Tras tiroteo en Walmart en Virginia y otros ataques, Biden presiona al Congreso: “Debemos tomar mayor acción”

Tras la muerte de seis personas en un tiroteo en un Walmart de Virginia, el presidente Joe Biden pidió unidad a los estadounidenses, además de volver a enviar un mensaje a congresistas para "tomar mayor acción"; el mandatario ha pedido prohibir armas de asalto anteriormente

La Policía investiga el tiroteo en Chesapeake, Virginia.
La Policía investiga el tiroteo en Chesapeake, Virginia.
Foto: SHAWN THEW / EFE

El presidente Joe Biden volvió a la carga con su presión al Congreso para aprobar mejores reformas para el control de armas, luego del tiroteo en Walmart en Virginia, donde seis personas murieron.

“Debemos tomar mayor acción”, dijo el mandatario, quien en días anteriores, tras el ataque en Colorado Springs, pidió a congresistas aprobar la prohibición de armas de asalto.

“Jill y yo lloramos por esas familias, por la comunidad de Chesapeake y por el Estado de Virginia, que acaba de padecer un terrible tiroteo en la Universidad de Virginia este mes”, dijo el mandatario en un comunicado. “También lloramos por todos aquellos en Estados Unidos que han perdido a sus seres queridos en estos trágicos tiroteos contra los que debemos unirnos como nación”.

El mandatario lamentó estas acciones, sobre todo a pocas horas del Día de Acción de Gracias.

“[Es] una de nuestras festividades más preciadas que nos une como estadounidenses y como familias, cuando abrazamos a nuestros seres queridos y contamos nuestras bendiciones”, indicó. “Pero debido a otro acto de violencia horrible y sin sentido, ahora hay más mesas en todo el país que tendrán asientos vacíos… Ahora hay más familias que conocen el peor tipo de pérdida y dolor imaginable”.

El mandatario recordó que este año firmó la reforma de armas tras tiroteos en Uvalde, Texas, y Buffalo, Nueva York, pero reconoció que no era suficiente.

Agradeció al personal de emergencia que atendió el ataque en Walmart, desatado por un gerente contra varios empleados, según los reportes policiacos.

“Estamos agradecidos con los socorristas que se movilizaron para ayudar a las víctimas, y he dado instrucciones a los funcionarios federales para que brinden el apoyo”, indicó.

El gobernador de Virginia, el republicano Glenn Youngkin expresó sus condolencias a las familias de las víctimas y dijo que monitorea directo con las autoridades policiacas el avance de las investigaciones.

“He mantenido contacto toda esta mañana con los funcionarios responsables de hacer cumplir la ley y he puesto a disposición todos los recursos a medida que avanza esta investigación”, escribió Youngkin en Twitter.

El 20 de noviembre, tras el ataque al Club Q, en Colorado Springs, el presidente Biden pidió expresamente al Congreso aprobar una reforma para prohibir las armas de asalto.

“Necesitamos promulgar una prohibición de armas de asalto, para sacar las armas de guerra de las calles de Estados Unidos”, dijo el presidente Biden.

Qué pasó en Chesapeake

Al menos seis personas fueron asesinadas a tiros dentro del Walmart de Chesapeake, Virginia, además de que hay cuatro personas hospitalizadas.

El tirador se habría suicidado, según los reportes policiacos. Un empleado de la tienda dijo en un video en que el autor era un gerente, quien comenzó a disparar. La Policía indicó que otro testigo señaló que el hombre solamente tomó el arma y lanzó balazos a diestra y siniestra “sin un objetivo” en particular.

La llamada a las autoridades ocurrió a las 10:12 p.m. el martes por la noche, dijo en conferencia de prensa el jefe de la Policía de Chesapeake, Mark Solesky. Los primeros agentes llegaron dos minutos después e ingresaron a las 10:16 a la tienda. A las 11:20, el punto fue considerado “seguro”.

Solesnky dijo que antes de ofrecer conclusiones sobre el ataque se deberá entrevistar a más testigos y hacer otras investigaciones.