Enchiladas, pizza y otras maneras de aprovechar las sobras de Thanksgiving

Usa las sobras de pavo y el puré de patatas de la cena de Acción de Gracias para hacer otras comidas fáciles, rápidas y deliciosas como enchiladas, sopa y bolas fritas como bocadillos

El pavo sobrante de Acción de Gracias puede ser un excelente relleno de enchiladas.
El pavo sobrante de Acción de Gracias puede ser un excelente relleno de enchiladas.
Foto: Guajillo studio / Shutterstock

Después de la cena de Acción de Gracias, es muy probable que haya quedado algo de pavo y sus guarniciones que puedes aprovechar durante los días siguientes para recalentar sin tener que esforzarte demasiado en la cocina. Compartimos algunas maneras sencillas y exquisitas en las que puedes aprovechar las sobras de Thanksgiving.

1. Enchiladas de pavo y frijoles

Para estas enchiladas de pavo puedes usar frijoles enlatados. Necesitas: 3 tazas de carne pavo deshebrada o picada; 2 latas de 15 onzas de frijoles negros; 16 onzas de queso Monterey Jack, rallado; 1 cebolla roja picada; 1 cabeza de ajo asado; un poco de cilantro picado; 2 chiles jalapeños picados; jugo de 2 limones; 12 tortillas; 20 onzas de salsa para enchiladas. Para cubrir las enchiladas usarás, queso, crema y aguacate.

Preparación:

Calienta el horno a 350 F. En un tazón, mezcla el pavo, los frijoles (escurridos y enjuagados), el queso, la cebolla, el ajo, el cilantro, los chiles y el jugo de limón. Rellena las tortillas y enróllalas. Coloca las enchiladas en un recipiente apto para el microondas. Vierte la salsa para enchiladas sobre las tortillas, cubre con papel aluminio y hornea durante 15 minutos. Agrega queso a las enchiladas y hornea por otros 5 minutos. Sirve y agrega crema y aguacate.

2. Pizza

Pizza
Foto: Brent Hofacker/Shutterstock

The Pioneer Woman sugiere convertir la tabla de charcutería sobrante en pizza. “Usa el queso, la carne y las aceitunas adicionales como ingredientes para esta pizza de tamaño familiar”.

Puedes ahorrar tiempo con una base para pizza pre elaborada o realizar tu propia masa con pocos ingredientes.

Necesitas: 1 ⅓ tazas de harina de trigo, mitad blanca, mitad integral; 1 cucharadita de polvo de hornear; ½ cucharadita de sal; ½ taza de leche sin grasa o 1%; y 2 cucharadas de aceite.

Preparación: 1. Precalienta el horno a 400 grados F. Mezcla la harina, el polvo de hornear y la sal en un tazón. Incorpora la leche y el aceite hasta formar una masa suave. Coloca la masa en una superficie limpia y ligeramente enharinada y amasa de 6 a 8 veces para crear una masa suave y lisa (no pegajosa). Forma una bola con la masa. Voltea el tazón boca abajo encima de la masa y deja reposar durante 10 minutos.
Presiona a masa en una bandeja para hornear para formar un círculo de aproximadamente 12 pulgadas y hornea a 400 F durante 8 minutos.

Retira del horno y agrega la salsa y tus ingredientes favoritos. Hornas la pizza entre 12 y 20 minutos más hasta que quede ligeramente dorada.

3. Sopa de guisantes con jamón

Si te quedó jamón en la nevera, utilízalo para preparar una sopa de guisantes, una receta fácil, nutritiva y exquisita. Todo lo que necesitas es una bolsa de guisantes verdes, zanahorias picadas, apio, caldo y otros ingredientes básicos que seguramente tienes en la cocina: cebolla, ajo, laurel, sal, pimienta y un poco de aceite de oliva para dorar el jamón. Al igual que con las lentejas, no es necesario que remojes los guisantes antes de cocinarlos.

4. Bolas fritas de puré de patatas

Esferas de papa
Foto: Edgunn/Shutterstock

Convierte el puré de papa sobrante en deliciosas bolitas fritas ideales como aperitivo. Necesitarás menos de 30 minutos para prepararlas.

Preparación: Agrega trozos de tocino crujiente, queso cheddar, cebollino en rodajas al puré, un poco de ajo en polvo, sal y pimienta. Forma las bolas, pásalas por huevo y luego en migas de panko. Fríe las esferas hasta que estén doradas por todos lados.

5. Pasta al pesto con pavo

Las sobras de pavo son ideales para completar un plato de pasta como la pasta al pesto. Es una receta muy fácil de cocinar. Si deseas usar una salsa pesto casera, Comedera tiene una receta para la que necesitas pocos ingredientes y 15 minutos en total.

6. Wrap casero de pavo recalentado

El pavo restante puede usarse para una comida rápida en la que apenas necesitas 15 minutos y unos cuantos ingredientes: wrap casero de pavo recalentado.

El relleno siempre debe ser seco, bien sea pollo, carne, pavo o pescado debe estar sin líquido a la hora de servirlo para que no rompa la tortilla.

Te puede interesar:
Hasta cuándo es seguro seguir comiendo recalentado de Thanksgiving
Cuál es el tipo de pasta que es mejor no recalentar
Cómo apagar un incendio de grasa en la cocina de forma rápida y segura