El Bronx promueve programa de apoyo para personas con VIH y prevención en medio de aumento de contagios

En el Día Mundial del Sida, cuando se reveló que el 88% de los nuevos contagios en la Gran Manzana son hispanos y negros, el proyecto Daphne Hazel ofrece una iniciativa de apoyo a latinos

Los contagios de VIH se han incrementado.
Los contagios de VIH se han incrementado.
Foto: Shutterstock

Este jueves 1 de diciembre se conmemora el Día Mundial del Sida, y en medio de la lucha que diferentes estamentos y organizaciones de la Gran Manzana han dado para erradicar esa enfermedad del mapa, y ayudar a tener vidas normales a quienes han contraido el VIH, desde El Bronx brilla un faro de esperanza y apoyo que aumentará sus servicios en el 2023.

El proyecto Daphne Hazel, que ofrece servicios de atención médica y prevención sobre el VIH en el centro de salud Planned Parenthood (PPGNY) del Condado de la Salsa, se ha convertido en motivación para cientos de personas como Viviana Bello, quien destaca que la iniciativa además impulsa programas de bienestar físico, emocional y social, necesarios para tener mayor bienestar.

“Yo desde hace tres años asisto a la organización, y me agrada saber que están pendientes de uno, pues nos brindan servicios primarios a la mujer y a mantener una buena salud con la ayuda de gente calificada, con seguimientos individualizados”, aseguró la colombiana de 32 años.

La beneficiaria del programa Daphne Hazel Achievement Project, llamado así en memoria de la ex vicepresidente de Project Street Beat, advirtió que otro componente vital de dicha iniciativa es la asesoría sicológica que reciben los pacientes y miembros de la comunidad para lidiar con sus retos.

“Siempre nos recalcan que están para nosotros para lo que necesitemos y mucho en cuestiones de salud mental. Por eso le digo a quien necesite ayuda relacionada con el VIH, que la pida. Hay un estigma social bastante amplio que hace que las personas portadoras se aislen y no busquen ayuda, pero es importante que busquen apoyo en organizaciones como esta o cualquier otra que hay en los cinco condados”, agregó la inmigrante.

El Proyecto Daphne Hazel busca además que las personas que viven con el VIH y los pacientes recién infectados comiencen su proceso de terapia antirretroviral en el centro de salud de PPGNY en el Bronx, que los ayuda a vivir una vida más larga y saludable y reduce significativamente el riesgo de transmisión sexual del virus a una pareja VIH negativa.

Wendy Stark, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood of Greater New York, destacó que el Proyecto Daphne Hazel contribuye en la lucha contra el VIH, especialmente en comunidades vulnerables.

“Tiene autonomía corporal, atención de la salud sexual y reproductiva, más protecciones y servicios para las comunidades más afectadas por las barreras de acceso a la atención e iniciativas basadas en la equidad para los grupos más vulnerables dentro de esas comunidades”, dijo Stark. “Las mujeres negras, latinas, cis y transgénero están sobrerrepresentadas en los nuevos casos de VIH. El Proyecto de Daphne Hazel apoyará a las personas con la información y los recursos esenciales de atención médica que necesitan para vivir una vida larga y plena. Juntos, podemos poner fin a esta epidemia y lograr la equidad y la justicia en salud para todos”.

Sobre el proyecto, la organización agregó que: “tiene como objetivo reducir las disparidades de salud en estas comunidades al proporcionar una conexión inmediata y optimizada para la atención entre los clientes de Project Street Beat que viven o han sido diagnosticados recientemente con VIH, y los servicios integrales de atención de salud sexual y reproductiva que se ofrecen en el centro de salud de PPGNY en el Bronx”.

Dentro de ls múltiples servicios que ofrecen están referidos a servicios de salud mental, administración de casos, asesoramiento sobre uso de sustancias, servicios de extensión y prevención de sobredosis de opioides, pruebas y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, píldoras anticonceptivas y visitas de bienestar.

De acuerdo a las cifras más recientes compartidas por el Departamento de Salud de Nueva York, los nuevos diagnósticos de VIH en Gran Manzana disminuyeron 23% desde 2017 y 73% desde el 2001. Sin embargo, el dato preocupante es que los nuevos diagnosticos entre el 2020 y el 2021 aumentaron, aunque las autoridades estiman que pudiera estar relacionado con el hecho de que tras los días más duros de la pandemia del COVID más personas se hicieron las pruebas de VIH.

El proyecto Daphne Hazel ha sido por años una iniciativa de gran apoyo a latinos con VIH

El informe anual de vigilancia del VIH con datos del año pasado, la Ciudad insistió en el progreso continuo que se ha tenido en los cinco condados para acabar con la epidemia del VIH, al igual que informó que 1,594 personas fueron diagnosticadas recientemente como casos de diagnótico positivo, lo que representa un 14% más que en 2020.

Así lo confirmó el Comisionado de Salud de la Ciudad, el Dr. Ashwin Vasan, quien pese al aumento de casos reportados ve con buenos ojos ambas métricas en la lucha contra el SIDA, ya que explicó que mostraría una tendencia creciente a que más neoyorquinos se practiquen la prueba del VIH.

“Los nuevos diagnósticos de VIH continúan disminuyendo y también estamos viendo un repunte en las pruebas de VIH y la búsqueda de atención”,manifestó el funcionario. “Estos dos logros son un testimonio de la defensa de la salud pública reciente e histórica que nunca abandonó la lucha por mejores servicios y apoyo. El Día Mundial del SIDA es un momento importante para reconocer lo que se ha ganado, recordar lo que se ha perdido y comprometerse a poner fin a la epidemia de una vez por todas”.

Otro dato revelante es que en 2021, el 79% de los neoyorquinos con VIH tenían cargas virales indetectables, lo que les permite no ser transmisores del mal, a través de relaciones sexuales.
Las autoridades de Salud municipales advirtieron adicionalmente que si bien el aumento anual de nuevos diagnósticos de VIH resultó “atípico, probablemente incluye diagnósticos entre personas que habían retrasado la búsqueda de pruebas de VIH durante 2020 y se hicieron la prueba en 2021“.

Igualmente las autoridades mencionaron que al comparar los nuevos diagnósticos en 2021 con 2019, antes del COVID-19, “el ritmo de disminución fue consistente con lo observado en los cinco años” previos a la pandemia del COVID-19.

La Dra. Sarah Braunstein, comisionada adjunta para la Oficina de Hepatitis, VIH e Infecciones de Transmisión Sexual de la Ciudad de Nueva York, aseguró en la víspera del Día Mundial del Sida que la Gran Manzana avanza positivamente hacia los objetivos de poner fin al VIH.

“Seguimos comprometidos con la evaluación integral de las necesidades de las comunidades marginadas y colocarlas en el centro de nuestro trabajo”, dijo la funcionaria, destacando el buen trabajo que hubo en medio de la pandemia.

“El Departamento de Salud está especialmente agradecido con nuestro proveedor y socios comunitarios cuyo arduo trabajo y compromiso para alcanzar nuestras metas nunca flaquearon, incluso cuando se enfrentaron a las demandas de las emergencias de salud pública de COVID-19 y MPV”.

La experta médica mencionó también que una de las claves más exitosas para frenar el auge del virus ha sido el trabajo conjunto con asociaciones, clínicas y comunidades.

Los datos recolectados por el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York evidenciaron como el gran lunar en la lucha contra el VIH las desigualdades que persisten en comunidades vulnerables, pues el 88% de las mujeres con nuevos contagios son negras o latinas y del total de hombres recién diagnosticados, el 80% fueron latinos y negros. También se reveló que de todos los hombres recién diagnosticados con VIH en 2021, el 60% tenían sexo con hombres y casi la mitad de los neoyorquinos recién diagnosticados vivían en vecindarios de pobreza alta o muy alta.

“Las diferencias en la distribución de nuevos diagnósticos de VIH entre grupos raciales y étnicos y otras categorías están influenciadas por el racismo y la discriminación estructurales a largo plazo”, advirtió el Departamento de Salud.

La presidenta del Concejo Municipal, Adrienne Adams, destacó el progreso de Nueva York en la batalla contra el VIH y dijo que en el marco del Día Mundial del SIDA, la Ciudad reafirma su compromiso en apoyar a los neoyorquinos que viven con el VIH/SIDA y luchar para erradicar las desigualdades.

“El Informe Anual de Vigilancia del VIH de 2021 muestra que la Ciudad ha logrado un progreso significativo en nuestros esfuerzos para poner fin a la epidemia del VIH/SIDA, pero hay más trabajo por hacer. En particular, debemos abordar las desigualdades que persisten entre los neoyorquinos recién diagnosticados con VIH”, comentó la jefa del órgano legislativo municipal.

Datos del VIH en la Ciudad de Nueva York

  • 1,594 nuevos contagios de VIH se dieron en el 2021
  • 14% fue el aumento de contagios de VIH reportados entre 2020 y 2021
  • 88% de los nuevos contagios entre mujeres son negras y latinas
  • 80% de las nuevas infecciones de VIH en hombres ocurrieron entre negros y latinos
  • 25% disminuyeron las infecciones incidentes por VIH entre 2017 y 2021
  • 25% disminuyeron infecciones de VIH entre hombres que tienen sexo con hombres
  • 29% disminuyeron contagios de VIH entre hombres heterosexuales
  • 79% de los neoyorquinos con VIH en 2021 tenían cargas virales indetectables
  • 23% disminuyeron los nuevos diagnósticos de VIH en NYC desde 2017
  • 73% disminuyeron los contagios nuevos desde 2001

Sobre el Proyecto Daphne Hazel

  • Para buscar ayuda puede ir al 349 East 149 Street, El Bronx NY. Pisos 2,3 y 4
  • El Proyecto de Daphne Hazel es una extensión del programa de reducción de daños y prevención del VIH característico de PPGNY, Project Street Beat, que fue fundado en 1988
  • El Proyecto Daphne Hazel cuenta con subvención de cinco años de $2,480,000 del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York y Public Health Solutions PlaySure Network