Jueces de Corte Suprema podrían decidir que ICE deba detener a “cualquier indocumentado”

Algunos de los jueces conservadores, que dominan la Corte Suprema, parecen inclinarse a suspender las prioridades de deportación de la Administración Biden, lo que permitiría a ICE detener a cualquier inmigrante indocumentado, incluso si no tiene récord criminal

La Corte Suprema evalúa las prioridades de deportación de ICE.
La Corte Suprema evalúa las prioridades de deportación de ICE.
Foto: Samuel Corum / Getty Images

Algunos jueces conservadores parecen inclinarse a decidir a favor de los gobiernos republicanos de Texas y Louisiana para suspender las guías de deportación del Gobierno del presidente Joe Biden.

Eso significaría que la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tendría nuevamente el aval de detener y poner en proceso de deportación a cualquier inmigrante indocumentado, sin importar si no tiene récord criminal.

Los jueces Samuel Alito, el presidente del Tribunal John Roberts y el juez Brett Kavanaugh expresaron escepticismo sobre las políticas “discrecionales” del memorando de septiembre del 2021, firmado por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

“¿No deberíamos simplemente decir cuál es la ley?”, sugirió el juez Roberts este martes.

El procurador de Texas, Judd Stone, dijo que el gobierno que representa busca que los agentes migratorios apliquen a rajatabla la ley migratoria aprobada por el Congreso.

Señaló que sin las guías, el Gobierno de Texas considera que sería mejor beneficiado en cuanto a las políticas de ICE.

“Sin las directrices, el Gobierno hará cumplir las leyes de inmigración de manera diferente que satisfacen a Texas”, expuso.

En tanto, la procuradora Elizabeth Prelogar, que representa a la Administración Biden, señaló que es “imposible” la detención y deportación de todos los inmigrantes indocumentados, porque no hay recursos suficientes.

“Juez Cavanaugh, usted preguntó cuáles serían las consecuencias… si este tribunal realmente dijera que desplazará toda discreción de ejecución [migratoria], entonces el DHS estaría bajo la obligación judicialmente exigible de tomar medidas de ejecución contra cualquier persona”, dijo la procuradora Prelogar. “Eso significa que no tendríamos los recursos o la capacidad para perseguir a las personas que son amenazas para la seguridad pública, la seguridad nacional y la seguridad fronteriza”.

La jueza Sonia Sotomayor cuestionó sobre el argumento de los gobiernos demandantes, al considerar que la decisión de detención y deportación, se aplica bajo discrecionalidad, algo que mantiene establecido en el memorando cuestionado, donde se indica a los oficiales migratorios tomar en consideración “varios factores” para el arresto de un in inmigrante.

Este caso fue aceptado por el Máximo Tribunal luego de una demanda de los gobiernos republicanos de Texas y Louisiana contra el memorando de septiembre del 2021, donde se pide a ICE enfocarse a inmigrantes con récord criminal.

Los jueces cuestionaron sobre tres aspectos: 1) si un estado tiene el derecho de demandar al Gobierno federal sobre sus políticas migratorias; 2) si las reglas de deportación de la Administración Biden obedecen la ley de inmigración, y 3) si el juez de Distrito de Texas, Drew Tipton, tenía el poder de suspender una orden de este tipo.

No hay una fecha específica para que la Corte Suprema tome una decisión, pero de ser en contra, entonces ICE podría detener a cualquier inmigrante indocumentado.

Te puede interesar: Miles de inmigrantes están en riesgo tras decisiones de la Corte Suprema, advierten expertos