.

Por su parte, la activista Hildalyn Colón del Proyecto de Justicia Laboral, remarcó que aunque el salario mínimo legal en la ciudad de Nueva York sea de $15, se debe recordar que los deliveristas son considerados como contratistas independientes, que no cuentan con ningún beneficio como seguro médico.

“Si se daña uno de sus instrumentos de trabajo, o tienen un accidente, todo debe ser financiado por ellos. Y esa es el gran punto que debemos considerar en este punto de análisis”, acotó.

Un camino largo de luchas

En medio de una carrera de dificultades que se agravó aún más durante la pandemia, estos trabajadores crearon el movimiento ‘Deliveristas Unidos’,  logrando el respaldo del Concejo Municipal, que en septiembre de 2021 aprobó un paquete legislativo que ya entra en su tercera fase.

En concreto, esto ha significado que las corporaciones propietarias de Apps de pedidos online de comida como Uber Eats, Seamless, Grubhub y DoorDash debieron modificar la forma cómo se relacionaban con esta fuerza laboral. Una conquista legislativa que convirtió a la Gran Manzana en la primera en ofrecer protecciones esenciales a estos trabajadores.

Desde el pasado 24 de enero, las aplicaciones con licencia deben informar a los trabajadores la propina por cada entrega, el pago total y las propinas del día anterior.

Y desde el pasado 22 de abril, las aplicaciones están obligadas a ofrecer opciones y facilidades a los deliveries, para evitar largas distancias de entrega, además mínimos estándares de pago, sin comisiones, por retirar su dinero y los restaurantes que trabajan con las Apps deben permitir que usen sus baños.

Ahora esta organización de trabajadores con el apoyo de legisladores locales y organizadores comunitarias, se plantan fuerte, por un ingreso mínimo que califican como “verdaderamente digno”.

A esta misma dirección se dirige la concejal de origen colombiano, Jennifer Gutiérrez, quien representa al distrito 34 de Brooklyn, quien en una manifestación al frente de la sede de la Alcaldía apoyó esta demanda laboral.

“Es un trabajo peligroso. Son trabajadores esenciales. Cada vez hay más mujeres haciendo este trabajo tan vital para la ciudad. Si es retador para un hombre, imagínense para una mujer. Ellos se merecen este aumento. Ni más, ni menos”, reforzó Gutiérrez, quien fue apenas una de la docena de concejales que apoyó esta petición de ajuste salarial.

Los trabajadores que prestan servicio a empresas de envío digital se organizan para enfrentar la propuesta del Departamento de Protección al Consumidor y los Trabajadores de NYC. (Foto: F. Martínez)

Carrera peligrosa

Según el informe económico, realizado por la Universidad de Cornell y el Proyecto de Justicia Laboral, llamado ‘Esenciales pero sin protección”, aproximadamente el 49% de los repartidores informaron haber tenido un accidente laboral o chocar mientras realizaban una entrega. De igual forma, el 75% dijo que gastaron sus propios ingresos para pagar la atención médica y la reparación de las bicicletas, después de haber enfrentado un accidente relacionado con el trabajo.

Además de ser un trabajo peligroso, las condiciones laborales de los repartidores se han vuelto más precarias. Muchos de ellos enfrentan calles inseguras y son víctimas de asaltos violentos, incluso a punta de armas de fuego, en un intento de robarles sus bicicletas eléctricas o ciclomotores, que son las principales herramientas de su trabajo.

“Le estamos diciendo a las compañías que una propina no es salario. Debemos ser tratados con más dignidad, no simplemente como mano de obra barata. Es momento que se tomen en cuenta los riesgos que corre nuestra salud y seguridad todos los días. Por ello exigimos $30 por hora mínimo a la Ciudad y a estas empresas”, reclamó William Medina, un trabajador de entrega que se unió a una manifestación que puso como punto de honor un monto de ingresos, que no están dispuestos a que sea menor.

Condiciones mínimas

Los ‘deliveristas’ de la Gran Manzana, hasta hace muy poco, no contaban con las mínimas condiciones laborales, ni humanas. Incluso, en muchos casos, se les negaba tener acceso a los baños de los restaurantes a los cuales ofrecían su servicio.

La Ciudad a través del Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador (DCWP) mantiene una campaña para subrayar a todos estos trabajadores, que tienen nuevos derechos independientemente de su estatus migratorio, dejando claro que cualquier represalia por reclamar sus derechos, es ilegal.

Hasta ahora portavoces de las corporaciones de comida a pedido, no han mostrado resistencia a la secuencia de nuevas leyes que ya empezaron a cumplir. Sin embargo, se desconoce cuál será su posición ante la nueva demanda de esta fuerza laboral que es el eje principal de sus servicios.

La ruta salarial de los deliveristas:

  • $4,800 podría ser el ingreso aproximado mensual de estos trabajadores si se aprueba su petición de $30 por cada hora, sin incluir las propinas, para una jornada laboral de cinco días a la semana y ocho horas diarias.
  • $60,000 a $70,000 podrían ganar en un año.
  • 65,000 repartidores mínimo se estima que hay en Nueva York.
  • 90,000 trabajaron para atender la demanda de alimentos a pedido durante los días más complicados de la pandemia.
  • 85% de estas fuerza laboral se dedica solamente a esta actividad, según una reciente encuesta realizada por la Universidad de Cornell.
  • $15 por hora es el salario mínimo en NY, pero muchos deliveristas ganan en promedio menos de $7.87.
  • 25 deliveristas perdieron la vida en diferentes situaciones mientras cumplían con sus envíos en los últimos dos años.
  • 54% de los deliveristas han sido objeto de robos de partes de sus vehículos.
  • 30% han sido despojados de sus motos eléctricas y bicicletas.
  • 42% de los deliveristas manifiesta no tener confianza en los pagos de las Apps.