Funcionario de Qatar dice que murieron entre 400 y 500 trabajadores “preparándose” para el Mundial

Hassan al-Thawadi, secretario general del Comité Supremo para la Entrega y el Legado de Qatar, apareció en una entrevista diciendo que murieron entre 400 y 500 trabajadores durante la construcción y organización de la Copa del Mundo

El número de muertes relacionadas con la Copa del Mundo en Qatar es difícil de precisar.
El número de muertes relacionadas con la Copa del Mundo en Qatar es difícil de precisar.
Foto: Kevin Frayer / Getty Images

Un alto funcionario de Qatar involucrado en la organización de la Copa del Mundo ha puesto el número de muertes de trabajadores para el torneo “entre 400 y 500”, un número drásticamente más alto que cualquier otro ofrecido anteriormente por Doha.

El comentario de Hassan al-Thawadi, secretario general del Comité Supremo para la Entrega y el Legado de Qatar, pareció surgir de la nada durante una entrevista con el periodista británico Piers Morgan.

También amenazó con revigorizar las críticas de los grupos de derechos humanos sobre el costo de albergar la primera Copa del Mundo en Oriente Medio para la mano de obra migrante que construyó estadios, líneas de metro y nueva infraestructura por valor de más de $200,000 millones de dólares necesarios para el torneo.

En la entrevista, partes de las cuales Morgan publicó en línea, el periodista británico le pregunta a al-Thawadi: “¿Cuál es el (número) total honesto y realista de trabajadores migrantes que murieron como resultado del trabajo que estaban haciendo para la Copa del Mundo?”

La estimación es de alrededor de 400, entre 400 y 500”, responde al-Thawadi. “No tengo el número exacto. Eso es algo que se ha discutido”.

Pero esa cifra no ha sido discutida públicamente por los funcionarios de Qatar anteriormente. Los informes del Comité Supremo que datan desde 2014 hasta finales de 2021 solo incluyen la cantidad de muertes de trabajadores involucrados en la construcción y remodelación de los estadios que ahora albergan la Copa del Mundo.

Esas cifras publicadas ponen el número total de muertes en 40. Incluyen 37 de lo que los qataríes describen como incidentes no laborales, como ataques cardíacos, y tres de incidentes en el lugar de trabajo. Un informe también enumera por separado la muerte de un trabajador por coronavirus en medio de la pandemia.

Al-Thawadi señaló esas cifras cuando habló sobre el trabajo solo en los estadios en la entrevista, justo antes de ofrecer el número de muertos “entre 400 y 500” para toda la infraestructura del torneo.

Sin embargo, en una declaración posterior, el Comité Supremo dijo que al-Thawadi se refería a “estadísticas nacionales que cubren el período 2014-2020 para todas las muertes relacionadas con el trabajo (414) en todo el país en Qatar, que cubren todos los sectores y nacionalidades”.

Desde que la FIFA otorgó el torneo a Qatar en 2010, el país ha tomado algunas medidas para revisar las prácticas laborales del país. Eso incluye eliminar su llamado sistema de empleo kafala, que ataba a los trabajadores a sus empleadores, quienes tenían voz sobre si podían dejar sus trabajos o incluso el país.

Qatar también ha adoptado un salario mínimo mensual de 1,000 riales qataríes ($275 dólares) para los trabajadores y asignaciones obligatorias para alimentos y vivienda para los empleados que no reciben esos beneficios directamente de sus empleadores. También ha actualizado sus normas de seguridad de los trabajadores para evitar muertes.

Qatar ha dependido de un ejército de trabajadores migrantes, en su mayoría del sur de Asia y África. Miles trabajaron duro durante años en temperaturas de hasta 120 grados, hacinados en campamentos residenciales abarrotados y miserables cerca de los lugares que estaban construyendo.

“Son como cualquier otra persona en el mundo” , dijo a CBS News Mustafa Qadri, fundador de la organización Equidem, que investiga los abusos laborales. “Quieres tener una vida mejor que la de tus padres. Quieres que tus hijos vayan a la universidad para tener una vida mejor que la tuya. Entonces, estás desesperado por una oportunidad”.

La oportunidad se presentó cuando la candidatura de Qatar con el organismo rector del fútbol internacional, la FIFA, ganó de manera controvertida, y la nación árabe ganó la Copa del Mundo de 2022.

Qadri dijo que eso lo ha convertido en un torneo “que depende de los trabajadores inmigrantes, porque son baratos. Y los trabajadores inmigrantes son baratos porque están siendo explotados”.

El número de muertes relacionadas con la Copa del Mundo en Qatar es difícil de precisar. El año pasado, The Guardian informó que 6,500 trabajadores migrantes habían muerto en Qatar desde que la nación ganó la Copa del Mundo, pero no está claro cuántas de las muertes estaban directamente relacionadas con el trabajo de preparación para el torneo de fútbol.

Los activistas han pedido a Doha que haga más, en particular cuando se trata de garantizar que los trabajadores reciban sus salarios a tiempo y estén protegidos de empleadores abusivos.

El comentario de Al-Thawadi también renueva las dudas sobre la veracidad de los informes gubernamentales y privados sobre lesiones y muertes de trabajadores en los estados del Golfo Pérsico, cuyos rascacielos han sido construidos por trabajadores de países del sur de Asia como India, Pakistán y Sri Lanka.


También lee:
· Explotación en Qatar 2022: organizadores del Mundial admiten que trabajadores excedieron las 12 horas por día
· Mexicana abusada sexualmente en Qatar evita condena de 7 años y 100 latigazos
· Muertos en construcciones, homosexualidad penada con cárcel y más llenan de polémica el Mundial