7 errores a evitar cuando cocinas caldo de verduras casero

Hacer en casa el caldo de verduras puede resultar en una receta más sabrosa y nutritiva, así como con menos ingredientes artificiales; compartimos algunos errores a evitar en la fácil preparación de un caldo de verduras casero

El caldo de verduras casero es una preparación sencilla aunque puedes cometer algunos errores al realizarla.
El caldo de verduras casero es una preparación sencilla aunque puedes cometer algunos errores al realizarla.
Foto: paulista / Shutterstock

El caldo de verduras es una preparación básica en la cocina que puede ser usada para realizar una gran variedad de recetas, como sopas y salsas caseras. Si bien hacer caldo puede ser una cosa fácil de hacer, es posible que cometas algunos errores que es mejor evitar.

Además, hacer un caldo de verduras casero funciona para reducir el desperdicio de alimentos, ahorrar dinero y obtener una receta más saludable y nutritiva, sin exceso de sodio y aditivos artificiales, ya que tienes el control de los ingredientes que utilizas.

1. Usas demasiada o muy poca agua

Usar demasiada agua en el agua puede hacer que resulte con un sabor diluido, mientras que usar muy poca puede resultar en un caldo turbio y un tanto amarlo. La cantidad de agua a usar para el caldo dependerá de la cantidad de vegetales. Usa suficiente agua para cubrir las verduras para que floten.

2. No usas la piel de ajo y cebolla

Agregar la piel de ajo y cebolla al caldo le añade más sabor. Posteriormente solo necesitas colar bien el caldo antes de usarlo o guardarlo en el refrigerador.

3. Usas demasiadas verduras con almidón

Las zanahorias y las papas son un componente tradicional del caldo de verduras, aunque debes usarlas con moderación. Usar demasiadas verduras con almidón puede hacer que el caldo resulte turbio y espeso.

4. No agregas la sal y pimienta en un buen momento

Sazonar el caldo con sal y pimienta en las etapas iniciales de cocción es el mejor momento y pruébalo mientras se cocina.

5. No aprovechas los tomates maduros

El caldo de verduras casero es una de las mejores formas de usar los tomates demasiado maduros y reducir el desperdicio de verduras. Los tomates no solo le dan un buen color, sino también un exquisito sabor al caldo.

6. No salteas las verduras

Saltear tus verduras antes de cocinarlos en agua ayudará a que liberen más su sabor y a crear un color oscuro. Dorar ligeramente las verduras con aceite de oliva sin necesidad de cocinarlas por completo aportará un sabor más profundo y sabroso al caldo.

7. Los cocinas demasiado

Master Class comparte que a diferencia del caldo hecho con huesos de animales, el caldo de verduras no necesita ni se beneficia de una cocción prolongada. “Comienza a probar elcaldo después de 30 minutos de cocción a fuego lento. Según el sabor intenso que desees que tenga el caldo, debería estar listo en una o dos horas”.

Te puede interesar:
Qué hacer para que la comida sepa bien sin agregar sal
Cómo apagar un incendio de grasa en la cocina de forma rápida y segura
Cómo usar el vinagre para que las papas cocidas mantengan su forma y textura